domingo, 9 de abril de 2006

Diez canciones del siglo XXI

Unos breves minutos musicales con letras de pata negra, para pasar la mañana de un domingo soleado, después del sábado más bonito que he pasado en lo que va de año y antes de irme a comer lafondue japonesa en el japo de Maragall y, por la tarde, asistir a ese cuentacuentos casi particular que promete ser tan intenso como el primero. Parafraseando el título de la canción de Los Planetas: un buen finde.

La premisa de este post es recopilar las letras más intensas del pop-rock en castellano de los últimos años. Me dejo alguna en el tintero: "Abre todas las ventanas", de Chucho, o "Mi prima y sus pinceles", de mi primo Josele Santiago, que merecenpost aparte.

La de Los Planetas está aquí porque pocas veces he leído una descripción tan perfecta de esos días tontos en los que lo único que tienes que hacer es recordar una ruptura amorosa, recorrer en soledad los itinerarios que transitabas acompañado y concederte una tregua, un periodo de llanto, duelo, insomnio y excesos, antes de volver a vivir tu propia vida.



Los Planetas. “Un buen día”

(Unidad de desplazamiento, 2000)


Me he despertado casi a las diez
y me he quedado en la cama
más de tres cuartos de hora,
y ha merecido la pena.

Ha entrado el sol por la ventana,
y han brillado en el aire
algunas motas de polvo.
He salido a la ventana
y hacía una estupenda mañana.

He bajado al bar para desayunar
y he leído en el Marca
que se ha lesionado el niñato.
Y no me he acordado de ti
hasta pasado un buen rato.

Luego han venido estos por aquí
y nos hemos bajado
a tomarnos unas cañas,
y me he reído con ellos.

He estado durmiendo hasta las seis
y después he leído
unos tebeos de Spiderman,
que casi no recordaba.
Y he salido de la cama.
He puesto la tele y había un partido
y Mendieta ha marcado un gol
realmente increíble.
Y me he puesto triste
el momento justo antes de irme.

Había quedado de nuevo a las diez
y he bajado en la moto
hacia los bares de siempre,
donde quedaba contigo,
y no hacía nada de frío.

He estado con Erik hasta las seis
y nos hemos metido
cuatro millones de rayas.
Y no he vuelto a pensar en ti
hasta que he llegado a casa,
y ya no he podido dormir
como siempre me pasa.


La de La Buena Vida está porque es una letra absolutamente perfecta: taciturna y melancólica, preñada de incertidumbre, pero también de la consciencia de que la vida sigue, también para la otra persona. Esto sí que es pornografía emocional, no mi blog.

La Buena Vida. “Qué nos va a pasar”

(Hallelujah!, 2001)

Cada día trato de acertar por dónde saldrás;
eso es tanto como adivinar qué nos va a pasar.

Has estado, hace tiempo, algo raro por momentos.
Me pregunto algo inquieta qué nos va a pasar.

No recuerdo cuándo decayó la conversación
ni el punto en que dices tú que algo cambió.

Sin embargo, mientras tanto, yo me guardo la esperanza
y las cosas que en la plaza nos dijimos hoy.

Ahora que te vas pediré perdón y dirás que no,
y estará muy bien, ya sabes por qué.
Yo me esconderé, ahora que te vas,
ya no saldré más; dime para qué, si no te voy a ver.

Sin embargo, mientras tanto, yo me guardo la esperanza
y las cosas que en la plaza nos dijimos hoy.

Ahora que te vas pediré perdón y dirás que no
y estará muy bien, ya sabes por qué.
Yo me esconderé, ahora que te vas.
Ya no saldré más; dime para qué, si no te voy a ver.

Cuando pase el tiempo conocerás a alguien más
y me olvidarás, y es que es lo normal.

Aunque nos dé rabia siempre ocurre igual
y nos esforzarnos en disimular.



La de Fangoria me recuerda demasiadas cosas, tal vez la mayoría producto de mi imaginación y de mi voluntad, pero no por ello menos reales, sinceras y vividas. Aunque Alaska está hablando de drogas (está hablando de drogas y se la canta a su camello, ¿no?), la letra es intercambiable y puede interpretarse como lo que parece: la constatación de que el amor es raro, muy raro, y nos crea un estado de conciencia alterado, un paraíso artificial que nos crea una adicción a la que somos incapaces de renunciar.

Fangoria. “No sé qué me das”

(Naturaleza muerta, 2001)

Puede que sólo sea artificial.
Puede que, a mi manera, me sirva para olvidar.
Prometí que nunca volvería a caer,
pero esta vez no lo quiero evitar.

Es que me hace volar
como el águila que vuela en libertad
sobre el valle lejos de la tempestad,
como el viento cuando cruza la ciudad
con el rumbo fijo y sin mirar atrás.

No sé qué me das
que me hace volar.

No sé qué me das
que me hace volar.

No sé qué me das
que me hace volar
más alto de lo que nunca soñé.

Puede que sólo dure un poco más.
Dicen que lo que sube también tiene que bajar.
Como el sol entre las nubes,
hacia el horizonte irá
sabiendo que mañana amanecerá.

Es que me hace volar
como el águila que vuela en libertad
sobre el valle lejos de la tempestad.
Como el viento cuando cruza la ciudad
con el rumbo fijo y sin mirar atrás.

No, no sé qué me das
que me hace volar.

No sé qué me das
que me hace volar
como una montaña se vuelve volcán.
No sé qué me das.

Y de un remolino surge un huracán.
No sé qué me das.

Como una granada a punto de explotar.
No sé qué me das.

Como el Dr. Jeckyll se transforma en Hyde.
No sé qué me das.

Como una montaña se vuelve volcán.
Que me hace volar.

Y de un remolino surge un huracán.
Que me hace volar.

Como una granada a punto de explotar.
Que me hace volar.

Como el Dr. Jeckyll se transforma en Hyde.
Que me hace volar.

El pequeño vals gijonés que viene a continuación es una de esas canciones que me vuelven loquito: puedo escucharla diez veces seguidas. Es tierna, optimista, vital y la voz de Natalia le da unas texturas que no figuran en la letra. Pero es preciosa, un popema inolvidable.


Nosoträsh. “Ärte”

(Popemas, 2002)

Durmiendo la siesta,
dailando en la fiesta,
nadando en el mar,
fumando después del café,
fumando después de...
después de la tarde.

Cuando se enciende la noche en el monte,
cuando cruzamos mi ciudad en coche,
mientras que suena el casset...te
con su voz ronca de Jac...ques Brel.

Mirarme en tus ojos,
oírte charlar,
dejar que me peines en vez de pensar,
dejarme abrazar por cualquiera,
que sepa mentirme,
que bese con fuerza.

Volver a tus brazos,
sentir tu rechazo,
gritar hasta quedarme afónica,
llorar hasta que me entre la sed,
beberme un buen vino
y poderme comer un bistec a la plancha.

Dormir cien mil horas,
soñar que me quieres
y no hacerme daño el pellizco,
volver a encontrarte a mi lado,
volver a abrazarte y desayunarte,
esto sí que es ärte...



Por contra, la letra de la Mala Rodríguez es descarnada. Un "Pedro Navaja" en sevillano, que confirma a la cantante como la mejor rapera de España, por actitud y aptitud. Pura poesía social.

Mala Rodríguez. “La niña”

(Alevosía, 2003)


Esta es la historia de una niña que vivía
en el barrio de La Paz.
De ella se decía que quería vendé droga
como su papá.
Por ella nadie apostaba:
su futuro se nublaba
y no había hecho más

que empezar.
¿Quién no quiere dinero,
dime, quién no quiere dinero
pa’ gastarlo en la ciudad?
Quería pan,
quería joyas.
No valoras ná si no lloras.
Lo mejor de no tener ná
es tener que trabajar y sudar
por apartar la miseria a un lao,
conseguir respeto
a base de coraje y cojones.
Ella los tenía, ella lo sabía,
ella se lo merecía,
valía pa’ eso y pa’ más.
Tenía tó lo que queria,
vestía la ropa con la que tú sólo puedes soñar .
Muchos son los talentos
que se pierden en la ná,
pero cuando tú solo sirves pa’ traficar
es lo que pasa.
Te llaman, te llaman,
el teléfono no deja de sonar...
Esta es la historia de una niña que vivía
en el barrio de La Paz.
De ella se decía que quería vender droga
como su papá.
Por ella nadie apostaba,
su futuro se nublaba
y no habia hecho mas que empezar.
¿Quien no quiere dinero,

dime, quién no quiere dinero
pa’ gastarlo en la ciudad?
A las nueve estaba alli
y era respeto lo que faltaba.
Sí, cuidao, volaron las balas.
¿Tan difícil es levantarse por la mañana?
Por ser mujer, llevaba pistola,
ya sabes, pa’ no sentirse sola.
A nadie le gusta que le jodan.
Siempre tú tienes que pensar dos veces
quién se come la mierda cuando aparece.
Si sales de allí es porque tienes suerte.
Pa’ otra vez tendré más cuidao,
mamá, iré con gente.
Tenía tó lo que quería,
vestía la ropa con la que tú sólo puedes soñar.
Esta es la historia de una niña que vivía
en el barrio de La Paz.
De ella se decía que quería
vendé droga como su papá.
Por ella nadie apostaba,
su futuro se nublaba
y no habia hecho más que empezar.
¿Quién no quiere dinero,
dime, quién no quiere dinero
pa gastarlo en la ciudad?


Formados como proyecto paralelo y continuación lógica de dos grandes grupos del pop indie español de los noventa, El Niño Gusano y Australian Blonde, La Costa Brava tienen letras ponzoñosas como "El cumpleaños de Ronaldo" y esta. Como crecí en un barrio pijo, esta tiene muchas más resonancias y sentidos ocultos para mí. Gloriosa, simplemente gloriosa. Son mis héroes.

La Costa Brava. “Adoro a las pijas de mi ciudad”

(Se hacen los interesantes, 2004)

Adoro a las pijas de mi ciudad.
Su aroma es tan distinto
que uno se esfuerza en averiguar
el secreto de sus besos.

Su estilo de vida tan convencional
me produce tanta envidia.
incluso el más cí­nico puede apreciar
la belleza de las cosas simples.

Van rompiendo los corazones
en sus coches de tres millones.

Te lo cambio por amor, te lo cambio...
Te lo cambio por amor, te lo cambio...
Te lo cambio por amor, te lo cambio...
Te lo cambio por amor, el dinero...

Cuántas veces disfruto al verlas bailar
esos ritmos latinos
o las sevillanas con esfuerzo aprendidas
para no ser menos.

No es sólo la ropa que pueden comprar:
brillan por sí­ mismas
y cuando el buen tiempo las viste de estreno
cortan el aliento.

No conozco a quién se resista
a su sonrisa de dentista.

Te lo cambio por amor, te lo cambio...
Te lo cambio por amor, te lo cambio...
Te lo cambio por amor, te lo cambio...
Te lo cambio por amor, el dinero… que tu padre te dejó.

Las chicas modernas enseñan las piernas.
Las chicas de barrio levantan las manos.

Las chicas modernas enseñan las piernas.
Las chicas de barrio levantan las manos.

Las chicas modernas enseñan las piernas.
Las chicas de barrio levantan las manos.

Las chicas modernas enseñan las piernas.
Las chicas de barrio levantan las manos.

Las chicas modernas enseñan las piernas.
Las chicas de barrio levantan las manos.


Fangoria hacen doblete porque me da la gana, y porque ellos lo valen. Todo lo que supuso para mí el "No sé qué me das" está en este otro himno. Pues, al fin y al cabo, lo más que puedes hacer con la vida es verla pasar.

Fangoria. “Miro la vida pasar”

(Arquitectura efímera, 2004)


Mi indiferencia natural
curtida en mil batallas contra la pereza.
Borrar del mapa todo amor
porque en mi vida todo acaba como empieza.

Y en plan travesti radical
le doy la espalda a cualquier muestra de tristeza.
¿Melancolía o decepción?
¿Felicidad o tentación?
Todo podría ir a peor...

[Estribillo]
Mientras tanto miro la vida pasar
y no sabes cuánto me cuesta aceptar que no volverás.
Por el momento miro la vida pasar.
Sin venir a cuento alguien te vuelve a nombrar.

Pasado el tiempo sigo igual.
A veces pienso que he perdido la cabeza,
y algunos días sin razón
ya ni me late el corazón
en esta cárcel de rencor.

[Estribillo]

Siempre he sido fuerte
aunque a veces he dudado
si la suerte no se ha reído de mí...

[Estribillo]


Tendrá un Oscar y canciones más famosas, como "La milonga del moro judío" o "El pianista del gueto de Varsovia", magníficas, pero la que me flipa de verdad de Jorge Drexler es esta. Y hay que escucharlo cuando la... ¿canta? ¿recita?

Jorge Drexler. “Mi guitarra y vos”

(Eco, 2004)

¡Que viva la ciencia!

¡Que viva la poesia!
¡Qué viva siento mi lengua
cuando tu lengua está sobre la lengua mía!
El agua esta en el barro,
el barro en el ladrillo,
el ladrillo está en la pared
y en la pared tu fotografia.

Es cierto que no hay arte sin emoción,
y que no hay precisión sin artesanía.
Como tampoco hay guitarras sin tecnología.
Tecnología del nylon para las primas,
tecnología del metal para el clavijero.
La prensa, la gubia y el barniz:
las herramientas de un carpintero.

El cantautor y su computadora,
el pastor y su afeitadora,
el despertador que ya está anunciando la aurora,
y en el telescopio se demora la última estrella.
La maquina la hace el hombre...
y es lo que el hombre hace con ella.

El arado, la rueda, el molino,
la mesa en que apoyo el vaso de vino,
las curvas de la montaña rusa,
la semicorchea y hasta la semifusa,
el té, los ordenadores y los espejos,
los lentes para ver de cerca y de lejos,
la cucha del perro, la mantequilla,
la yerba, el mate y la bombilla.

Estás conmigo,
estamos cantando a la sombra de nuestra parra
una canción que dice que uno sólo conserva lo que no amarra.
Y sin tenerte, te tengo a vos y tengo a mi guitarra.

Hay tantas cosas.
Yo sólo preciso dos:
Mi guitarra y vos.
Mi guitarra y vos.

Hay cines,
hay trenes,
hay cacerolas,
hay fórmulas hasta para describir la espiral de una caracola,
hay más: hay tráfico,
créditos,
cláusulas,
salas vip,
hay cápsulas hipnóticas y tomografias computarizadas,
hay condiciones para la constitución de una sociedad limitada,
hay biberones y hay obúses,
hay tabúes,
hay besos,
hay hambre y hay sobrepeso,
hay curas de sueño y tisanas,
hay drogas de diseño y perros adictos a las drogas en las aduanas.

Hay manos capaces de fabricar herramientas
con las que se hacen máquinas para hacer ordenadores
que a su vez diseñan máquinas que hacen herramientas
para que las use la mano.

Hay escritas infinitas palabras:
zen, gol, bang, rap, Dios, fin...

Hay tantas cosas.
Yo sólo preciso dos:
Mi guitarra y vos.
Mi guitarra y vos.


LA letra del pop español, con diferencia. Me la suda quién sea el hombre en España que lo hace todo: aquí hay mala leche, fuerza, crítica social y voluntad de trascender un pasado ciertamente petardo (ese "Bailando"...). Astrud (Manolo y Genís) se convierten por derecho propio en los cronistas sociales de la España del cambio de milenio, y nos demuestran que esta sigue siendo más de lo mismo. El videoclip ayuda bastante a entender el sentido de la canción.

Astrud. “Hay un hombre en España”

(Performance, 2004)

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el que escribe las canciones de la radio,

el que te sirve las copas, el que te vende el diario.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el que te coge los bajos del pantalón,

era el cura que te dio la primera comunión.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el que escribe todos esos libros,

es el critico literario más leido.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el genio visionario que se inventó el Colacao,

es el dueño de Forlasa y es secretario de Estado.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el que que pone anchoas dentro de las aceitunas,

es amante de la infanta, y lo es de más de una.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Traduce los artículos de Le Monde Diplomatique,

es el que hace los masajes en Masajes a Mil.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Se inventa los debates que hacen en Antena 3,

es cajero del Ikea, y es teniente coronel.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el que redacta y responde las encuestas,

es el gilipollas que reparte las becas.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el que programa el Teatro Real,

es la maxima autoridad en derecho penal.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el que ha pintado en todas las esquinas:

“Otro mundo es posible”y “Menos policía”.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre que lo hace todo en España.

Es el hombre que da todas las propinas,

es un verdadero artista.

Os voy a dar una pista.

Os voy a dar una pista.

Hay un hombre en España que lo hace todo.

Hay un hombre... en España.


Nacho Vegas salió de Manta Ray y los mejoró en sus discos en solitario. Esta letra convierte a Nacho Vegas en un gran poeta. Ya lo era, pero con esta canción terminé de salir de dudas.

Nacho Vegas. “El hombre que casi conoció a Michi Panero”

(Desaparezca aquí, 2005)

Es hora de recapitular         
las hostias que me ha dado el mundo.
Hoy querrán oír mi último adiós.       
Bien.
Poco a poco van llegando y yo los recibo en batín.
 
Y unos me llaman chaval
y otros me dicen caballero.
Alguno no se ha querido pronunciar.
Yo una vez tuve un amor,
pero si he de ser sincero
dije "no" en el altar
y cuando digo no es no.
 
Fracasé una vez, fracasé diez mil
y aun así alzo mi copa hacia el cielo
en un brindis por el hombre de hoy 
y por lo bien que habita el mundo.
¡Mirad, las niñas van cantando!
Shalalaralalá...
 
Y no me habléis de eternidad. 
No me habléis de cielos ni de infiernos. 
¿No veis que yo le rezo a un dios que me prometió
que cuando esto acabe no habrá nada más?
Fue bastante ya...
 
Nunca fui en nada el mejor,
tampoco he sido un gran amante.
Más de una lo querrá atestiguar.
Pero si algo hay capital,
algo de veras importante,
es que me voy a morir
y cuando digo voy es voy.
 
Lo he pasado bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y es bastante más de lo que jamás 
soñaríais en mil vidas.
¡Mirad, las niñas van cantando!
Shalalaralalá...
 
Dejadme preguntar: ¿Es esto el final? Y si es así,
decid: ¿Me vais a extrañar?     
¡Ah, veo que asentís
pero yo sé que no!
 
Qué lástima, no dejaré 
nadie a quien transmitir mi sava;
consideré insensato procrear.
Y diréis de mí que soy
un viejo verde y cascarrabias,
y diréis muy bien,
y cuando digo bien es bien.
 
¡Largo ya de aquí! ¿Qué queréis de mí?
¿Es mi alma o es mi dinero?
Si de uno carezco y la otra es
una anomalía en esta vida.
¡Mirad, las niñas van cantando!
Shalalaralalá...
 
¡Y unos me llaman chaval
y otros me dicen caballero!
¡Alguno declinó mi oferta para hablar!
¡Yo una vez tuve un gran amor, pero si os he de
ser sincero dije "no" en el mismo altar, y cuando
digo no quiero decir que no!
 
He bebido bien, y casi conocí en
una ocasión a Michi Panero,
y ahora brindo en paz por la humanidad
y por lo bien que habita el mundo.
¡Escuchad, os lo diré cantando!
Shalalaralalá....
 Has...ta... nun...ca...


27 Comments:

Blogger Tighten my corset said...

Hola,

La verdad es que no conozco a muchos de los autores que citas porque por un lado, la música española me cuesta y por otro, no sé quizás vagancia.
Eso sí, Alaska y todos sus proyectos me parecen interesantes y las canciones de Fangoria que pones son de mis favoritas.

El album de Arquitectura efímera es uno de mis favoritos.

Un beso
Shere

9 de abril de 2006, 14:22  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

Nacho Vegas es casi mi descubrimiento más grande en música desde Nick Cave... aunque ahora que lo pienso... :m

Bueno, en cualquier caso todo lo que ha hecho este tío es altamente recomedable. Y bestia >]

9 de abril de 2006, 16:22  
Anonymous Anónimo said...

La Mala buena rapera?

Prueba con "Genios" de Violadores del Verso, "Odisea en el lodo" de SFDK, "Poesía difusa" de Nach o "Alquimia" de Falsalarma.

Peras

9 de abril de 2006, 23:37  
Blogger Juanma said...

Shere: ¡Qué bueno leerte por aquí!
:-))))))))
Pos sí, Alaska es la reina, haga lo que haga, pero tiene una facilidad taaaan grande para componer himnos...
Besitos mu grandotes, preciosísima.
:-*****

10 de abril de 2006, 1:03  
Blogger Juanma said...

Javier: Joer, pues llevas una rachita de lo más interesante. Después de Nick Cave y Nacho Vegas, y en la misma onda, sólo puedo recomendarte a Tindersticks y Jeff Buckley.

10 de abril de 2006, 1:05  
Blogger Juanma said...

Peras: Pues me apunto las sugerencias. Conozco a Violadores del Verso, que sí son buenos. Los otros, a descubrir.
Gracias mil. Abrazotes. :-)
(Y pa Javier también, que no lo puse en la respuesta a su comentario.)

10 de abril de 2006, 1:06  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

De nada , Juanma, pero para Tindersticks y el hijo de Tim "Dios" Buckley llegas cinco años tarde :D

10 de abril de 2006, 11:20  
Blogger Juanma said...

Vale, vale, era por si se te habían escapao.
Más gente del rollito Alegría de la Huerta: Red House Painters, Señor Chinarro y los que nos tienen flipaditos en la oficina: Arcade Fire. Funeral
es el disco del mes en Ediciones Gigamesh. :-)

10 de abril de 2006, 11:52  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

Red House tienen su encanto, sep. Arcade Fire son nuevos para mí, me los apunto :) No sé, yo os recomedaría algo de Dakota Suite (aunque no es el tipo de música que yo pondría en el curo, aviso), pero bueno, a los Sunny Day, Wilco, Onion (y la Legardón), Isobel Campbell y los demás que se me vienen a la cabeza ahora mismo ya los conocéis de sobra :D

10 de abril de 2006, 12:00  
Blogger Juanma said...

Oh, Wilco. :-)))) Molan.
Isobel Campbell. Zapardiel me pasó alguna canción suya con Mark Lanegan, y está muy requetebién.
De Dakota Suite creo que he escuchao algo, pero ahora no los ubico. Los otros me los apunto.
Lo bueno de currar entre frikis es que ponemos música muy rara. Hemos llegado a hacer sobremesas con Antony and The Johnsons, con eso ya te digo todo. ;-)

10 de abril de 2006, 12:12  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

A la Campbell me la descubrió también Zarpa. Belle and Sebastian no me llamaban mucho, pero como sale el tío Mark... Por cierto, si queréis terminar de rayar al jefe, poned el I'll take care of you

(Anthony and the Johnsons? Dónde hay que echar el currículum :D)

10 de abril de 2006, 12:21  
Blogger Álex Vidal said...

Bué, hemos puesto Antonio y los hijos de Juanes en la ofi pero, a mí, sinceramente, me parecen sobrevalorados. Ahora, lo de Arcade Fire ya es de otro mundo, a la altura del Magic and Loss de Lou Reed. No sé qué hace la muerte que atrae tanto a los artistas y hacen que pongan toda la carne en el asador.

Bueno, me lo puedo imaginar.

Oye, vamos a hacer de esto un meme. Dame unos días y pongo mis diez canciones de la centuria en curso. En inglés, eso sí, que el panorama nacional no lo domino en ná :)

10 de abril de 2006, 15:51  
Blogger Juanma said...

Oye, pos si eso, me animo yo también con el meme de canciones en inglés.
:-)

10 de abril de 2006, 16:09  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

Me habéis convencido de que me reabone al Rockdeluxe...

10 de abril de 2006, 16:18  
Blogger Juanma said...

Tampoco es eso.
XDDDDD

10 de abril de 2006, 16:19  
Blogger Álex Vidal said...

Con que te hagas con los CDs recopilatorios (y tampoco es necesario que los compres, nosésimentiendes) ya tienes bastante :)

10 de abril de 2006, 16:30  
Blogger Juanma said...

En ese nosesisentiendeaÁlex puedo entrar yo: cuando vaya pa Madrid te llevo alguna cosita interesante.
:-)

10 de abril de 2006, 16:35  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

Gracias :-) Pero también tendré que pillarme la revista para mejorar mis comentarios. Me temo que lo de "pegada de su guitarra que combina con melodías melancólicas para confuir en un sonido denso que requiere una segunda escucha" no va a colar siempre :p

10 de abril de 2006, 18:24  
Blogger Small Blue Thing said...

¿Es obligatorio escuchar a esta panda para seguir leyendo? ;)

bt

12 de abril de 2006, 17:05  
Blogger Juanma said...

Pos claro que no. :-)
A ver si me instalo el Radio Blog y las subo un día de estos, pa que las escuchéis.

12 de abril de 2006, 19:50  
Blogger Álex Vidal said...

Hay un friki en España que lo lee todo
Hay un friki que lo lee todo en España.
Es quien reseña las novedades nacionales,
quien organiza todas las kedadas
y no se pierde ninguna...

XD

Pero, ¿de quién c... están cantando Astrud? Diosss, me reconcome la curiosity...

12 de abril de 2006, 22:17  
Blogger Juanma said...

Ah, pues ni idea. ¿No me vas a dar una pista, no me vas a dar una pista?
XDDDDDDDDDDDDD

13 de abril de 2006, 9:49  
Blogger Small Blue Thing said...

PEro cómo pueden los astrud hablar de frikis...

¿Véis? Por joder.

16 de abril de 2006, 0:45  
Anonymous Arturo Villarrubia said...

Estoy en minoría por lo que veo.
Estos días he estado escuchando a la Orquesta Baobab (¡Los favoritos de los piratas!), Yossou N´Dour, Toumani Diabate, Selif Feita y el gran Fela Kuti (De escucha obligada para cualquier fan de Talking Heads) etc.…

17 de abril de 2006, 16:25  
Blogger Juanma said...

Arturo: Pos he oído buenos comentarios del último de Salif Keita. Tengo el Soro en la mochila, y vaya disco más bonito.
A Youssou N'Dour le tengo muy perdida la pista desde hace años (el "7 Seconds" que cantó con Neneh Cherry) y de Toumani Diabate sólo he escuchado las canciones que había en los dos Songhai de Ketama.
La Orquesta Baobab no la conozco... Hmmmm... Indagaré. :-))
Abrazotes.

18 de abril de 2006, 10:59  
Anonymous Arturo Villarrubia said...

Salif Keita ha sacado otro no menos bonito: moffou.
Youssou N´Dour ha vuelto a las raices senegalesas con "Nothing is in vain".También ha sacado un disco muy interesante "Egypt" que es fusión de la musica de senegal con la arabe.
http://www.youssou.com/#
A Toumani Diabate le vi tocando con Kepa Junquera. Ha sacados dos discos interesantes ultimamente:
Con el bluesman de Mali,Ali Farka,un disco de fusión "In the hearth of the Moon" y un disco de homenaje a sus padres "New Ancient strings" que retoma el cancionero de Mali dandole arreglos actuales.

La Orqueta Baobab, también de Senegal, hacen sonido afro-cubando. A su guitarrista le apodan dedos de diamante por su forma de tocar.
http://www.orchestrabaobab.co.uk/home.html

Un abrazo,

18 de abril de 2006, 12:17  
Anonymous Arturo Villarrubia said...

También estoy escuchando a Richard Bona de Congo, es un bajista autodidacta que ha tocado con Jaco Pastorius y en sus discos en solitario fusiona jazz y el sonido tradicional de los griots.

18 de abril de 2006, 12:34  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home