miércoles, 27 de octubre de 2010

Feliz Día del Corrector

Hoy se celebra el Día del Corrector. Así pues, hoy seguiré corrigiendo sin descanso y poniendo a prueba la lumbalgia que me atormenta desde el jueves de la semana pasada.


Además, la UniCo ha convocado una Cacería de Erratas, cuyos resultados han colgado en Flickr. Hay erratas de juzgado de guardia, y desde luego la iniciativa es lúdica y útil. 

El Día del Corrector debería servir para concienciar a los lectores acerca de la necesidad de esta profesión. Mi punto de vista está viciado de entrada, pues vivo en buena medida de la corrección de estilo (y, en mucha menor medida, ortotipográfica) y me retroalimento en exceso con otros compañeros del sector editorial. No obstante, las conclusiones a las que llegamos son casi unánimes, ya se trate de editores, traductores, correctores o cualesquiera otros estamentos del gremio. Las diversas correcciones (ortotipográficas o de estilo) parecen haberse convertido en el eslabón débil de la cadena, el paso que se puede suprimir o en el que puedes apretar un poco los plazos si vas mal de tiempo o presupuesto. Con ello se incrementa el riesgo de que sucedan auténticas barrabasadas que ponen de manifiesto hasta qué punto se está deteriorando el sector. Aunque no se libra ninguna editorial, lo cierto es que las pequeñas ponen más empeño, e incluso medios, en lograr una excelencia que muchas veces se confunde con falta de pragmatismo o con derroche de tiempo y dinero. Volveré a este asunto en alguna entrada posterior, porque lo cierto es que da para hablar largo y tendido. 

El resumen es claro y doloroso: ahora mismo se edita peor que cuando comencé a trabajar como corrector autónomo, hace tres años, e incluso han bajado las tarifas. La irrupción del libro digital podría dar un respiro al sector (al reeditarse gran parte de los fondos históricos de las editoriales, habría que dar un lavado de cara a muchos títulos), pero también podría llevarlo a la tumba (por aquello de abaratar costes y reducir plazos).

De todos modos, prefiero ser optimista. No creo que la estructura de las editoriales sufra demasiados cambios a medio plazo, aunque es bien cierto que éstos, de producirse, no redundarán precisamente en beneficio de los trabajadores del sector. ¿Me veo de corrector de estilo de aquí a dos años? Sin duda. ¿Y de aquí a diez años? No tengo ni la menor idea.

Lo dejo aquí, ya que esta semana estoy hasta arriba de trabajo. Eso sí, me sumo a la Caceria de Erratas con algunas imágenes de archivo que demuestran hasta qué punto sigue siendo necesaria la profesión. 

La primera ya apareció en una entrada del blog, y nos muestra, de manera divertida pero preocupante, hasta qué punto es necesario saber escribir bien para que el mensaje se entienda e, incluso, sea más creíble. La réplica de la correctora es magistral. 



La errata que viene a continuación es más preocupante, ya que pertenece a un espacio público, el madrileño Campo del Moro. No es de recibo que una administración descuide la rotulación del Patrimonio Nacional hasta el extremo de caer en el ridículo.
La que muestro ahora me desconcierta, ya que no sé si forma parte de un error conceptual del editor o resulta que la normativa ha cambiado y la fecha de edición sustituye ahora al depósito legal. En todo caso, la adjunto.

Por último, he aquí una exótica amalgama de gallego y catalán que, a título personal, me hizo bastante gracia.

Hay miles de ejemplos. Todo lo que nos rodea está plagado de erratas ortotipográfica o de estilo. ¿Me ayudáis a celebrar el Día del Corrector compartiendo las más llamativas? Muchas gracias.

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger Cristina said...

http://agtradinters.com/info_agtradinters.pdf

¡Y es una web de traductores!

Casi me da un pasmo al leerlo. No sé si esto llegará a ellos, pero si es así, que sepan que yo, por ejemplo, jamás enviaría una corrección a una agencia con tales (y tan gordas) faltas elementales de gramática.

27 de octubre de 2010, 21:28  
OpenID eleternoaprendiz said...

desde luego la iniciativa es lúdica y útil.

¿Lúdica? Es divertidísima, sin duda. ¿Útil? Ay, permíteme que lo dude con tanto cenutrio que pulula por ahí :(

28 de octubre de 2010, 9:06  
Blogger Juanma said...

Bueno, Cristina, es una web de traductores, no de correctores, y..., y..., y bueno, hay cosas que no son de recibo si cuelgas una página web para buscar clientes. Agh.

28 de octubre de 2010, 16:23  
Blogger Juanma said...

eleternoaprendiz, a lo mejor no es útil, vale, pero es divertida. :-)

28 de octubre de 2010, 16:24  
Blogger Rox said...

¡El blog de los acentos perdidos!
http://acentosperdidos.blogspot.com/
Yo participé en algunas :=

Y no entendí las que están en catalán :P

29 de octubre de 2010, 21:34  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home