viernes, 16 de septiembre de 2016

La tan traída y llevada atención al cliente


Comparto en el blog mi penúltimo estado de Facebook, ya que merece la pena difundir estas cosas, aun a riesgo de crear un efecto Streisand. 

-----------

Cristina y yo estamos encantados de la vida con Baci d'Angelo Patîsserie. El año pasado encargamos con ellos el bizcocho de cumpleaños de Mireia para celebrarlo en su colegio, ya que tiene un compañero de cole alérgico al huevo y, para cosas de estas, las pastelerías veganas son la solución más práctica. El servicio fue bueno, lo entregaron en el colegio a la hora convenida, y todo guay.

Por ese motivo, unos meses después queríamos tener un detalle con el padre de un amigo. Nos había hecho un favor muy grande y, ya que estaban ampliando el negocio y haciendo catering a domicilio, pensamos que un lote de desayuno para dos estaría genial y les alegraría la mañana. La hora de entrega acuciaba, al tratarse de un desayuno, y les insistimos con el asunto. Ahí ya se pusieron bastante bordes: no podían asegurar puntualidad en el reparto fuera de Barcelona ciudad. Sí pero no: Esplugues está en el área urbana de Barcelona, tardas menos en llegar ahí que a algunos distritos de Barcelona, y nos rechinó la poca flexibilidad. 

Pues bien, el desayuno no llegó a la hora del desayuno. Ni a ninguna otra hora. El reparto no se hizo.

Esto era un sábado. El lunes reclamamos, tomaron nota y nos abonaron el importe del desayuno... descontando los gastos de tramitación de la tarjeta de crédito. Un total de 3,18 euros, vale, que ni los van a hacer ricos ni nos van a sacar de pobres, pero es que no es eso: si tienen que reembolsarte un abono por un servicio no realizado, no tienen por qué descontarte tarifas ni nada. No creo que sea difícil entender que, si la cagas, no tiene sentido penalizar al afectado. Lo mínimo sería que la empresa corriera con los gastos.

(Un inciso. Si entráis en su web, veréis que ahora dice que si hay algún problema y el servicio no se entrega, ese diez por ciento de gastos de tramitación se lo quedan ellos. Lo pone en la web desde después de que pusiéramos la reclamación, antes no había ni aviso legal, y suponemos que lo pusieron a raíz de nuestra queja.)

Les dijimos todo esto por correo y ellos, muy bordes, dijeron que pasando. Amenazamos con ir a Consum a reclamar, y siguieron en sus trece. Reclamamos a Consum, y siguieron negándose a devolver esos gastos. Hemos tenido que ir a conciliación, y persisten en que ya no devuelven ni un céntimo; como mucho, un cheque de regalo que no nos interesa porque no queremos volver a tener tratos con ellos. Las únicas alternativas legales que nos quedan a estas alturas son desistir de nuestra reclamación o ir a juicio, porque la vía de la conciliación ya está cerrada.

Y en esas estamos. ¿Qué hacemos? ¿Vamos a juicio por 3,18 euros, lo dejamos correr o contamos nuestra historia para que la sepáis si os pasa a vosotros?

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home