martes, 10 de noviembre de 2009

Ganadores de los premios Ignotus 2009

Como suele ser costumbre, en el transcurso de la cena oficial de la XXVII hispacón, celebrada en Huesca, se dieron a conocer los ganadores de los premios Ignotus y Domingo Santos. También se concedieron los premios NOCTE.
El palmarés de los premios confirma lo que ya hemos comentado en este blog: el motor del género fantástico en España, hoy por hoy, es el género de terror. De las cuatro novelas españolas que se han llevado premio este año (Rojo alma, negro sombra, de Ismael Martínez Biurrun, el Celsius 232; El hermano de las moscas, de Jon Bilbao, y El mapa del tiempo, de Félix J. Palma, el Xatafi-Cyberdark, y Día de perros, de David Jasso, el Ignotus), tan sólo una, la de Palma, no está adscrita al género de terror. Otro tanto se puede decir de las categorías de relato y antología, con Roberto Malo y Santiago Eximeno respectivamente. Junto con Marc R. Soto, que había ganado el Xatafi-Cyberdark de relato, forman un terceto terrorífico que completa el premio Domingo Santos concedido a Emilio Bueso (con Santiago Eximeno como finalista). El movimiento ya había tomado forma gracias a NOCTE y los premios que, de manera esporádica pero constante, iban ganando sus miembros, pero ahora ha explotado. El palmarés de estos premios Ignotus y Domingo Santos puede considerarse una casualidad o el inicio de una tendencia imparable, el tiempo lo dirá, pero no cabe ninguna duda de que 2008 fue el mejor año del terror español intrafándom.
¿Dónde queda la ciencia ficción, pues? El caso es que bastante bien parada, como demuestran los premios Ignotus a la mejor novela corta, mejor artículo y mejor libro de ensayo. En cuanto a las categorías extranjeras, llama la atención el que se repitan los ganadores del Xatafi-Cyberdark, con la novela de Michael Chabon y el relato de J. G. Ballard. En tiempos habría sido impensable que Ballard se llevara un premio Ignotus. No sé hasta qué punto ha influido el efecto Xatafi (que parece innegable a la hora de configuar las candidaturas a los Ignotus, aunque no tanto a la hora de decidir los ganadores) o el homenaje póstumo. En cuanto a la novela de Chabon, tal vez no había color.
Sea como fuere, acá va el listado de ganadores de los Ignotus.



Mejor novela: Día de perros, de David Jasso (Hegemón).
Mejor ilustración: Cuca Baquero, por la cubierta de Día de perros, de David Jasso (Hegemón).

 
La novela es una justa ganadora, viene a confirmar el predominio del género de terror durante 2008 y supone el reconocimiento de su autor, que ya había dado un aviso muy serio de hasta dónde podía llegar hace dos años, con La silla (Equipo Sirius). Sería interesante ver el desglose de las votaciones, para saber en qué posición han quedado las otras dos novelas sobresalientes del año: El mapa del tiempo, de un Félix J. Palma para quien el premio Ignotus parece más que gafado, y Rojo alma, negro sombra, de Ismael Martínez Biurrun, que queda como la única novela de 2008 que ha hecho doblete de premios: Celsius 232 y NOCTE. El "factor campo" (Jasso es aragonés, y la hispacón se celebraba en Huesca) podría haber influido, aunque no creo que lo haya hecho de una manera decisiva: este año, la lógica de los acontecimientos determinaba que el Ignotus se lo llevase una novela de terror.

Novela corta: "Cuarenta siglos os contemplan", de Sergio Mars, en El rayo verde en el ocaso (Grupo AJEC).
 
Para mí, una sorpresa, como el premio a David Jasso, aunque igualmente merecida. Mi favorito indiscutible era Marc R. Soto, cuyo "Mosquitos" se había llevado de calle el Xatafi-Cyberdark, y mi favorito "emocional" era "Albedo Cero", de Víctor Conde, por aquello de que era la única candidatura que tenía Artifex Cuarta Época. Sin embargo, el premio a Sergio Mars es un reconocimiento a la ciencia ficción pura y dura, de la que Sergio se está convirtiendo en un abanderado indiscutible, así como el espaldarazo que necesitaba el autor para saltar a la primera división de autores españoles de relatos fantásticos. Como dije en otra entrada, parece claro que este año los relatos españoles han sido cosa de tres autores cuyas recopilaciones han aparecido en Grupio AJEC: Eximeno, Soto y Mars (a quien habría que añadir Roberto Malo).

Relato español: "Lluvia sangrienta", de Roberto Malo, en La luz del diablo (Mira Editores).

Al igual que ha sucedido con David Jasso y Sergio Mars, Roberto Malo completa un triplete que nos permite hablar de relevo generacional en toda regla, además de un "factor NOCTE". el relato de Roberto también ha recibido el premio NOCTE, con lo que, a todos los efectos, se convierte en el relato español más destacable de 2008 ("Mosquitos", de Marc R. Soto, competía en novela corta). Una sorpresa agradable y la confirmación de Roberto Malo como uno de los autores a quienes hay que tener en cuenta de cara al futuro.

Antología: Bebés jugando con cuchillos, de Santiago Eximeno (Grupo AJEC)

Aunque las recopilaciones de Sergio Mars y Marc R. Soto podrían haber sido duras competidoras (una vez más, habrá que esperar a leer el desglose de las votaciones), parece que este año no había color: Santiago Eximeno es el estandarte de su generación, y en una noche NOCTE como la de los Ignotus de este año, no darle el premio al principal responsable de la eclosión del terror en la literatura fantástica intrafándom habría estado fuera de lugar.

Novela extranjera: El sindicato de policía yiddish, de Michael Chabon (Mondadori).

Si bien es irrelevante en las categorías "españolas", parece que el "efecto Xatafi" está plenamente consolidado en las categorías "extranjeras" de los Ignotus. La excelente ucronía de Michael Chabon confirma la tendencia de los Ignotus a volar hacia el llamado slipstream, que a su vez está empezando a desplazar a la ciencia ficción "de toda la vida" de los palmarés del Hugo. En este sentido, tenía verdadera curiosidad por ver cómo interpretaba el fándom el duelo entre los dos últimos premios Hugo, representantes ellos de esta dicotomía: por un lado, la apertura a la ciencia ficción "de fuera" que simboliza El sindicato de policía yiddish (y la ganadora del año pasado: La carretera) y, por otro, la novela de ciencia ficción dura más digna de la última década: Spin, de Robert Charles Wilson. Parece que no ha habido color, y que la literatura prospectiva se ha adueñado de los corazoncitos de los friquis.

Relato extranjero: "El índice", de J. G. Ballard, en Fiebre de guerra (Berenice).

Reconozco que este premio me ha dejado descolocadísimo. No porque se lo merezca, sino precisamente porque un relato tan extremo como éste, un ganador tan claro, se haya llevado el primer premio concedido por votación popular que gana J. G. Ballard. El mero hecho de que "El índice" haya ganado el Ignotus es noticia, y la lástima es que Ballard no haya vivido para verlo. Por otro lado, cabría preguntarse hasta qué punto ha influido el homenaje, si Ballard lo habría ganado si siguiera vivo, o si habría sido finalista con independencia del "efecto Xatafi". Sea como fuere, uno de los mejores relatos que se han publicado en colecciones especializadas en los últimos años, y un reconocimiento a una recopilación de relatos imprescindible que no termina de entenderse cómo pudo dejar escapar Minotauro.

Libro de ensayo: Del folletín al bolsilibro: 50 años de la novela popular española, de Fernando Eguidazu (Silente).

Dejando de lado el posible "efecto AznarCon", este premio se inscribe en una tradición muy propia de los Ignotus, y cuyo máximo exponente son los premios que ganó en su momento Agustín Jaureguízar: la exploración del pasado del género en España, la investigación de los bolsilibros y de la ciencia ficción "de a duro". Este Ignotus es, pues, un premio de lo más lógico y coherente con la tradición de estos galardones.

Mejor artículo: "Los dioses astronautas en la ciencia ficción", de Mario Moreno Cortina, en BEM on Line.
Mejor página web: BEM on Line.
Otro doblete lógico, tanto desde el punto de vista de la lógica de los Ignotus (la mejor página web o la mejor revista nunca suelen ir solas, y suelen proporcionar el ganador en mejor relato o mejor artículo) como desde el análisis interesado en torno al posible "efecto AznarCon" como desde la trayectoria histórica de una página web que llevaba demasiados años siendo finalista del Ignotus y que aún no lo había ganado. La tradición de conceder Ignotus como reconocimiento al largo recorrido ya se cumplió el año pasado con NGC 3660 y permite a este humilde bloguero hacerse ilusiones de que en el futuro lo puedan ganar Stardust CF y Literatura Fantástica, otras dos páginas web que se lo merecen desde hace tiempo.
En cuanto al artículo de Mario, decir que reunía todos los requisitos que suelen pedirse a los ganadores de los Ignotus: un asunto atractivo, más bien general que específico, con un tratamiento exhaustivo del asunto y un tono didáctico. Premio merecido, en todo caso, aunque, a título personal, echo en falta que se reconozca de una santa vez la serie de artículos en los que Julián Díez está revisando la definición de la ciencia ficción, desarrollando el concepto de literatura prospectiva y lanzando sugerencias de futuro acerca de nuestro género favorito. Tal vez, si se editaran en un libro de ensayo...

Revista: Hélice, de la Asociación Cultural Xatafi.
Uno de los premios que más me han alegrado. Aunque no se haya visto recompensado por un premio al mejor artículo, el trabajo de Xatafi con Hélice ha recibido el reconocimiento que merece. De todos modos, el conjunto de contenidos que han aparecido en esta publicación empieza a ser asombroso, y su importancia como material de referencia, incuestionable.

Obra poética: Las increíbles y suburbanas aventuras de la Brigada Poética, de Alberto García-Teresa (Umbrales).

El Ignotus que más ilusión me ha hecho, con diferencia. Ya le tocaba a Alberto, que con este poemario y el otro que competía, Hay que comerse el mundo a dentelladas, va camino de ser una de las voces más destacadas de la poesía española. Su poesía social y comprometida queda potenciada por un tono casi narrativo que hace que leamos esta obra como una colección de cuentos, o aforismos, o incluso como una novela. Como una historia, en resumen. Y todo ello, sin dejar de ser poesía, sin dejar de sacudirnos el alma. Un librito muy importante, en resumen.

Mejor tebeo: La legión del espacio, de Alfredo Álamo y Fedde Carroza.
La tira más popular del Planeta Fándom se lleva su cuarto o quinto Ignotus consecutivo (ya he perdido la cuenta) y reabre por cuarta o quinta vez (también he perdido la cuenta) el debate acerca de la necesidad de reformular esta categoría.

Mejor producción audiovisual: Los cronocrímenes, de Nacho Vigalondo.

Sin sorpresas en esta categoría, y una nueva confirmación de que el cine fantástico español vive un muy buen momento.

Además de los Ignotus, también se concedieron los premios Domingo Santos y NOCTE.
El Domingo Santos recayó en "El hombre revenido", de Emilio Bueso. Los premios NOCTE, en Rojo alma, negro sombra, de Ismael Martínez Biurrun (novela española), Déjame entrar, de Jon Ajvide Lindqvist (novela extranjera), "Lluvia sangrienta", de Roberto Malo (relato español), "El mejor cuento de terror", de Joe Hill (relato extranjero) y Francisco Torres Oliver (premio honorífico). 

Como se puede ver, terror por todas partes. Es el signo de los tiempos.

Etiquetas: , , , , , ,

14 Comments:

Blogger Fernando Ángel said...

Doy la enhorabuena a todos los premiados y, como parte del equipo de Hélice, agradezco el Ignotus.
Sí querría, Juanma, mostrar mi acuerdo con la necesidad de reconocer los artículos de Julián Díez sobre la ciencia ficción. Se puede no estar de acuerdo (a menudo yo no lo estoy, pueden parecer densos... Pero su relevancia, así como la polémica que crean, no es comparable a la de ninguno de los nominados en las dos últimas ediciones. Por supuesto, dejo de lado que sean útiles o no de un modo teórico. Considero que sí. En mi opinión, dentro de años no se recordarán seguramente los últimos artículos ganadores ni los finalistas, pero se seguirá polemizando sobre el término "Prospectiva" por la argumentacióin que lleva detrás y por la plasmación (que muy pocos más están haciendo) de los nuevos vientos que soplan para el género. No quiero desvirtuar el ganador de esta edición: correcto, bien planteado, documentado... Pero un artículo más sobre un tema concreto sin apenas relevancia ni grandes hallazgos. En realidad, sin ningún hallazgo: solo una agrupación de datos ya sabidos. Muy bien hecho, pero sin color respecto a lo que puede dar de sí el ensayo sobre el género en españa.

10 de noviembre de 2009, 12:12  
Blogger Juanma said...

Profundizando el comentario de Fer, Julián lleva tres o cuatro artículos ahondando en un fenómeno (el distanciamiento creciente entre lo que llamábamos ciencia ficción y lo que ahora se entiende por ciencia ficción, o entre la CF que nos gustaba y la que nos gusta ahora, o entre el género con el que crecimos y el género con el que estamos madurando: llamadlo como queráis) que, en efecto, puede o no ser "útil", pero que está abriendo temas de debate y, creo que tan importante o más que ello, está creando una terminología mucho más ajustada para definir el problema, sus causas y sus posibles soluciones. La ciencia ficción ha conocido numerosos nombres a lo largo de la historia ('ciencia ficción', como tal, sólo tiene ochenta años) y no creo que haya nada de herético en dar nuevos nombres a conceptos que necesitan una reformulación. Al distinguir entre 'ciencia ficción' y 'prospectiva', Julián está dando la herramienta para analizar ese divorcio creciente entre los distintos tipos de entender la literatura de género, y creo que ése es un hallazgo muy importante.

Como dices, podremos estar de acuerdo o no con lo que dice en sus artículos, pero Julián está ensanchando con ellos el campo del análisis, y eso tiene que reconocerse tarde o temprano.

10 de noviembre de 2009, 12:23  
Blogger manu said...

El "factor campo" (Jasso es aragonés, y la hispacón se celebraba en Huesca) podría haber influido, aunque no creo que lo haya hecho de una manera decisiva: este año, la lógica de los acontecimientos determinaba que el Ignotus se lo llevase una novela de terror.
¿Lógica de los acontecimientos? Flipo. Hombre, si los que votan son los asistentes, la mayoría locales, qué casualidad, ¿no?

Estoy a punto de acabar la novela de Félix y me parece cojonuda. ¿La ganadora de verdad que es mejor que la suya?

10 de noviembre de 2009, 13:29  
Anonymous Sergio said...

Muchas gracias por la valoración, Juanma. La ciencia ficción española no está muerta... aunque sí se está tomando un breve respiro. El año que viene seguiré insistiendo con cifi hard de verdad, nada de slipstreams (aunque no descarto que cuajen por fin otros proyectos).

En el futuro inmediato, parece que el terror seguirá dominando. Este año se ha creado una línea (en Dolmen), una editorial (Saco de Huesos), una revista (Calabazas en el trastero) y unos premios (NOCTE) dedicados al terror, frente a una línea (Excalibur, de AJEC) dedicada a la fantasía y un certamen (Astro) dedicado a la ciencia ficción.

10 de noviembre de 2009, 17:32  
Blogger Alfonso Merelo said...

Estupendo análisis y totalmente acertado.
El factor "campo" siempre influye y mucho. En una hispacon decidiamente dirigida hacia el terror es normal que esto haya ocurrido. Me parece, además, estupendo que el género se revalorice en lo que vale, y vale mucho.

10 de noviembre de 2009, 20:02  
Anonymous Daniel said...

El factor campo yo lo vería lógico en una votación, como las de otros años, con solo una treintena de votantes. Este año fueron unos 85, muchos de ellos recibidos por el administrador ANTES del HispaCon, lo que atomiza mucho más el voto.
No sé, querer hacer de menos al premiado por ser aragonés (dato que la mayoría de los asistentes y votantes estoy convencido desconocían) es querer hacer de menos al premio y al premiado. Es curioso que nunca se hubiera planteado esto en ocasiones anteriores... será que escuece que no ganen los de siempre o que duele el cambio de tendencia y haya que llorar un poquito y tal, ¿no?
En fin, creo que, pudiendo haber ganado perfectamente Félix J. Palma, pues su novela es impresionante, Jasso es justo merecedor del premio, con otro estilo y género, eso sí.
Saludos.

10 de noviembre de 2009, 20:28  
Blogger Alfonso Merelo said...

No recuerdo cuantos votantes hubo el año pasado pero no creo que fueran treinta. Y siempre se reciben votos antes del congreso de los socios que no asisten, como ha sido mi caso. Pero no se está diciendo que David no se merezca ganar, al menos yo no lo estoy diciendo ni esa es mi pretensión en ningún momento -y apuesto lo que sea a que Juanma tampoco lo dice-, y menos por ser aragonés, pero el factor campo influye y ha influido siempre (y entiendo factor campo no como localizacion geográfica sino como afinidad de un gurpo o grupos con alguno o algunos de los finalistas). Y si que se ha dicho mas de una vez este extremo. Se dijo el año pasado, el anterior y que yo recuerde siempre se ha comentado. Y además es lógico. Estos premios son populares y las votaciones se ven dirigidas hacia los finalistas que nos gustan mas, se han publicitado mas o han sido recomendados por otros (entre ellos el propio Juanma o yo mismo) Eso es así y no creo que sea malo, es el reflejo de la situación.
Esta Hispacon ha estado enfocada hacia el terror, que ya tocaba por cierto, y por tanto ha habido un protagonismo fundamental de este género y de NOCTE, que se ha convertido en el referente de la convención. Eso es así y no tiene por qué levantar ampollas que se comente.

10 de noviembre de 2009, 21:37  
Anonymous Daniel said...

No Alfonso, no lo decía por ti, si no por:

"manu said...
¿Lógica de los acontecimientos? Flipo. Hombre, si los que votan son los asistentes, la mayoría locales, qué casualidad, ¿no?"

Pues eso.

10 de noviembre de 2009, 21:46  
Blogger Juanma said...

Daniel, perdona si en algún momento te ha parecido leer algo en el sentido que comentas, pero ten por seguro que no era mi intención. Mi razonamiento es básicamente el que acaba de contar Alfonso.

En cuanto a qué novela reunía más méritos, va por gustos, evidentemente. Las de Félix y Biurrun me parecen magníficas, y la de Jasso, pese a no parecerme tan lograda, creo que es una digna ganadora del Ignotus. Con esto respondo también a Manu.

Lamento que mi redacción haya dado lugar a malas interpretaciones. Cuando me refiero a "lógica de los acontecimientos" hablo de un fenómeno que creo que es el que ha caracterizado el año 2008 (el que se refleja en los Ignotus que se concedieron el pasado fin de semana) y lo que llevamos de 2009: el terror es el que está tirando del carro de la literatura fantástica española. Y eso, entiendo, tiene que traducirse en premios Ignotus, Celsius, Xatafi y lo que se tercie, porque ha sido la tendencia dominante del año, y, más que tendencia, se trata de un movimiento. Creo que cuando dentro de unos años se hable de la historia del género fantástico español, habrá consenso al respecto.

10 de noviembre de 2009, 22:16  
Blogger manu said...

Yo no digo que no sea justo ganador porque ha sido el que más votos ha obtenido. Ni siquiera dudo de la calidad de su novela. Dicho lo cual, mantengo letra por letra lo dicho sobre el "factor campo".

Y no Juanma, tu redacción no ha dado lugar a ninguna mala interpretación, al menos por mi parte, porque los amiguismos y los factores campo han estado presentes siempre, en mayor o menor medida, en los ignotus, al menos en los que yo conocí.

11 de noviembre de 2009, 9:28  
Anonymous Pily B. said...

Enhorabuena a todos los premiados. ;-)

Y, excelente post, Juanma, como siempre. :-***********

11 de noviembre de 2009, 16:03  
Blogger Rodolfo Martínez said...

Respecto al artículo... ¿no estamos quizá mezclando churras con merinas?

Sin entrar a valorar los méritos individuales, ya sea del artículo de Mario, ya sea de las reflexiones y propuestas de Julián, estamos hablando de dos cosas totalmente distintas.

En un caso hablamos de un texto fundamentalmente divulgativo y en el otro de un serie de textos especulativos, podríamos decir.

Son (aunque ambos se nos vendan como parte del mismo género, el "artículo") dos tipos de textos muy distintos que, quizá, ni siquiera deberían competir en la misma categoría.

Y, por tanto, compararlos, calificar uno o el otro de mejor o peor, me parece ocioso y profundamente equivocado. Las pretensiones de ambos tipos de textos son totalmente distintas y sus intenciones no pueden ser más dispares. Eso no tiene nada que ver con la calidad de cada uno.

Luego, ya es cosa de los votantes, de sus gustos personales, que unos prefieran un texto puramente divulgativo (que les puede aportar nuevos conocimientos sobre un tema del que nada conocían, o algo tan simple como encontrarse ordenados de un modo sistemático conocimientos dispersos que ya tenían sobre ese tema) o un texto especulativo que invite a la reflexión y la discusión.

Entramos así en el resbaladizo terreno de los gustos, me temo. De las preferencias personales de cada lector.

A menudo (es una tendencia que ya he visto) actuamos como si los votantes de los Ignotus fueran un cuerpo de especialistas que debe analizar el material a votar con parámetros de especialista cuando no se trata más que de un grupo de aficionados que vota en función de sus gustos y simpatías personales.

Pretender, por tanto que los Ignotus se voten con orientación de especialista... bueno, no, lo siento. Los Ignotus no son esos premios, nunca han sido esos premios y jamás han pretendido ser esos premios.

18 de noviembre de 2009, 9:07  
Blogger Juanma said...

Es muy probable que tengas razón, Rudy, y que en realidad esté abordando el asunto de la manera equivocada. Evidentemente, lo que mandan son los gustos de los votantes y la aritmética pura y dura. Sin embargo, no deja de llamarme la atención el que, sin desmerecer en absoluto ni entrar en juicios de valor (los artículos de Julián y Mario son modélicos en lo suyo), la tendendia histórica es a favorecer cierto tipo de artículos en perjuicio de otros. Que he mezclado conceptos y esto no tiene nada que ver con la calidad sino con mis gustos, pues lo más probable es que sí, y tienes razón. Que tal vez se trate de dos tipos de textos diferentes que tal vez deban valorarse o incluso votarse como categorías diferentes..., pues oye, nunca se me había ocurrido plantearlo en esos términos, pero supongo que es el verdadero meollo del asunto.

18 de noviembre de 2009, 9:19  
Blogger Rodolfo Martínez said...

Es cierto (y hablo de memoria, pero me parece que en este caso no me engaña) tradicionalmente se ha premiado la divulgación frente a la especulación/reflexión. Por lo que recuerdo de los Ignotus al mejor artículo suelen salir mejor parados los textos simplemente divulgativos (ya sea un recorrido histórico de esto o una sistematización de aquello o un compendio de aquello otro) que los que realizan una reflexión, un análisis literario o especulan sobre una situación preexistente y propones vías futuras.

En eso te doy la razón. Hay una cierta tendencia, no sé si llamarla "conservadora", a preferir ese tipo de artículos.

En mis gustos personales no suele haber conflicto porque disfruto tanto de un repaso sistemático de un tema que no conozco a fondo (o incluso de uno que sí) como de una reflexión analítica de este o aquel aspecto del género. Y, creo, ambos tipos de artículos son necesarios y útiles, cada uno en su contexto.

No se me ocurriría proponer desdoblar la categoría de "mejor artículo" en dos. Ya me parece de hecho que los Ignotus tienen demasiadas categorías y se está demostrando que algunas empiezan a carecer de sentido, vistos ciertos resultados en los últimos años, como para proponer categorías nuevas.

Y creo que el problema de fondo sigue siendo, me parece, esperar del cuerpo de votantes un comportamiento de "especialista" en un lugar de uno de "aficionado". O sea, una cuestión de espectativas erróneas, tal vez.

De hecho, ya existen premios de "especialistas" (el Xatafi/Cyberdark, sin ir más lejos) y, de hecho, una de las cosas buenas de esto debería ser que, precisamente, pudieran convivir cuantos más tipos de premios mejor, para que de la comparación de lo ocurrido en todos ellos a lo largo de lo años pudiera salir un panorama histórico lo más acertado posible.

20 de noviembre de 2009, 12:59  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home