viernes, 30 de diciembre de 2005

De amores eternos

A menudo nos entra la manía de volver la vista atrás, porque es bueno a veces (uh uh uuuh), porque nos da por pensar que cualquier tiempo pasado fue mejor (uh uh uuuh) y porque todo llega a su fin pero después de un día triste nace otro feliz (uh uh uuuh). Y en ocasiones como esas, a uno le da por pensar: ¿Dónde estarán mis ex parejas? ¿Qué habrá ocurrido con ellas? ¿Serán felices? ¿Habrán salido ganando al perderme de vista? ¿Lo habré hecho yo? ¿Me echarán de menos? ¿No tengo nada mejor en lo que pensar?
Así pues, he decidido hacer una encuesta de urgencia conmigo mismo. ¿Qué sé de mis ex novias? La respuesta es fácil:
Con una sigo en contacto. Intento verla cada vez que vuelvo a Madrid, normalmente en su casa o en su barrio. Su marido es un encanto y nos llevamos muy bien. Su hijo es guapísimo, todo ojazos y lo quiero como a otro sobrino más. Su perro, un enorme cruce de pastor y mastín, está más tranquilo pero sigue dando guerra pese a su edad. Puedo afirmar con orgullo que es una de mis mejores amigas.
De otra no sé nada. Tras una de esas conversaciones telefónicas de las que sabes al momento que te arrepentirás eternamente (ella nunca había estado tan alterada, y yo jamás había estado ni he vuelto a estar tan gilipollas) hablamos una sola vez, y todo parecía volver a la normalidad. La volví a llamar un par de veces, no me respondió ni devolvió las llamadas, me vine a vivir a Barcelona, y hasta hoy.
Estas cosas pasan. De todos modos, me alegro de cada segundo que pasé con ellas, tanto en lo bueno como en lo malo.
Así que ya sé (o dejo de saber) en qué andan mis ex novias. Ahora bien, ¿qué sé de las chicas que me han gustado en algún momento de mi vida? Algunas no llegaron a saber que me hubiera encantado meterles un anillo por el dedo anular, otras se lo olieron y me pararon los pies a tiempo (con mayor o menor salero), y habrá quienes todavía se estén preguntando por qué narices no me decidí a dar el paso o no les hice ni caso. (En dos palabras: timidez y acojone. No hubo nada más.) En orden cronológico aleatorio, según me vienen a la memoria y sin dar ningún nombre y algunas pistas, esto es lo que sé de ellas:
Seguimos viéndonos y somos amigos. Sin compromiso.
Seguimos viéndonos y somos muy amigos. Sin compromisos estables.
Seguimos viéndonos y somos amigos. Emparejada.
Seguimos viéndonos y creo que somos amigos. Emparejada.
No tengo ni la menor idea de dónde está: supongo que dando tumbos por ahí, de flor en flor.
Nos saludamos si nos vemos por la calle. Creo que sin compromiso. ¿Qué pude haberle visto?
No tengo ni idea de dónde se habrá metido. La última vez que nos vimos se iba a casar. Supongo que seguirá casada y tendrá algún niño.
Ni idea. La última vez que la vi fue en un anuncio, en la televisión: qué cosas pasan...
Ni idea. Creo que estaba haciendo televisión y, con lo que valía y el cerebrito que tenía, me extraña que no esté presentando un informativo de máxima audiencia. Estaba emparejada y debe de haberse casado.
Casada y procreando a buen ritmo. Nos vemos.
Ni idea. Oí que se iba a casar. Supongo que se habrá convertido en una maruja del copón, porque iba camino de ello. Qué desperdicio, qué trágico desperdicio.
Casada y madre. No sé si es niño o niña.
Seguimos viéndonos, somos amigos y me alegro lo indecible cuando la vuelvo a ver. Dispersita, pero emparejada y arrejuntada; al menos, la última vez que hablamos.
Nos vemos de uvas a peras, seguimos siendo amigos especiales y ya estamos tardando en volver a vernos. Emparejada, y con la pareja ideal para ella; de lo cual me alegro infinitamente. Lo sabes, ¿verdad?
Nos vemos a veces. Sigue bastante dispersita. Me da cosa preguntarle si está emparejada, o qué.
Seguimos viéndonos y somos amigos. Recién desemparejada y desarrejuntada.
Ni idea. Otra que me extraña que no haya dado que hablar.
Después de un tiempo sin saber nada de ella, retomamos el contacto. Pareció que no había pasado el tiempo. Sin compromiso, aunque en un mar de dudas.
Seguimos viéndonos y somos amigos. Sin compromisos estables.
La tengo agregada al messenger, pero no hablamos. Para saber en qué anda, no tengo más que abrir una ventanita y preguntarle. Me cuentan que sigue emparejada.
Ni idea. Está lejos. Supongo que estará emparejada.
Ni idea. Tampoco es que me importe a estas alturas.
Ni idea. Jo, hacía mucho tiempo que no pensaba en ella. (Suspiro.)
Ni idea. Espero que esté muy bien: los amores platónicos siempre se merecen lo mejor. Qué día más bonito pasé junto a ella. (Otro suspiro.)
Ni idea. Me da igual.
Ni idea. Estaba emparejada. Supongo que se casaron cuando ella aprobó las oposiciones. (Hacía tiempo que no pensaba en ella.)
Sé que sigue donde estaba y que le va bien. Emparejada y arrejuntada.
Ni idea. Sé que cambió de lugar de trabajo y me partió un poco el corazón que no me lo dijese ni siguiese manteniendo el contacto conmigo. Pero estas cosas se terminan curando, supongo.
Ni idea. Es importante en su especialidad. Miré en Google, la encontré y vaya carrerón lleva. Estaba emparejada, pero desde hacía muy poquito tiempo.
Y alguna más que habrá, pero tengo que hacer verdaderos esfuerzos de memoria. O me da miedo reconocer que me gusta, o que voy camino de ello.
¿Se ha notado mucho que soy tirando a enamoradizo? (Mi amiguísima y confesora Yolanda se descojona de mí y dice que pueden gustarme hasta cinco chicas a la vez, lo cual es mentira: se queda corta.) El caso es que este ejercicio ha estado divertido, pese a que se haya reabierto alguna que otra herida, pero a estas alturas estoy curado de casi todas ellas. Y de las que no, pues no hay problema: puedo vivir con ellas a cuestas. En algunos casos ha sido difícil recordar sus nombres y sus caras: para que veais adónde va el amor eterno después de unos cuantos años.
Intentad hacer esto en vuestras casas y me contáis. Os insto a ello. Si queréis, podéis compartir el ejercicio con vuestra pareja, para, como decía la canción de Gabinete Caligari, reiros de todos vuestros ex, pegándoles puntapiés.
Si este blog es pornografía emocional porque muestro mis intimidades sin pudor, ¿a qué equivaldrá el consejo que os acabo de dar? ¿A pediros que leais revistas porno emocionales? ¿Hay revistas porno emocionales?

Etiquetas:

14 Comments:

Blogger Alfredo Álamo said...

Uy, lo mio es fácil:
Fuera del país (sin pareja estable)
Fuera del país (sin pareja estable)
Fuera del país (sin pareja estable)
Lejos (sin pareja estable)
Lejos (sin pareja estable)
Lejos (con pareja estable)
En paradero desconocido, sólo aparece en determinadas fiestas después de las dos de la madrugada (sin pareja estable)
Con todas hablo una vez al año o algo así. Depende del año.

30 de diciembre de 2005, 14:03  
Anonymous Kotinussa said...

Menudo carrerón llevas, muchacho. Después de eso, lo mío va a resultar muy soso.

Como se me queda tan cortito el número, comparándolo contigo, voy a añadir una categoría más: el de los que anduvieron detrás de mi y les di calabazas.

Ex-novios:
1. No tengo ni la menor idea. Después de dejarlo, estuvo como dos años más insistiendo en que éramos la pareja ideal, y utilizó a todas las amistades comunes (hasta que se hartaron) para volverse a ver conmigo a la menor oportunidad. Después de esos dos años, como si lo hubieran abducido.
2. Nos vemos de vez en cuando por la calle y ambos nos hacemos los disimulados, miramos un escaparate o doblamos la esquina si podemos. Al parecer, solo y sin compromiso.

Pretendientes a los que di calabazas:
1. Se casó con una divorciada con hijos, de lo que creo que está bastante arrepentido, aunque no me lo ha dicho directamente. Le tengo mucho cariño y cuando nos encontramos charlamos largo y tendido.
2. Sigue soltero y sin compromiso. Tuvo una novia que le tomó el pelo y lo utilizó de mala manera. Menos mal que se libró de ella. También le tengo afecto y seguimos en contacto. Hasta hemos hecho viajes juntos.
3. De vez en cuando sé algo de él porque saca algún libro o escribe algún artículo. De su vida sentimental no tengo ni idea.
4. No he vuelto a saber nada de él, lo que agradezco infinitamente, porque me repugnaba.

Chicos que me gustaron y con los que no tuve nada:
1. Era muy amigo de Ex-novio nº 1. Siempre me digo que elegí al equivocado. Sé a lo que se dedica, pero nada más.

Bueno, esto es todo. Gracias por la sugerencia, me ha gustado hacer este ejercicio.

30 de diciembre de 2005, 14:07  
Blogger Maladriel said...

dioses, el día que tus ex empiezan a casarse tiene que ser duro de narices...

luego intento el ejercicio este

30 de diciembre de 2005, 15:07  
Blogger Álex Vidal said...

Pues yo, de ex, ninguna. Sólo he tenido una novia, y hoy en día estamos felizmente casados.

¿Una vida aburrida? Según el punto de vista.

Bastante enamoradizo, pero torpe en estas lides hasta la inoperancia, mi carrera se resume en:

Ni idea. Salimos juntos (es decir, caminábamos lado a lado) porque un amigo mío salía (se tomaban de las manos, y nada más) con una amiga suya.

Casada y con un niño monísimo de unas semanas. Conocida de la chica con la que salía, un flechazo de adolescente que me dio calabazas (bien merecidas), un accidente del que me olvidé enseguida. Ni me acordaba de ella hasta que, años después, descubrí que es una de la amigas más íntimas de Nuria (mi cara el día que nos encontramos en la calle, nos presentó y ambos dijimos: "no, si ya nos conocemos", tuvo que ser más cómica que la del Carrey ese).

Ni idea. Quedó varada en COU. Una de las personas más buenas que he conocido. Le tengo un huequecito en mi corazón porque aquel año quizá fuese el más mágico que viví. Últimamente aparece en mis sueños, como una premonición de que me la encontraré en breve.

A camino entre Alemania, Inglaterra y Catalunya. Aún tengo que llamarla. Somos muy buenos amigos, y me perdonó la tontería que tuve con ella. A ver si la llamo y quedamos con ella.

30 de diciembre de 2005, 15:45  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

A ver...

Ni idea
Ni idea
La veo periódicamente.
Ni idea (pero al colega al que se la pisé creo que aún me la guarda)
Ni idea (pero ídem)
También la estuve viendo periódicamente (aunque en otro sentido), y luego ni idea.
Ni idea, pero sé que se casó (más o menos nuestra última conversación empezó: “por cierto, ¿no te he dicho que me caso el mes que viene?”)
Ni idea
Estoy en contacto, es más o menos “amiga”
Estoy en contacto, nos acabamos de comprar un piso

De las que pasaron de mí sólo hubo un par que me dejaran huella y no he vuelto a saber nada de ellas. Mejor.

Hale, ya tenemos conversación pa esta noche :p

30 de diciembre de 2005, 16:35  
Anonymous Pily B. said...

Jolines, y decía yo que era enamoradiza. Lo que soy es una desgraciá a tu lado.

En fin, como nos vemos de aquí a un rato, no contestaré. Lo mismo un día de estos, hasta escribo un post sobre el asunto. Me ha parecido de lo más interesante, en serio. Algunas veces piensas qué puede haber sido de éste u aquél, pero hacer una lista tan pormenorizada. Ais, me ha molao la idea.

Sta dentro de un ratejo. ;-)

30 de diciembre de 2005, 18:12  
Anonymous La Ex said...

Sólo lo importante o ligeramente importante:

Ni idea
Ni idea
Ni puta idea
Lo veo de vez en cuando, con novia, uno de mis mejores amigos.
Ni idea
A veces recibo un mail suyo, sin pareja.
De vez en cuando dando en coñazo por teléfono o msn. ni idea si tiene pareja o no.

Si, no soy muy sociable con los ex, pero después de ver mi corta carrera, le cambiaré seguro el nombre a mi blog!

31 de diciembre de 2005, 3:03  
Blogger Juanma said...

Álex: ¿Cómo que una vida aburrida? Cantidad y calidad no es lo mismo, y tú has tenido y tienes muuucha calidad. (De nada; son diez mil.) Tus historias con esas chicas son realmente bonitas y estoy seguro de que algún día te animarás a colgar alguna en tu blog (aunque sea algún ejercicio del taller de Jorge).

Alfredo: Qué bueno que sigas en contacto con todas ellas. La pereza, la timidez o el despecho nos suelen alejar de las personas a las que hemos querido.

Kotinussa: Te digo lo mismo que a Álex: no es lo mismo cantidad y calidad. Me alegra que te haya gustado, me pareció que podía ser divertido aunque en mi caso me ha hecho acordarme de unas cuantas chicas que en su momento me dejaron tocado (y de las que, mira, después de tantos años ya ni me acordaba).

Maladriel: Tampoco te creas que es tan duro. He asistido a alguna boda de ex amada y no sufrí especialmente; es más, me lo pasé muy bien, me alegré mucho por ellas y en general, buen rollito y buenos alimentos.

Javier y Pily: Pues tampoco hemos hablao tanto del tema, pero ha estado bien igualmente. Ya tardáis en sacarlo en vuestros blogs... Bueeenooo, vaaaleee, despertaos y tal. (A mí lo que me pasa es que no duermo demasiado, pero sí, a estas horas debería seguir durmiendo.)

La ex: Que no le cambies el nombre a tu blog, que está muy bien (el blog y el nombre). :-)

Besitos y feliz año a todos.

31 de diciembre de 2005, 14:22  
Blogger Javier Esteban Gayo said...

Buff, pos yo he dormido 3 horas. Y ha estao muy bien, sep, a ver cuando es la próxima. Algo he sacao en mi blog, eso sí, como no tengo apoyo de material gráfico :p

31 de diciembre de 2005, 15:02  
Blogger Juanma said...

Javier: A ver si Antonio nos pasa ese material gráfico lo antes posible. La foto del encuentro bloguero en la cumbre no tiene desperdicio. :-P

31 de diciembre de 2005, 16:58  
Anonymous Panadero said...

Juanma,
la verdad, es curioso pensar en las antiguas amadas. Haciendo memoria, recuerdo a mi primera, que ahora es sexóloga; mi segunda, pluriempleada; mi tercera, pianista o algo así; mi cuarta, que tras mi rechazo se metió a clases de kárate (espero que no fuese para patearme la cara), y a partir de ahí no sigo la cuenta.
Bueno, quizás la siga cuando funde mi blog, con la que competiré con Pornografíaemocional.
Será el portal
www.gordoycomprensivo.com

Abrazo fuerte a todo el mundo.

1 de enero de 2006, 17:45  
Blogger Juanma said...

Panadero: ¡Dichosos los ojos que te leen! Mira, mi auténtico buen propósito para el año que viene es que te abras ese blog. Gordo y Comprensivo promete ser el blog del 2006. Piensa que ahora es el momento. :-)

Un abrazo muy grandote, monstruo, que eres un monstruo. :)))

1 de enero de 2006, 21:05  
Anonymous Anónimo said...

Confesaré dos cosas: la primera que he ido directa a este capítulo de tu blog, aunque ahora prometo imprimir el resto y metérmelo entre pecho y espalda ahora que estoy entre clase y clase. Y la segunda, que con los datos que das, me ha resultado facilísimo encontrarme (el orden que has elegido también ha ayudado bastante, la verdad). Sabes que es recíproco y que yo también te quiero mucho.

10 de enero de 2006, 10:38  
Blogger Juanma said...

Anónima: sabes que yo también te quiero un montón y que para mí es un orgullo saber que lees este blog y que te gusta.

Besazos. :-****

10 de enero de 2006, 12:08  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home