viernes, 12 de diciembre de 2008

J. G. Ballard, el forense del nuevo milenio

Justificar a ambos ladosEn la última edición del periódico Diagonal aparece un ensayo mío sobre la vida y obra de J. G. Ballard, así como sobre la exposición retrospectiva de su obra que se celebró en el CCCB hasta el pasado mes de noviembre. Es un texto breve y divulgativo, para dar a conocer su obra al gran público. Al final incluyo cuatro recomendaciones bibliográficas, para que el lector profano se haga una idea de lo que ha supuesto Ballard para la literatura y la cultura de finales de siglo.

Copio y pego los primeros párrafos:

------
APROXIMACIÓN A J. G. BALLARD

El forense del nuevo milenio

JUAN MANUEL SANTIAGO

El 2 de noviembre se clausuró J. G. Ballard, autopsia del nuevo milenio, una exposición que acogió el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) durante casi cuatro meses sobre la vida y obra de un visionario de la cultura de finales del siglo XX y principios del XXI.


No deja de ser extraordinario que la vida y trayectoria de un escritor se expongan en un museo de arte contemporáneo. No obstante, la estructura de la exposición disipó todas las posibles reticencias que pudiera tener el espectador más centrado en su obra literaria. El montaje definitivo, sabiamente elaborado por el comisario Jordi Costa y el asesor Marcial Souto, tuvo en cuenta la agitada vida de Ballard, aportó gran cantidad de ejemplares de sus obras y de las revistas en las que aparecieron sus relatos y contó con un extenso componente audiovisual: fragmentos de películas basadas en sus obras, entrevistas, muestras de arte inspirado en su obra e incluso una selección de cortometrajes realizados con teléfono móvil.

Al salir, el espectador se quedaba con la sensación de que gran parte de la iconografía finisecular no podría entenderse sin los parajes desolados, retrato de la decadencia de las clases medias británicas o viajes alucinantes al fondo de la mente. Ballard ha sido el gran cronista de ese futuro que transcurrirá dentro de cinco minutos, y su mirada es la del extrapolador que anticipa el colapso de un modo de vida, el occidental, mediante detalles en apariencia nimios: la podredumbre moral que emana de una urbanización de élite, una guerrilla urbana orquestada en torno a un centro comercial de provincias, el componente fetichista que emana del hermanamiento entre sexualidad y tecnología propiciado por los accidentes automovilísticos… El mundo en decadencia que nos presenta Ballard está lleno de piscinas abandonadas cubiertas de hojas secas, automóviles encallados en las cunetas de autovías, aviones herrumbrosos y osamentas de gigantes profanadas en medio de una playa.

Sin embargo, por muy imaginativo o fantástico que pueda parecer el imaginario ballardiano, tiene una sólida base real. Pocas experiencias más desconcertantes encontrará el lector asiduo de ciencia- ficción que adentrarse en dos novelas semiautobiográficas, El imperio del sol y La bondad de las mujeres, y en la recién aparecida autobiografía, Milagros de vida, Acostumbrado a leer al Ballard de los helechos prehistóricos encaramados a los rascacielos de la gran ciudad abandonada o las embarcaciones atoradas en el lecho seco de un río antaño caudaloso. Esta terna nos ofrece una cantidad de datos realmente esclarecedores sobre su vida y obra.

(...)
-------

El resto del ensayo, pinchando sobre este enlace.
Ya que estamos, aprovecho para recomendaros encarecidamente la lectura de dos de los tres libros de Ballard que se han editado en España durante el año que acaba: su autobiografía, Milagros de vida (Ed. Mondadori), que en apenas doscientas y pico páginas cuanta más cosas, y mejor, que en las casi mil que tenía el díptico formado por El imperio del sol y La bondad de las mujeres, y el último de sus libros de relatos, Fiebre de guerra (Ed. Berenice), que contiene verdaderas obras maestras del calibre de "Fiebre de guerra", "El parque temático más grande del mundo", "Respuestas a un cuestionario" y la incomensurable "El índice", todas ellas potenciales finalistas de los premios Xatafi-Cyberdark e Ignotus. La tercera obra, Bienvenidos a Metro-Centre (Ed. Minotauro), no deja de ser un refrito de su obra inmediatamente anterior, Milenio Negro y, pese a ser una buena novela, desentona un tanto en comparación con las obras ya mencionadas.
Si no pudisteis asistir a la exposición, dadle un homenaje al bueno de Ballard y leed alguna de sus obras. Las ya mencionadas, así como las citadas en el artículo, pueden ser unas aproximaciones inmejorables, pero con Ballard cabe decir lo mismo que con Philip K. Dick o Boris Vian: lo mejor para valorarlo en la medida de lo que vale es el conjunto de su obra, no una novela o recopilación de relatos concretos. De todos modos, si queréis opinar acerca de cuáles son vuestra novela, recopilación, ensayo o relatos favoritos de Ballard, adelante con ello.


Etiquetas: , , , , , ,

4 Comments:

Blogger Arturo said...

No es nada sencillo destacar algo de la obra de Ballard pero.. En "Fiebre de guerra" hay un "tour de force". Un cuento contado en la forma del glosario de un libro prohbido.Lo asombroso es que se entiende, tiene desarrollo dramatico y es una historia interesante.

12 de diciembre de 2008, 13:40  
Blogger manu said...

Enhorabuena, monstruo. Ahora, a ver si dejamos tanto ensayo para meternos con la novela.

Por cierto, lo escribiste tú o J. de Santiago?

12 de diciembre de 2008, 21:55  
Blogger Juanma said...

"El índice" es extraordinario, por lo que dice Arturo: cuenta una historia que no sólo se entiende sino que está perfectamente estructurada, y lo hace a partir de un glosario. La leche.

16 de diciembre de 2008, 10:33  
Blogger Juanma said...

Manu: Cuando lo escribí, todavía era Juanma Santiago. :-PPPP

16 de diciembre de 2008, 10:34  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home