lunes, 29 de septiembre de 2008

¿Se muere la fiesta?

Antes que nada, la lista de ganadores del Ignotus.

NOVELA: Alejandro Magno y las Águilas de Roma, de Javier Negrete (Minotauro)

NOVELA CORTA:• Mundo al revés, de Ángel Padilla (Ediciones Parnaso)

CUENTO:• La apertura Slagar, de Santiago Eximeno y Alfredo Álamo (NGC 3660)
ANTOLOGÍA:• Premio UPC 2006, de VV. AA. (Ediciones B)

LIBRO DE ENSAYO: • Fantástica Televisión, de Alfonso Merelo (Grupo AJEC)

ARTÍCULO:• Hermeneútica relativista, de Gabriella Campbell (Hélice)

ILUSTRACIÓN:• Cristales de fuego, de Felideus (Ediciones Parnaso)

PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL:• REC, de Jaume Balagueró y Paco Plaza (cine)

TEBEO:• La Legión del Espacio, de Alfredo Álamo y Fedde Carroza (Grupo AJEC)

POESÍA:• El árbol del dolor, de Gabriella Campbell y Víctor Miguel Gallardo Barragán (Ediciones Efímeras)

REVISTA:• Hélice (Asociación Cultural Xatafi)

NOVELA EXTRANJERA:• La carretera, de Cormac McCarthy (Mondadori)

CUENTO EXTRANJERO:• El monstruo de las galletas, de Vernor Vinge (Grupo AJEC)

WEB:• NGC 3660 (Pilar Barba)


Y, por supuesto, aprovecho para felicitar a todos los ganadores y finalistas.
Es una verdadera lástima que no se haya concedido premio Gabriel (la otra distinción que concede la AEFCFT, un premio honorífico), máxime cuando había en la hispacón de Almería dos personas que se lo merecían de sobra: José María Merino y Pilar Pedraza.
No he acertado muchos resultados de los Ignotus en la quiniela que realicé en su día, lo que en mi caso supone invitar a Gorin a cuatro cervezas, pero qué le vamos a hacer: Hélice (¡por partida doble!) y La carretera han ganado, y para mí ya es suficiente. Los tres premios me parecen muy buen síntoma.
Esa es la parte buena de la hispacón, a la que no he podido asistir. La parte mala es la noticia de que el año que viene tal vez no haya hispacón (aún no se ha presentado ninguna candidatura), no han aparecido propuestas para gestionar la junta de la AEFCFT y, tal vez, de aquí a un año haya que liquidar la asociación. Una mala noticia para todos los aficionados.
La situación no es nueva, ni se puede decir que sea una sorpresa. El modelo asociativo actual no chuta, la triste realidad es que prácticamente todos los aficionados que podrían arrimar el hombro ya lo han hecho en algún momento (organizando hispacones o participando en juntas de la AEFCFT), no es que estén muy dispuestos a repetir y no se vislumbra un recambio generacional de nuevos aficionados a quienes les interese o motive continuar con el modelo que propone al AEFCFT. Parece que la dicotomía entre renovarse y morir va a dar paso a la muerte, a no ser que se adopte un modelo que ya se ha comentado en los pasillos de la hispacón de Almería y en listas de correo: mantener una AEFCFT de mínimos para mantener el instrumento legal necesario para que sigan vivas las dos marcas de las que es propietaria: premios Ignotus e hispacón. A ello habría que añadirle otras funciones de gran importancia: mantener vivo el archivo de publicaciones y servir de cauce de comunicación entre aficionados de todo el ámbito de las lenguas oficiales españolas. Según el modelo que se ha propuesto en Almería, se trataría de eliminar toda la burocracia, de modo que la AEFCFT se mantuviera poco menos que en un estado latente -pero viva- y, de este modo, cuando la situación vuelva a ser favorable, reactivarla sin demasiados problemas. Por decirlo en plan friki, se trataría de evitar que la AEFCFT acabe como un agujero negro o una supernova y se convierta en la Rama de Arthur C. Clarke.
Por mi parte, genial, porque se asegura la supervivencia nominal de la AEFCFT y se evitan los problemas legales derivados de una hipotética disolución: ¿qué hacemos con el archivo de la Asociación?, ¿y con los Ignotus?, o ¿qué pasa si alguien quiere organizar una hispacón pero no puede utilizar el nombre hispacón porque ha desparecido su propietaria legal?
Ahora, en plan abogado del diablo, debería venir la reflexión. ¿Por qué ha fallado el modelo que propone la AEFCFT? ¿Debe articularse una asociación estatal -y con vocación de panestatal- de género fantástico en torno al grupo de aficionados más minoritario del colectivo del género fantástico, el de los dos o tres centenares de miembros del fándom endogámico que se mueve alrededor de las publicaciones y colecciones especializadas? ¿Es demasiado tarde para abrirse a sectores más amplios de aficionados y profesionales que en un momento dado podrían haber garantizado la supervivencia del invento, esa mágica cifra de quinientos socios que siempre se ha considerado el objetivo a conseguir: foros de Internet, editores y libreros profesionales, aficionados y profesionales del cómic, aficionados y profesionales del cine fantástico, autores de literatura fantástica ajenos al fándom, grupos de trabajo de bibliotecas públicas, aficionados de géneros afines, y lectores y profesionales de la literatura juvenil? No lo sé, y probablemente ya sea tarde para tratar de averiguarlo. O tal vez no.


Etiquetas: , , ,

8 Comments:

Blogger Álex Vidal said...

A mí hay unas preguntas que me reconcome desde hace un tiempo. Los objetivos son difundir el género en el país (o países, o comunidades lingüísticas, o donde sea) pero con estas herramientas, ¿se conseguirá algún día? Y ¿es necesario? ¿No deberían ser las obras las que hablasen por sí mismas?

No es que sea partidario del darwinismo literario, pero adonde ha llegado "La carretera" no ha llegado ni siquiera "Muero por dentro", no digamos "Lágrimas de luz" por poner un caso que me toca bien de cerca ;) Es en preguntas así donde me planteo la utilidad de la Asociación.

Otra cosa bien diferente es el tejido asociativo (o sea, la gente con la que me lo paso de fábula comiendo y bebiendo y yendo de farra. Ah, y hablando de libros). Pero viene a ser como las masas: la gravedad las atrae por sí solas :)

29 de septiembre de 2008, 11:18  
Blogger Arturo said...

El caso de "La carretera" no me parece extrapolable por varias razones.
McCarthy es un autor de reconocido prestigio y una base muy amplia de admirardore. Ha escrito una obra que -independientemente de los elementos de genero- tiene una gran continuidad con el resto de su obra que suele tratar -hasta el punto que la conozco- de hombres desesperados en la frontera.
Por otra parte mantiene una intensidad estilista y tematica que no tienen ni "Muero por dentro" ni "Lagrimas de luz".
Es decir que ha llegado donde ha llegado, entre otras cosas porque esta extraordinariamente bien escrita.
La cuestión es que una obra adulta y bien escrita como "Muero por dentro" no ha alcanzado ese publico. Abreviando creo que es por problemas de presentacion de la edicion española.
Ahora bien, no digo con eso que la labro asociativa sea irrelevante. Lo cierto es que hay muchos libros en las estanterias de novedades y bastantes de ellos no encuentran su lector potencial. Hay bastantes escritores dignos que son o desconocidos o tratados injustamente. Me remito por ejemplo a los maravillosos cuentos de Angela Carter. Ignorados por la critica y por el fandom.
Lo que tendría que plantearse no son tanto los modos como los objetivos.

29 de septiembre de 2008, 12:11  
Blogger Álex Vidal said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

29 de septiembre de 2008, 12:42  
Blogger Álex Vidal said...

Es decir que ha llegado donde ha llegado, entre otras cosas porque esta extraordinariamente bien escrita.

Claro, por eso lo decía, que no ha sido ni por casualidad ni por ciencia infusa; que se tiene que explicar todo, cohone... :P

29 de septiembre de 2008, 12:43  
Anonymous Anónimo said...

¿Y las miles de novelas que venden mucho más que Muero por dentro y Lagtimas de luz y están muchísimo peor escritas? ¿O es que la pasta que se gastan las editoriales en promoción no tiene nada que ver?

30 de septiembre de 2008, 17:08  
Blogger Álex Vidal said...

Hola, Anónimo :)

No hay una relación causa-efecto tan inmediata entre inversión en publicidad y ventas de un libro. Por ejemplo, El bodrio Da Vinci se aupó a la primera posición por el boca a oreja, antes de que se iniciase la campaña mediática que lo mantuvo ahí durante años. Otro ejemplo, Juego de tronos también nos sorprendió simplemente a través del mecanismo boca-oreja.

Al contrario, grandes pufos donde se ha perdido la inversión también debe de haber habido. Seguro que Juanma se conocerá alguno ;)

Y le reconozco al bodrio Da Vinci una cosa: es un producto que el autor supo combinar para buscar un target muy amplio. Otra cosa es que esté escrito con el culo, que lo está.

La cuestión es: ¿qué necesita una obra de género para destacar en ventas y/o en aceptación sobre todo popular? (Porque libros malditos y alabados también los hay a cascoporro.) ¿Será calidad, será contenido, serán temas de interés, será dejarse el lastre del hard, de las autorreferencias, de...?

1 de octubre de 2008, 19:16  
Anonymous Juanmi said...

La vida es como una caja de bombooones.

3 de octubre de 2008, 18:21  
Blogger Álex Vidal said...

Pues a ver si no salen esmirriaos... ;)

4 de octubre de 2008, 21:26  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home