martes, 25 de mayo de 2010

Feliz Día del Orgullo Friqui (o Friki) 2010

Hoy se celebra el Día del Orgullo Friqui. Para celebrarlo voy a hacer algo tal vez poco friqui: seguir mi rutina de trabajo diario. Dado que ayer fue festivo en Barcelona, hoy es como si fuera lunes, con todo lo que ello implica: trabajo a medio gas y mucha procrastinación. 
Comenzaré poniendome al día con el correo atrasado y el Facebook (tarea que será mucho más rápida de lo habitual, ya que no he seguido la serie Perdidos y, por lo tanto, me voy a ahorrar entrar en los comentarios de las frases de estado de las tres cuartas partes de mis contactos), todo ello mientras escucho alguna de las listas de reproducción de Spotify que he creado para trabajar a buen ritmo (como nunca sé qué enlace es el bueno, os doy a elegir: éste o este otro). 
Para entrar en harina, nada mejor que escribir el informe semanal de actividad del Foro Premio Círculo de Lectores de Novela 2010, que he estado moderando durante estos meses y que por fin tiene ganador: Carlos Poveda, con su obra Pacific Edge, una aventura narrada a ritmo de jazz y cuya acción transcurre en los Mares del Sur; muy recomendable.
Después dedicaré un ratito al Foro Fantasy de Círculo de Lectores. Estamos en la recta final de las lecturas compartidas de este bimestre, así que comentaré algún capítulo de El nombre del viento, de Patrick Rothfuss, o le daré un empujón a la lectura de los dos primeros títulos de la colección La Hora del Vampiro: Drácula, de Bram Stoker, y Drácula, el no muerto, de Dacre Stoker y Ian Holt. Si me queda tiempo, iré preparándome las próximas lecturas compartidas, que comienzan el lunes 7 de junio: la colección Geralt de Rivia, de Andrzej Sapkowski, y El misterio de Salem's Lot, de Stephen King.
Si me queda algo de tiempo antes de comer, seguiré leyendo un libro muy interesante que voy a corregir dentro de un par de semanas y del que no puedo hablar todavía; baste decir que pertenece a un tipo de friquismo diferente, y mucho más nutritivo que el de los friquis cienciaficioneros, pero no por ello menos friquismo. Espero que sea una corrección exquisita, tanto como el contenido del libro.
Para el viaje en metro al restaurante donde he quedado para comer con un par de friquis me llevaré alguno de los libros friquis de los que debo reseña desde hace ya demasiado tiempo. Demasiadas lecturas, todas ellas interesantes, y que espero que se plasmen en otras tantas reseñas.
Cuando regrese de comer no tengo muy claro qué haré. Debería continuar con una corrección cuyo plazo de entrega se me empieza a echar encima, aunque puede que adelante con un prólogo de un título que me está sorprendiendo, ya que al ser una segunda parte cabría esperar que fuese más de lo mismo, pero no lo es en absoluto. Tal vez me dedique a ese prólogo, para terminar de redondear el Día del Orgullo Friqui. Tampoco puedo adelantar detalles acerca de este libro: ya lo sabréis a su debido tiempo. 
El broche de oro de la jornada friqui lo pondrá algún capítulo de alguna serie muy friqui, para hacer tiempo antes de que comience el episodio de hoy de House. Tal vez veamos alguno de The Big Bang Theory, o tal vez nos pongamos con el antepenúltimo de la tercera temporada de Boston Legal, que habla de freaks más que de friquis, pero que también nos valdría para celebrar el Día del Orgullo como es debido.
Hmmm, hablando de Denny Crane, os dejo con un videoclip que capta a la perfección la esencia del Día del Orgullo Friqui. Es mi aportación particular a un día tan señalado. Ya sabéis: "I wanna do whatever common people do", que decía el amigo Jarvis.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home