lunes, 1 de marzo de 2010

Jueces y partes (o El toro es mío y me lo follo como quiero)

El lunes pasado desayuné con la lectura de un esclarecedor artículo acerca de las cadenas televisivas vinculadas con el ala  dura de la derecha española y cómo se están aprovechando de las adjudicaciones de canales de televisión digital terrestre para inundarnos de tertulias tirando a cafres, al lado de las cuales Federico Jiménez Losantos parece un ejemplo de moderación. Este fenómeno es una manifestación más de un proceso cuyo máximo exponente es el auge de grupos como el Tea Party estadounidense, que han conseguido que Bush parezca un izquierdista peligroso y que tienen como objetivo nada oculto marcar los tiempos y el discurso al ala dura del Partido Republicano en su intento de recuperar la Casa Blanca en 2012. No tengo nada que oponer al contenido del artículo, máxime teniendo en cuenta que no se me ocurre ningún contraejemplo de cadena de TDT adjudicada a dedo a grupos de presión de ultraizquierda. Si alguno de los presentes en la sala conoce alguno, por favor, que lo comparta con nosotros. No, no vale decir La Sexta ni Cuatro, que os conozco.
Tampoco puedo poner contraejemplos en forma de tertulias televisivas en cadenas públicas estatales y privadas de ámbito nacional: por cuestión de horarios, no consumo. Queda fuera de toda duda que cada cadena barre un poco hacia casa, si bien es cierto que las grandes cadenas privadas tratan de mantener cierto equilibrio y llevan tertulianos de diferente pelaje e ideología. En la tertulia política de María Teresa Campos hay periodistas de izquierdas, en la de Concha García Campoy los hay de derechas y, en fin, da la impresión de que, aun siendo parciales y estando escoradas hacia la mano que les da de comer, lo cierto es que hay debate e imagen de pluralidad. Por lo menos se oyen opiniones enfrentadas y el planteamiento de base tiende a mantener cierto nivel de objetividad.
En las cadenas autonómicas esto no resulta tan visible, al menos en Telemadrid. En cuanto a TV3, pues bueno, digamos que, por un lado, Josep Cuní tiene toda la pinta de ser de CiU (y aun así dirige el programa matinal de la televisión pública del Tripartito) y, por otro, no hace falta ningún tipo de manipulación para que la gente afín al PP y Ciutadans que se deja caer por ahí se ponga en ridículo sin que nadie los ayude. Pero bueno, por lo menos los llevan, dicen lo que tengan que decir y, salvo que tengan que vérselas con algún tertuliano del palo Pilar Rahola, que les haga perder el hilo o la cordura, da la sensación de que, mal que bien, consiguen transmitir los mensajes que habían ido a defender. (De autonómicas como Canal 9 o Canal Sur no opino, porque nunca las he visto.)
¿Y en las cadenas de TDT que ha adjudicado el PP a dedo? Pues bueno, no tenía opinión formada hasta que leí el artículo de El País, aunque, a tenor de lo que veía en El Intermedio, la cosa no pintaba nada bien. Pero claro, El Intermedio es de La Sexta, Wyoming es un asesino descerebrado y etcétera etcétera. 
Así pues, me faltaba una confirmación acerca de la veracidad o no de dicho artículo, y ésta se me presentó gracias a Enrique Santiago, que asistió a una de dichas tertulias. La coartada argumental: la denuncia que algunos sectores afines a la ultraderecha han interpuesto contra el juez Garzón a propósito de su intento de hacer aplicar la Ley de Memoria Histórica. 
Sin entrar en el fondo de la cuestión, que podría dar lugar a un interesantísimo debate pero me llenaría el blog de trolls parafascistas, hay varios asuntos dignos de destacar.
Nos hallamos ante una tertulia política en la que se debate acerca del juez Garzón y los tres tertulianos "de la casa" han estado imputados en algún momento por el juez Garzón. ¿Objetividad? ¿Dónde está la objetividad?
Bueno, vale, es una cadena privada, adscrita a una ideología política determinada, y pueden llevar a quien quieran. Total, el gato es suyo (o el toro, en este caso) y tal y cual.
Otro hecho curioso. En cuanto Enrique comienza a rebatir las opiniones de los tertulianos con un  razonamiento de peso (el principio de jerarquía normativa, según el cual los convenios internacionales están por encima de la Constitución y obligan a cambiarla en todo cuanto se oponga a ellos), el vídeo se corta. No es una captura del YouTube, sino de la propia página web de la cadena donde se celebró el debate. Digo yo que cualquier cadena de televisión que se precie debería velar por que los contenidos que sube a su página se muestren en su integridad y sin sufrir mutilaciones de ningún tipo, ¿no? Al cortar la tertulia en un momento en el que uno de los tertulianos se mea en la premisa de los otros tres tertulianos "de la casa" y les da una clase de derecho internacional, da la impresión de que la cadena no quiere que se oiga el resto del razonamiento de uno de los tertulianos (opuesto, curiosamente, a la línea editorial de los informativos de esta cadena).
Que síiiii, que es una cadena privada, adscrita a una ideología política determinada, y pueden cortar donde y como quieran, no vaya a ser que queden en entredicho y resulte que el tertuliano comunista a quien han llevado a hacer de sparring tiene razón. Total, el gato es suyo y tal y cual.
Tercer y último hecho curioso. Da la impresión de que la grabación comienza cuando empieza el debate, pues el conductor del programa está presentando el tema de debate y a los tertulianos. No parece, pues, que éstos hayan intervenido en ningún momento previo del programa. Enrique es el primero de los invitados en tomar la palabra, y lo hace cuando llevamos 12" de debate. En todo momento aparecen sobreimpresionados los inevitables mensajes de texto que hacen que constituyen una de las principales fuentes de financiación de este tipo de programas. Tras unos cuantos mensajes genéricos, alineados de manera inequívoca en contra del juez Garzón, aparece por fin un mensaje en el que se alude a Enrique: "como abogado tenias que ser de oficio no vales para otra cosa". Este mensaje aparece cuando llevamos 46" de debate, es decir, exactamente 34 segundos después de que Enrique haya empezado su intervención.
Ahora, y a modo de conclusión de esta entrada, os propongo una pequeña prueba de agilidad mental.
Situaos frente al televisor. Estáis viendo una tertulia política que acaba de empezar. Tenéis ante vosotros el teléfono móvil y, sobreimpresionado en la pantalla, el número al que podéis enviar vuestros mensajes de texto.
Os pido que hagáis lo siguiente:
- Ver el programa.
- Entender de qué trata.
- Formaros vuestra propia opinión al respecto.
- Coger el teléfono móvil.
- Escribir el siguiente mensaje de texto: "como abogado tenias que ser de oficio no vales para otra cosa".
- Enviarlo al número sobreimpresionado en la pantalla.
Y, por supuesto, pido a la cadena televisiva que emite el debate que haga lo siguiente:
- Recibir el mensaje.
- Filtrarlo; es decir, comprobar que su contenido se adecua a los fines del programa, que no contiene ningún lenguaje obsceno, etc.; es decir, comprobar que es pertinente que aparezca en la pantalla.
- Publicarlo.
Demos por hecho que las tres últimas fases son simultáneas; es decir, que el mensaje aparece en televisión en el mismo momento en que lo enviais, de modo que (es un suponer) no exista ningún tipo de filtro sobre los contenidos que aparecen en el debate televisivo estrella de una cadena de TDT. Quedémonos sólo con los seis puntos que os he solicitado. 
¿Habéis tardado menos de 34 segundos? ¿Sí? Guau. Yo quiero ser tan rápido como vosotros. Os juro que yo tardo más de un minuto, y me considero rápido escribiendo mensajes de texto.

PD. Faltaría un cuarto detalle, subliminal como él solo. Doy por hecho que la cadena ha escogido la imagen congelada del vídeo de este debate, que es la que sirve para identificarlo y en cierto modo es su "portada" y la imagen que la cadena quiere transmitir. Muestra a Enrique, miembro de la ejecutiva de Izquierda Unida, con el brazo en alto, haciendo un simulacro de saludo a la romana. Si es casualidad, sólo puedo decir que se trata de un ejemplo afortunadísimo de serendipia, de los que luego se muestran con gran profusión de guiños de ojos, como si fuéramos escolares gritando "¡Ha dicho culo! ¡El rojo está  haciendo el saludo fascista!". Si es intencionado, la verdad, no tengo palabras.

Etiquetas: , , , , , , ,

5 Comments:

Anonymous Palimp said...

No hacía falta decir que intereconomía es de ultraderchas, sólo hay que ver los anuncios. Pero este caso que comentas es sangrante.

2 de marzo de 2010, 13:16  
Blogger Juanma said...

Parece que no quieren que los telespectadores sepan que la Constitución no es intocable y el artículo 13.2 de la Constitución se modificó porque, Maastricht en mano, estábamos obligados a hacerlo.

Pero claro, eso les dejaría sin argumento.

El vídeo entero se puede tomar como una muestra de humor involuntario por parte de los tertulianos.

2 de marzo de 2010, 13:39  
Anonymous Carneiro said...

Reconócelo, los filtros para el café.
El público con móvil siempre tiene la razón: tu hermano es un romano invasor de tendencias judeo-masónicas, abogado de oficio (insulto tremendo), sociolisto, torticero, el mentalista ha descubierto que sus gestos son falsos y se investiga su relación con Paracuellos.
No me acuerdo de más verdades, pero seguro que también tuvo que ver con la muerte de Marilyn Monroe. Es que se le nota.
Además, la presentación del video es una prueba clara de todo lo anterior.
España está ciega si no se da cuenta. ¡La debacle!
Menos mal que me queda Portugal.


PD: España está llena de escritores ucrónicos desaprovechados.

2 de marzo de 2010, 17:10  
Blogger Alfonso Merelo said...

Lo que no me cuadra es por qué demonios va tu hermano a una trampa como esa. Les orina en las calaveras, pero ¿como se le ocurre tamaña osadía? Ahí no me metía yo no loco.

2 de marzo de 2010, 22:50  
Blogger Juanma said...

Bueno, si ha sido capaz de participar en las acusaciones particulares del caso Pinochet y de las torturas de los militares argentinos, supongo que vérselas con tres tertulianos de medio pelo es pan comido... Eso sí, yo no iría ni jarto de güisqui.

3 de marzo de 2010, 9:30  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home