viernes, 9 de enero de 2009

El auténtico Gran Hermano...

... no es el Estado, ni siquiera Hacienda, ni mucho menos la CIA o el Mossad. Es una entidad privada que gestiona cierto tipo de derechos sujetos a propiedad intelectual, cuyo nombre puede que os suene (atención al juego de palabras; sí, es una pista). Si desarrollo el asunto o alguien dice cosas feas aunque ciertas en el área de comentarios, ¿corro el riesgo de que alguien de esa entidad se encabrone, me monten el pollo, me dejen frito y me chapen el blog? Nusé, pero visto lo visto, mejor no menearlo. Y nunca mejor dicho lo de "menearlo", ya que, al parecer, el que en Menéame aparezcan comentarios personales y no injuriosos de un socio de una productora discográfica puede ser motivo suficiente para que la entidad arriba mencionada le deniegue el permiso (ponerle el sello, lo llaman ellos) para que un socio de esa entidad pueda dar un concierto, que al fin y al cabo es su manera de ganarse la vida y, de paso, de engrosar las arcas de esa entidad gestora.
¿No entendéis nada? Yo tampoco estoy muy seguro de entenderlo, pero en principio es muy sencillo. Se resume en lo que he dicho, ni más ni menos: una entidad privada puede decidir quién da conciertos y quién no los da, bajo el pretexto de que alguien los ha puesto a parir en su blog. Sin sentencia judicial de por medio, ni medidas cautelares, ni denuncia, ni nada. Así, por las buenas. A lo portero de discoteca.
Muy, muy chungo.
Como el blog en cuestión está caído, supongo que debido a la avalancha de entradas, enlazo con la caché del mismo.
Absolutamente surrealista. Si alguien entiende algo, que me lo explique.
Estoy por creer a un amigo mío que afirma que los disturbios de Grecia del mes pasado se van a quedar en nada cuando el Gobierno decida chapar todas las páginas de P2P. Es que se le quitan a uno las ganas hasta de silbar por la calle, no le vaya a aparecer un acólito del Gran Hermano a exigirle el pago del impuesto revolucionario.
Ah, sí: el afectado es Josele Santiago. Como, que yo sepa, colgar un vídeo de Youtube todavía no es un delito ni devenga derechos de autor, cuelgo un par de ellos, pertenecientes a su último disco, Loco encontrao. Si vivís en Palma de Mallorca y os vais a quedar sin concierto, por lo menos que podáis escuchar alguna de sus canciones mientras leéis el texto meneado de marras.
Y, por favor, sed buenos en los comentarios. Don't feed the troll. Acepto sarcasmos, elipsis, juegos de palabras, acertijos, medias palabras y demás muestras de ingenio.

Etiquetas: , ,

16 Comments:

Blogger Blackonion said...

Si no hubieras puesto el tag de música te habria quedado: "El gran hermano te vigila, Josele Santiago".

Me parece flipante, realmente.

9 de enero de 2009, 12:18  
Blogger Juanma said...

Bueno, como sigan ocurriéndole desgracias de esta índole, no descartes que su próximo disco se titule así... :-/

9 de enero de 2009, 12:45  
Blogger Jafma said...

Quizás sea hora de que los propietarios de cuadras de caballos vigilen que las cabezas de sus animales no empiecen a desaparecer.

9 de enero de 2009, 19:54  
Blogger manu said...

Yo creía que vivíamos en un estado de derecho. Iluso de mí... Seguimos en la Edad Media, donde los poderosos ejercen sus poderes y nosotros somos simples siervos de gleba.

9 de enero de 2009, 21:49  
Blogger Small Blue Thing said...

Perdón, menos cultural, pero mucho más flipante ha sido el cierre de Herramientas para blogs, el Space de Marcelino Fernández Madrigal, que siempre defendió la dignidad y usabilidad de los spaces hasta que metió caña a Microsoft por no cerrar aquellos pro-ana y pro-mía.

(aunque para Gran Hermano chungo, chungo, Dead Set, hoyganme)

10 de enero de 2009, 13:41  
Blogger Arturo said...

Para mi lo imcompresible es que la SGAE sea más o menos obligatoria. Debería ser sustituida cuanto antes por una agencia estatal de gestión de los derechos de autor.
La desaparación de las P2P lo unico que haria generar un desinteres generalizado en la música. A los muy aficionados les afecta poco y si las usan es por la nefasta gestión de las discograficas españolas.Aquello esta más poblado de lechuginos y cascotes que el huerto del hortenalo que vive dos calles más arriba. Me refiero a cosas como no editar el disco de Kanye West, portada del Time, porque era rap y cosas semejantes. En una industria normal deberian rodar cabezas pero que va...
Lo cierto es que la musica española esta bajo minimos. No hay industria y los pocos nombres- como tu primo- que tienen un publico tienen serios problemas para editar porque lo que hacen no encaja en la radio-formula ni son un producto facilmente equiparable con nada. Me refiero a cosas como el Proyecto Miño, Extremoduro o el disco de Tomas San Miguel que ha tardado cuatro años en editarse.
Hoy por hoy, lo que mantiene viva esa infraestructura es que mucha de esa musica se escucha gratuitamente por la red, tal y como se hacia hace apenas unos años antes de que se castrase a la fm.
Si esto desaparece, el colapso. Los medios tipo MTV se basan en el bombardeo de un puñado de titulos hasta la saciedad. Su propia estructura solo permite que sean media docena de singles. Y con eso no se mantiene una industria.
Lo que es más. El tipo de musica que se promociona pop del que en tiempos se llamaba *onda babosa* disfrazado de rock independiente.(que los Pereza den un paso al frente por favor)
Los gurus, a lo Manrique y similares, no tienen hoy por hoy mucha credibilidad. La gente prefiere escuchar la musica y formarse su propia opinion. Hoy por hoy, nadie va a hacer caso de una reseña favorable para comprarse un cd. Y de todos modos los adolescentes que compran esas cosas no leen. Actitud más que razonable teniendo en cuenta la calidad de los textos por otra parte.
Lo que han hecho con tu primo me parece una parte más del suicidio comercial y creativo de un estamento comercial.

11 de enero de 2009, 0:07  
Blogger Juanma said...

Small:

Jooooder, eso me ha dejao a cuadros. :-O
No, no hay censura, qué va.

12 de enero de 2009, 10:08  
Blogger Juanma said...

Arturo, pones el dedo en la llaga: gran parte de la culpa de que esto se esté yendo al peo la tienen los medios, por no informar, desinformar o, en resumen, por haberse ganado tan dura y concienzudamente la pérdida de credibilidad. Yo escuchaba Radio 3 cuando era pequeñito, y gracias a ellos formé gran parte de mis gustos musicales, pero ahora ¿qué tendrían que contarme los medios para que me hiciera una idea de lo que realmente se cuece? Me fío más de amigos, MySpaces y Youtubes, la verdad.

Está bien que pongas el ejemplo de Extremoduro. Es mítico el caso de Agila, un disco boicoteado (que ya es triste) por las grandes radios y que, no obstante, consiguió vender un cuarto de millón de copias.

12 de enero de 2009, 10:16  
Blogger perenquén said...

Hace una semana compré un libro que llevaba mucho tiempo buscando: "La prodigiosa aventura del Opus Dei. Génesis y desarrollo de la Santa Mafia", de Jesús Ynfante, París, Ed. Ruedo Ibérico, 1970. Pues bien, aunque aún no lo he terminado, me resulta curioso comprobar cómo el carácter de mafia burocrática que el autor, entre otros, atribuye al Opus es prácticamente equivalente, en organización, medios y métodos, al de la SGAE.

En fin, dale ánimos a tu primo.

Un saludo.

12 de enero de 2009, 10:49  
Blogger Juanma said...

Je, ésa ha sido buena. :-)

Bien mirado, sí, tienen mucho en común: la doble moral, el ánimo de lucro enmascarado de buena causa, el funcionamiento en plan secta (y su marcada diferencia entre Ellos y Nosotros)...

12 de enero de 2009, 10:53  
Blogger perenquén said...

La opacidad en la toma de decisiones, el secreto sobre la identidad de todos sus miembros (corrígeme si me equivoco), el uso de un lenguaje ambivalente...

12 de enero de 2009, 11:43  
Blogger Juanma said...

No, los miembros de la SGAE son los intérpretes y músicos que pagan sus coutas anuales. No creo que sean secretos, como tampoco lo es la dirección de la SGAE.

Ya funciona el enlace con el blog Blogosofía. Como ya no está caído, aquí podéis entrar a ver las entradas que dieron lugar a la decisión de la SGAE:

http://www.malabache.com/

Resulta muy interesante un dato: después del Meneo de la noticia, Blogosofía pasó de unos 250 visitantes únicos a... 20.000. El autor lo llama "Efecto Streisand" (cuando se intenta acallar algo en Internet, lo único que se consigue es magnificarlo y multiplicar su repercusión por cien).

http://es.wikipedia.org/wiki/Efecto_Streisand

12 de enero de 2009, 11:49  
Blogger perenquén said...

Mi duda es si se puede solicitar un listado de socios de la SGAE o si existe un registro público (o de acceso público) de los mismos.

12 de enero de 2009, 12:13  
Blogger Arturo said...

Existir existe. Y una de las cosas pintorescas que tiene es que aunque todos votan no vale igual el voto de todos sino los que más venden tienen más voto.¿Como se decide quien vende más? En base a encuestas de la propia entidad. E incluso se dice quiend eberia vender más. Por ejemplo, parte del dinero del canón se reparte entre autores de conocido arraigo social según criterios de la misma entidad. De ahi que se considera que gente conocida que no vende discos es poco menos que por el único motivo de la pirateria. No sé si sabeis que por ejemplo, Enrique de Enrique y Ana o Ramoncin han seguido sacando cds. Otro caso es Sole ex-Presuntos Implicados cuyos cds no se venden. Lo atribuyen a la pirateria. Porque extraña razón la pirateria no ha afectado a gente como "Logan"(Ex-guitarristas de presuntos y si homenajea a quien os estasis imaginando) es algo que las cabezas pensantes de la sociedad no han consegujido dilucidar. Lo cierto es que por algún extraño motivo la gente no se abalanza en las tiendas para comprar los grandes exitos de Manzanita o las antologias con exitos de Teddy Bautisa. Como evidentemente son obras indiscutibles de la música - en "El Pais" se llego a decir que el canón era una función equivalente al mantenimiento de los museos- no puede ser que a la gente no le guste.
Asi que debe ser la pirateria.

12 de enero de 2009, 19:25  
Blogger perenquén said...

¡Qué cosas!

El caso es que dan la impresión de ser una organización tremendamente hermética y poderosa. Lo extraño es que hayan sobrevivido a reveses judiciales sonados y que no hayan acusado sus tácticas mafiosas.

De mi época como contable en una cadena de bingos recuerdo sus campañas de extorsión a la hostelería, exigiendo cuotas absolutamente descabelladas por cada aparato de radio y televisión que hubiera en cada local; podría ser el primer precedente del canon actual. Luego, cuando las asociaciones de hoteleros demandaron judicialmente a la SGAE y el supremo les eximió del pago de la cuota asimilando las habitaciones de hotel al domicilio particualar, las exigencias de la SGAE se moderaron sustancialemte. Vamos, que acusaron el golpe, aunque luego volvieran a las andadas.

Un asunto oscuro es también el del cobro de derechos por la explotación audiovisual de gente que está asociada a otras entidades de gestión de derechos, como Fernando León de Aranoa.

Una cosa está clara: por muchos apoyos políticos que tenga la SGAE, los tribunales suelen ponerla siempre en su sitio. Me pregunto si, en el caso que nos ocupa, la productora no podría demandar a la SGAE por entorpecer un principio recogido en la constitución: el de libertad de empresa.

Un saludo.

13 de enero de 2009, 9:52  
Blogger Anna said...

Kfort...
Esto lo ves en una peli y no te lo crees...Y acusas a los guionistas de fumar cosas raras...

20 de enero de 2009, 11:40  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home