lunes, 13 de agosto de 2007

Viajeros, fuera del treeen

Resultan admirables los esfuerzos de nuestras autoridades en materia de infraestructuras y transporte por recordarnos los conceptos platónicos de la Caverna y de las Sombras. En primer lugar, porque, al parecer, la pretensión de que la segunda ciudad de la octava potencia mundial pueda tener una red decente de transportes e infraestructuras roza la condición de ideal platónico; y, en segundo lugar, porque, al paso que vamos, terminaremos viviendo en cuevas e iluminándonos con antorchas.
Mi lamento se puede resumir en que los señores de RENFE me tienen hasta las gónadas, y eso que no soy usuario asiduo de Cercanías.
En general, estoy hasta las gónadas de los responsables del caos en que está sumida Barcelona. Sean quienes sean. La semana que viene iré a Madrid, y, si la cosa no mejora, me temo que voy a tener que ir en barco, que es el único medio de transporte que todavía no ha colapsado en Barcelona.
Alguna vez he intentado sacar fotos de la estación de Sants con la cámara del móvil, para que los no residentes en Barcelona os podáis creer el berenjenal que hay montado, pero siempre me aparece uno de esos amables orientadores vestidos con chaqueta roja (por favor, si se parecen al pavo de Mediatis, el de los créditos instantáneos que anuncia a la hora del desayuno) para decirme que, por motivos de seguridad, está prohibido tomar fotografías de la estación. Pero vamos a ver, ¿quién coño querría atentar en Sants?
Puedo entender que las obras del AVE provoquen algunos retrasos en los trenes, pero eso no explica que los nuevos andenes (del 9 al 14) tengan unas goteras así de grandes, apenas dos meses después de su apertura. Tampoco explica que la megafonía y los rótulos del andén anuncien trenes diferentes con destinos que se encuentran en el sentido opuesto. Ejemplo:
MEGAFONÍA: Próximo tren a estacionarse por vía 13, Regional con destino a Girona.

RÓTULO DE LA VÍA 13: Cercanías. Destinació: Barcelona Estació de França.
Es un poco como aquellos anuncios de la Dirección General de Trafico, que mostraban a un chaval contentísimo, con el rótulo LO QUE ÉL CREE QUE ESTÁ PASANDO, y luego te enseñaban al mismo chaval haciendo eses y vomitando, con un LO QUE ESTÁ PASANDO EN REALIDAD como subtítulo.
También puede suceder que en las pantallas de las taquillas anuncien que tu tren va a salir por la vía 13, y luego lo haga por la 14. En ese caso, no hay problema, porque sólo tienes que desplazarte unos metros; pero, el cabreo llega cuando sucede lo que sucedió en el tren anterior al nuestro, el de Figueres, que estaba anunciado en la vía 13 y salió por la 12... con lo que había que salir de nuevo, pasar los controles y entrar por otro punto de control... Eso sí, muy bien asistidos por los orientadores.
A veces te beneficias, aunque indirectamente. Hace dos semanas, viajé a Girona en el Regional inmediatamente anterior al que iba a coger... que llevaba media hora de retraso. Casi lo pierdo, porque no me terminaba de creer que fuera el correcto; pero conseguí subirme a él, medio minuto antes de que saliera. Llevaban cinco minutos anunciando su salida inminente. Algo que no suele suceder y que, desde luego, no le sucedió a los usuarios del de Figueres, al que me refería en el párrafo anterior, que tuvieron que cambiar de vía, saliendo nuevamente a las taquillas, en apenas tres minutos.
No tengo mucho derecho a quejarme, ya que no me he quedado atrapado tres horas en medio de una vía, ni me he tenido que quedar en Girona porque la avería de la catenaria me impide ir a trabajar a Barcelona. Pero sí puedo hacerlo por la hora de retraso que acumulamos anoche, pisando huevos desde Sant Celoni, detenidos casi tres cuartos en la estación de Sant Andreu y esperando cerca de diez minutos a que nos dieran vía en la estación de Sants, y sin apenas avisos ni explicaciones por parte de megafonía, que se limitaban a decir que podríamos tener un retraso de una media hora. A Cristina y a mí simplemente nos jodió el rato que estuvimos parados sin hacer nada, y de paso me hizo mojarme más de lo que esperaba (gracias a ese retraso, nos cerraron las panaderías, con lo que me tuve que ir al Opencor, con lo que me cayó el inicio del tormentón de anoche), pero, a los que iban al aeropuerto, les podría haber hecho perder un vuelo... Aunque lo del aeropuerto del Prat es otro cachondeo.
Y lo de los peajes en la AP-7. El de hace dos fines de semana, con atascos de setenta kilómetros, no estuvo nada mal.
Y el apagón de hace tres semanas. Todavía hay generadores en la calle.
Y que la ciudad se quede aislada cada vez que nieva. Y, por suerte, sólo es una vez cada año o dos años.
Los políticos se han apresurado a echarse a la yugular de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a quien sólo puedo desearle una dimisión honrosa, una destitución fulminante o un laaargo futuro como usuaria de la red de Cercanías de Barcelona, lo que más daño le haga. Tiene narices venir a Barcelona, en medio del caos, limitarse a pedirle paciencia a los usuarios de RENFE , y largarse de vuelta a Madrid, sin más comentarios.
Es cierto que Magdalena Álvarez no está capacitada para ejercer un cargo que se le ha ido de las manos. De nada sirve argüir que las obras del AVE están detrás del caos de Sants, cuando, precisamente, parte de la responsabilidad del Ministerio de Fomento estriba en no haber previsto un plan que conciliara las obras del AVE con la circulación de los trenes durante los meses o años que durasen esas obras. Hay una imprevisión muy grave.
Tampoco lo están haciendo mucho mejor RENFE y Adif, como responsables del mantenimiento de la línea férrea.
Ni el Govern, por parte de su conseller de Política Territorial y Transportes, Joaquim Nadal.
Ni CiU, que en los veintitrés años que ha estado gobernando podría haber invertido más en infraestructuras, en vez de estar tan encantadísima de haberse conocido.
Ni el PP, que, en vez de descojonarse de la situación, podría recordar que el AVE a Barcelona debería haberse inaugurado durante su mandato... en el 2004, que ya hace tiempo: bien que se dan prisa para inaugurar las ampliaciones del metro en Madrid. O, ya puestos, que el presidente de Endesa, Manuel Pizarro, que fue nombrado a dedo por Aznar, ha tenido la cara dura de anunciar beneficios millonarios justo durante la crisis del apagón de Barcelona... Todo esto, mientras Mariano Rajoy echaba balones fuera y decía que los únicos responsables del apagón son los socialistas. Como si la red de Endesa no hubiera tenido nada que ver.
La verdad es que no hay muchas fuerzas políticas ni muchas empresas semipúblicas que se libren de una hipotética depuración ejemplar de responsabilidades. Tal vez por ello, dudo que se llegue a poner en práctica la única solución que, a estas alturas de feria, me parece que podría aportar algo de luz (disculpen la ironía) en el caos en que está sumida Barcelona: una comisión de investigación en el Congreso. La destitución de la ministra de Fomento no sería un mal principio; pero sería sólo eso: un principio.
Mientras tanto, voy provisto de abundante lectura, que nunca se sabe cuánto puede durar el viaje. Este fin de semana, con la tontería, casi he conseguido terminarme un libro, entre la espera a la ida y el parón de la vuelta. RENFE fomenta la lectura, y no somos capaces de agradecérselo...

Etiquetas: , ,

7 Comments:

Blogger Cristina López said...

Sólo soy capaz de decir una cosa: RENFE, Apagones todos quieren ser los campeeeeoooones...

13 de agosto de 2007, 12:44  
Blogger Juanma said...

:-)))

Y con José Montilla haciendo de Torrebruno.

13 de agosto de 2007, 12:47  
Blogger Álex Vidal said...

El tema de las infraestructuras es realmente apasionante... y de largo recorrido (perdón también por la ironía).

Por una de estas casualidades que tiene la vida, el sábado un amigo nuestro se pego una santa castaña haciendo BTT en un sendero cerca de Esterri d'Àneu, en el valle del mismo nombre del Pallars Sobirà. Lo llevaron al CAP de esta localidad y allí fletaron una ambulancia, que trasladaba también a otra mujer mayor, al hospital más cercano, el de Tremp, a unos 80 kilómetros valle abajo y que era el más cercano, que cubre los dos Pallars y no sé si alguna comarca pirenaica más. El conductor le comentó a otra amiga, durante el trayecto, que la situación ha mejorado bastante, pues con el gobierno tripartit ha aumentado el número de ambulancias de una para todo el Pallars durante el gobierno de CiU a una para cada población.

Quizá esta "oposición" haría bien en mirarse la viga propia en lugar de la... bueno, no hablaremos de las pajas ajenas, ¿no? :D Menos cachondeo y más política para los ciudadanos, por favor, que ya estamos un pelín hartos.

13 de agosto de 2007, 13:03  
Blogger Juanma said...

Pues pa' haberse matao, y nunca mejor dicho. :-/

Casi que sale más a cuenta que lo hubieran evacuado a Francia. :-(

13 de agosto de 2007, 13:05  
Anonymous Kotinussa said...

Aquí en Cádiz también sabemos bastante de caos circulatorios, pero por otro motivo. Como estamos en una isla, pasa que en cuanto a veinte trabajadores de lo que sea se les hinchan las narices tienen facilísimo aislar completamente la ciudad y formar un colapso total en toda la Bahía (unas 700.000 personas). Con unas pocas docenas de personas cortas todos los accesos por carretera y tren.

La última vez que los de Astilleros se pusieron en huelga coincidió con que se iban a hacer unos trasplantes de riñón. El pobre señor al que le iban a hacer uno de los trasplantes no tenía forma de entrar en la ciudad, y al final tuvo que entrar en un barquito para turistas que hace paseos por la Bahía. El pobre hombre, entre los nervios y el oleaje se pasó todo el viaje vomitando. Vamos, que llegó en las mejores condiciones para meterse en un quirófano.

El otro riñón iba para Barcelona, y se estropeó y no sirvió para nadie. Y en Barcelona alguien se quedó con las ganas.

13 de agosto de 2007, 16:49  
Blogger Juanma said...

Pues sí que tenéis un problema en Cádiz... No sólo si alguien quiere protestar, sino si hay algún accidente y os cortan la carretera... :-(

Tremendo, lo de los riñones. Pobre trasplantado, qué mal tuvo que pasarlo. :-((((

13 de agosto de 2007, 17:07  
Anonymous Anónimo said...

aunque sea en góndola o parapente,
buen viaje y estancia. recuerdos a la aún ministra de fomento....

;)

JA

14 de agosto de 2007, 2:22  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home