miércoles, 24 de julio de 2013

Finalista de los Premios Ignotus 2013

Pues sí, la cosa se ha dado bien, y mi artículo "Cincuenta relatos para una década" ha entrado en la papeleta de finalistas, compartiendo honores con Fernando Ángel Moreno, Julián Díez, José Manuel Uría, Tim Maughan, Sergio Mars y Manuel de los Reyes. Como veis, en muy buena compañía. Gane quien gane, va a ser un monolito merecido. Enhorabuena a los otros finalistas y, por supuesto, muchas gracias por haberme votado.

En cuanto al resto de los candidatos, podéis verlos si pincháis sobre este enlace. Como me faltan algunas lecturas, y además ya estoy muy viejuno, y un tanto al margen de guerras y demás geoestrategia fandomita, me resulta difícil aventurar posibles ganadores. No obstante, acá van algunas impresiones someras, en bruto y sin el menor ánimo de exhaustividad (¡escribo durante la siesta de Mireia! ¡Podría despertarse en cualquier momento!).

En novela llama la atención la doble ausencia de La Zona, de Javier Negrete y Juan Miguel Aguilera, y de La isla de Bowen, de César Mallorquí, que daba por finalistas seguras (ya lo habían sido del premio Celsius). Me gusta que Cenital, de Emilio Bueso, y El mapa del cielo, de Félix J. Palma, se hayan colado en la papeleta final. ¿Hará Bueso un doblete Celsius-Ignotus con la, al parecer, muy polémica pero completamente recomendable Cenital? ¿Conseguirá Palma romper de una puñetera vez la maldición de los Ignotus (todavía no lo ha ganado)? Veremos, veremos, aunque la (que yo sepa) primera novela finalista de Sergio Mars, que ya ha ganado en las categorías de relato, artículo y novela corta, podría alzarse con el monolito.

En relato estoy como unas castañuelas por la inclusión de los dos relatos inéditos de Prospectivas. Antología del cuento de ciencia ficción española actual, que corregí y maqueté hace poco más de un año: "Patrick Hannahan y las guerras secretas", de Eduardo Vaquerizo (que, además, me parece un justísimo reconocimiento a cierta antología colectiva sobre Patrick Hannahan cuyos entresijos dan por sí solos para escribir un libro), y "Neo Tokio blues", de José Ramón Vázquez. Para redondear el regocijo, creo que la introducción, "Ciencia ficción en español", de Fernando Ángel Moreno, debería llevarse el premio, por exponer de manera ejemplar la evolución de la ciencia ficción española, con una capacidad de contextualización realmente brillante.
Y, por seguir dándome autobombo indirecto, el hecho de que una de las novelas extranjeras finalistas haya pasado por mis zarpas (El Vivo, de Anna Starobínets, como corrector), también me alegra el día.

Tercera muestra de autobombo indirecto: a Xatafi no le ha ido nada mal. Triplete en artículos (Julián Díez, Fernando Ángel Moreno y yo), doblete para Hélice (revista y el artículo de Julián), otro doblete en obra poética (Alberto García-Teresa y Santiago Eximeno), un tercer doblete en relato (José Ramón Vázquez y Eduardo Vaquerizo, por los contenidos publicados en Prospectivas) y candidatura en novela corta (para "Ostfront", de Santiago Eximeno, Eduardo Vaquerizo y José Ramón Vázquez).

Por afinidades, me alegra infinito la segunda candidatura seguida de Catarsi a la mejor revista. Es todo un logro que un contenido en catalán se cuele en unos premios que tradicionalmente solo se fijan en lo editado en castellano.

Como podréis comprobar, Terra Nova arrasa en cuanto a contenidos, por lo que sería de desear su continuidad. De este modo podría recoger el testigo de algo que uno echa mucho a faltar, publicaciones periódicas en papel donde aparezcan relatos actuales de manera regular (vamos, lo que hacíamos en Gigamesh y hacían BEM, Cyber Fantasy, Galaxia o Asimov), aunque las candidaturas que ha recibido Cuentos para Algernon nos presentan un panorama muy curioso, en el que el eje de los contenidos influyentes y premiables se desplaza hacia lo digital. Me parece un caso digno de seguir, y creo que con el tiempo acabará siendo la norma; de momento, mi corazoncito de friki de la vieja guardia se alegra del más que probable Ignotus de Ken Liu, aunque Ted Chiang o Charles Stross podrían aguarle la fiesta.
Otro caso interesante es el de la antología Steampunk, seleccionada por Félix J. Palma y que se ha colado como finalista, además de las dos candidaturas a sendos relatos incluidos en ella de Juan Jacinto Muñoz Rengel ("London Gardens", sobresaliente) y Luis Manuel Ruiz ("Dynevor Road"), y la certeza de que "Gringo Clint" de Fernando Marías y, sobre todo, "Flux", de Fernando Royuela, también podrían haberse colado en la papeleta final.

En cuanto a las editoriales que van marcando el paso, parece que Sportula se confirma como la ganadora de antemano, en lo que presumo que es el comienzo de un ciclo que durará unos cuantos añitos, y relega (¡y de qué manera!) a otras que están empezando a apostar fuerte por el fantástico (es de suponer que Fantascy y RBA tendrán una presencia más potente en próximas ediciones). Minotauro aparece de manera meramente testimonial, y Gigamesh, Alamut o Ediciones B ya ni se dejan ver en la papeleta de finalistas, lo cual da una idea de por dónde van los tiros. 

En las categorías audiovisuales llama la atención la irrupción de los podcasts, que parecen haber sustituido a blogs y webs generales (tipo Literatura Prospectiva, que no era nominable al no estar activa) como generadores de opinión. En este sentido, los VerdHugos tienen mucho que decir.

Para finalizar (¡corre, Forrest, Mireia debería estar a punto de despertar!) no puedo dejar de comentar una maldad. ¡Por fin he vivido para presenciar una polémica de tres pares de cojones gestionada íntegramente por el nuevo fandom! Sí, a propósito de Cenital, de Emilio Bueso. Aunque soy parcial (sí, de los que opina que es una de las novelas sobresalientes del año pasado), el hecho de que se polemice no deja de parecerme positivo, ya que demuestra que hay diversidad de opiniones y que un contenido español de ciencia ficción puede sacudir conciencias y generar broncas como no se veían desde la publicación de Consecuencias naturales, de Elia Barceló (y hablo de 1994). Espero que no influya, ni para bien ni para mal, en las posibilidades de Bueso de llevarse el monolito, y me la guardo como contraejemplo para la próxima vez que me digan que el nuevo fandom es mucho más sano y menos broncas que nosotros, los troles sectarios de la vieja guardia. Como decían las incombustibles Vainica Doble: "Dos españoles, tres opiniones". Y parafraseando al teniente coronel Kilgore, me encanta el olor a flames por la mañana.

En fin, que la suerte está echada (o lo estará en cuanto haya rellenado la papeleta final), muchas felicidades a los finalistas, y ¡suerte!




Etiquetas: , , , , , , ,