viernes, 16 de marzo de 2007

Feliz día del tentáculo

Me entero por el blog de Escolar de los fastos conmemorativos que La Petite Claudine tiene previstos con motivo del septuagésimo aniversario de la muerte de Howard Philips Lovecraft. Aquí explican el espíritu de la celebración:
Por favor, disfruten de los enlaces y contribuyan como les parezca más conveniente a la celebración: con dibujos, reflexiones, fotos, anécdotas, enlaces, citas o -y esta sería mi opción favotita- contando algo de su relato favorito. Mi mail es marta arroba la petite claudine punto com. Estaremos de fiesta lo que queda de semana.
La iniciativa me parece digna de celebración, y me diréis que estoy convirtiendo este blog en un cúmulo de necrológicas o celebraciones del aniversario de la muerte de los autores que me molan.
Al igual que Philip K. Dick, Lovecraft es uno de esos autores cuya personalidad ha contribuido a agrandar su figura literaria. Sin sus rarezas, sin ese carácter arisco y extremista, me da que el culto a Lovecraft hubiera sido menor de lo que ha sido, del mismo modo que si Dick hubiera sido un señor normal, su aura glamourosa no sería la que es.

Muchas veces, el estilo de Lovecraft ha resultado contraproducente: sus ansias de aterrorizar han devenido en ridículas, merced al exceso de adjetivación, a esa profusión de "abominables", "blasfemos" y "ominosos". Lovecraft es un autor muy parodiable, pero también se presta a homenajes tiernos y sentidos: posee todo el sentido de la maravilla de la época en que vivió y escribió.
La figura de Lovecraft no hace sino agrandarse con el tiempo.

(Uuups, esta foto no era. Pero el parecido es... ¿casual?)

(Aaahora sí. Este es el genuino e inimitable H. P.)

Ahora que se pueden encontrar con facilidad las obras completas del maestro, ya sea en la edición de Edaf, ya sea en la magnífica edición de Valdemar, el guante lanzado por La Petite Claudine tiene sentido. Podría ponerme vacilón y decir que mi obra favorita de Lovecraft es un libro de viajes, Descripción de la ciudad de Québec, de la que hablaré dentro de unos meses en La Quinta Columna de Bibliópolis; pero no dejaría de ser una boutade: la fama de Lovecraft como autor de ficción breve está totalmente justificada, y es autor de algunos de los cuentos más perdurables, no sólo del género fantástico sino de la historia de la literatura del siglo XX. Podría citar entre mis favoritos los que se suelen comentar en estos casos: "El color que cayó del cielo", "En las montañas de la locura" (¡ooooh, qué manera más espectacular y genial de enmendarle la plana a Edgar Allan Poe!) o "El horror de Dunwich"; pero voy a ser un poco original y recomendaré todos y cada uno de los relatos que componen el ciclo narrativo de Randolph Carter. Estas aventuras oníricas nos muestran a un Lovecraft diferente del estereotipo en el que solemos incurrir al analizarlo. El estilo es más brillante, puramente fantástico, muy deudor de Lord Dunsany, rico en imágenes y sugerencias... Cierto, como todo Lovecraft, pero en un registro diferente. En su momento me sorprendió, porque aquel no era el Lovecraft que yo conocía, de hecho me pareció "muy poco Lovecraft", pero el tiempo, y la lectura del obligatorio El horror en la literatura, me hicieron ver lo equivocado que estaba: si hay un grupo de relatos en los que se puede captar la poética insobornable de Lovecraft, sin duda es este. Tomados como un todo, además, como una obra cerrada.
Así pues, y a falta de que Valdemar finalice la edición de la narrativa completa de Lovecraft, o a falta de que alguien se anime a sacar en castellano la edición de S. T. Joshi (esta sí, el punto de referencia incontestable en cuanto al corpus lovecraftiano... muy grande), mi recomendación es el pequeño y entrañable librito titulado Viajes al otro mundo. Si no habéis leído a Lovecraft será un magnífico inicio; y si ya lo habéis leído, será un reencuentro entrañable.
Y ahora, todos juntos: Ïa, ïa!!

18 Comments:

Blogger Maladriel said...

la foto de Maricthalhar casi me mata de risa, Juanma :)

16 de marzo de 2007, 19:16  
Blogger Juanma said...

Necesitaba compartirla. :-D

Besoooos. :-*****

16 de marzo de 2007, 19:21  
Anonymous manu o.e.g.c. said...

Diosss (o cualquier otra deida lovecraftiana). Es espeluznante el parecido. Marichalar será invitado de honor en los fastos, digo yo.

¿Y el Urdangarín a quién se parecerá? ¿Y Ansar y Acebes? Dejémoslo, comienzan a entrarme escalofríos, un aire helado se cuela no sé de dónde. Espera, oigo ruidos silibantes, una sombra se aproxima... Nooooooo...

16 de marzo de 2007, 19:41  
Blogger Víctor M. Ánchel said...

Aparte de celebrar lo de tito Lovecraft –mi escritor de cabecera de los quince a los diecisiete años–, felicitaciones por descubrir su reencarnación actual. Aunque te recomiendo que pongas mucha miga de pan en las esquinas de tu habitación para evitar que los perros de tíndalos aparezcan prontamente para llevarte con ellos por tu atrevimiento.

Ah, y mejor no desveles La Verdad tras la duquesa de Alba...

17 de marzo de 2007, 9:28  
Blogger Álex Vidal said...

Ïa, ïa! :D

18 de marzo de 2007, 22:43  
Blogger Alfonso Merelo said...

¿De donde rayos has sacado el parecido?
Joer, que he escrito hace nada una cosa sobre Lovecrafft y no se me pasó ni por la imaginación compararlo.
Como puedes ver he psado de visita a tu nuevo lugar de reposo :)
Que sea una ubicación adecuada.

19 de marzo de 2007, 18:12  
Anonymous Kotinussa said...

Ya he cambiado el enlace. Gracias por avisar.

19 de marzo de 2007, 18:41  
Blogger Juanma said...

Manu: Dudo que en todo el panteón lovecraftiano haya algo comparable con el abulense loco, Az-Ebes, el autor de De Misteriis Conspiratione.

Ïa, ïa!!!

19 de marzo de 2007, 18:56  
Blogger Juanma said...

Víctor: Precisamente, tengo mi habitación forrada de libros y demás materia entrópica para evitar esos ángulos rectos a los que tan dados son los sabuesos de Tíndalos.

Pero, ¡no!, el otro día se me ocurrió ordenar la habitación. Las líneas rectas vuelven a enseñorearse de mi dormitorio. Oigo unos ladridos ominosos que no pueden ser de este mun

19 de marzo de 2007, 18:59  
Blogger Juanma said...

Álex: Sub-Niggurath. :-P

19 de marzo de 2007, 18:59  
Blogger Juanma said...

Alfonso: Pues de pura chorra. Estaba buscando fotos de David Lovering, el batería de los Pixies, que siempre me había recordado a Lovecraft. (Y, como él, es de Nueva Inglaterra.) Pero las que vi no me convencían, en realidad no se parece tanto como recordaba.

Y entonces vi la foto de Lovecraft en La Petite Claudine y me dije: "¡Otia! ¡Pero si es el Marichalar!". Y tuve suerte de que la segunda o tercera foto que encontré se parecía a la de Lovecraft.

Suena descabellado y blasfemo, lo sé. :-P

Gracias por cambiar el enlace.

Abrazos.

19 de marzo de 2007, 19:02  
Blogger Juanma said...

Kotinussa: Muchas gracias por cambiar el enlace. He aprovechado para hacer lo propio con el tuyo, que aún no te había enlazado al blog de Wordpress. La verdad es que dan ganas de pasar de Blogger e irse a Wordpress, sí.

Besos. :-***

19 de marzo de 2007, 19:03  
Anonymous manu o.e.g.c. said...

Andevé, Juanma, que antes de recibir tu imeil tuve que "encontrarte" a través del blog de Cristina.

19 de marzo de 2007, 20:28  
Blogger Pily B. said...

Juis, juis, qué susto me has dado con cierta foto... XDDDDDDDD

Ea, pues ná, que ya estamos por aquí. ;-)

BESOOOOOS!!

19 de marzo de 2007, 20:44  
Blogger Juanma said...

Andevé, Juanma, que antes de recibir tu imeil tuve que "encontrarte" a través del blog de Cristina.


Ejque es mi representante.

XDDDDDDDD

:-P

20 de marzo de 2007, 9:13  
Blogger Juanma said...

Pily: Sí es una foto de mucho asustar, peor que los cuentos de Lovecraft. :-P

:-*****

20 de marzo de 2007, 9:14  
Blogger Cristina López said...

Andevé, Juanma, que antes de recibir tu imeil tuve que "encontrarte" a través del blog de Cristina.

A su servicio las 24 h del día ;)

20 de marzo de 2007, 10:42  
Anonymous jc said...

http://hallo-excentrico.com/digivom/dvr009.html

check that!!! :-P

26 de marzo de 2007, 16:15  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home