miércoles, 23 de diciembre de 2015

Convocando al fantasma



Tengo unos cuantos motivos para sentirme contento con el año 2016 en lo que a creatividad se refiere. A los dos relatos que he escrito (uno, recién aparecido en Junto a la hoguera, y el otro, ya lo sabréis a su debido tiempo) tengo que añadir tres ensayos creo que de cierta entidad: el prólogo de Trece monos, de César Mallorquí; la reseña de la Historia y antología de ciencia ficción española, seleccionada y editada por Julián Díez y Fernando Ángel Moreno, que aparecerá un día de estos en Hélice, y el que nos ocupa en esta entrada.
El ensayo en cuestión se titula "Mirar al futuro para comprender el presente. Novela española contemporánea de ciencia ficción crítica", y aparece como colaboración entre Alberto García-Teresa y yo, aunque, en honor a la verdad, debo decir que Alberto ha redactado la mayor parte del texto, por lo que servidor debería aparecer en letra pequeñita, a un tamaño 8, y él a un 14. Cierto es que los debates previos acerca del criterio y los títulos que se iban a incluir fueron cosa de los dos, y que las menciones a los relatos son mías. En todo caso, es una obra en colaboración que aborda una temática creo que inédita en la historiografía sobre la ciencia ficción española: el flujo de la ideología (y, más en concreto, la ideología expresamente crítica y política) en las novelas de ciencia ficción publicadas desde 1990 para acá. ¿Os suena a distopía? Bueno, no exactamente. En realidad analizamos los usos y funciones ideológicos del género, constatamos la alarmante carencia de conciencia crítica en la CF española en general y en la del fandom en particular, y tomamos nota del repunte de esta temática hasta niveles propios de la época de la Transición (que no abordamos por motivos cronológicos). 
Puede que echéis en falta algún título. Si es así, lo más probable (aparte del mero descuido, que podría ser) es que lo hayamos desestimado por no se crítico en un sentido estricto. Estamos hablando de novelas que seguramente conozcáis (Salud mortal, de Gabriel Bermúdez Castillo; Consecuencias naturales, de Elia Barceló; Clara y la penumbra, de José Carlos Somoza; El cortafuegos y Su cara frente a mí, de Luis Ángel Cofiño; Mundo al revés, de Ángel Padilla; Cazadores de luz, de Martín Casariego, o Cenital, de Emilio Bueso), pero también de otras que deberían figurar en el canon del género en España pero apenas tuvieron repercusión en su momento, al menos en los medios especializados (El homóvil, de Jesús López Pacheco; Cero absoluto, de Javier Fernández; Gerotron 2050, de Juan Ibarrondo, o 2020, de Javier Moreno). En resumen, analizamos dieciocho novelas que constituyen el pequeño corpus de la literatura crítica y contestataria de la ciencia ficción española del último cuarto de siglo, y que merecen una relectura o un descubrimiento en condiciones, según los casos.
El ensayo aparece en un volumen colectivo que va más allá de lo interesante, y en cuyo sumario me enorgullece participar: Convocando al fantasma. Novela crítica en la España actual (David Becerra Mayor [coord.], Tierradenadie Ediciones, Ciempozuelos, 2015).
Como suele suceder con estas cosas, la respuesta entre el fandom ha sido nula (de hecho, me apuesto unas birras a que la mayoría os estáis enterando de su publicación justo ahora, mientras leéis esta entrada), pero está haciendo bastante ruido en medios críticos y no tan críticos. 
He aquí dos reseñas: una, en Público, y otra, en Todoliteratura.
Dicho lo cual, solo me queda emplazaros a la lectura del libro (fundamental si queréis seguirles la pista a autores como los mencionados en nuestro ensayo, pero también a Rafael Chirbes, Belén Gopegui, Isaac Rosa, Rafael Reig, Elvira Navarro o Fanny Rubio) y agradecerle la oportunidad a Alberto García-Teresa, con quien ha sido un placer colaborar, espero que no por primera vez.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home