miércoles, 20 de febrero de 2013

Cosas que hacer en Sants cuando tienes una hija de cuatro meses

No quitarle ojo, camino de la guardería, mientras va a su puta bola, intentando meterse el chupete en la boca ella solita, con un gesto de suma concentración.
Escribir una entrada del blog de Lecturalia con ella sentada a tus rodillas, porque es la única manera de que no se eche a llorar.
Adquirir modales de conductor kamikaze cuando un grupo de #SeñorasQue te obstruyen toda la acera, no te hacen ni puto caso cuando les pides permiso para pasar, llegas tarde al ambulatorio y tienes que hacer maniobras arriesgadas para sortearlas.
Comer contrarreloj en el momento en que se queda dormida a mediodía, y tener la seguridad de que hoy volverás a tomarte el café medio frío, porque solo te ha dado tiempo a comer y tomar el postre.
Dejar esta entrada a medias, porque está emergiendo y tienes que prepararle el biberón y sus primeras papillas de frutas.
¿Que si un bebé te cambia la vida? Ya te digo...

Etiquetas: ,

3 Comments:

OpenID eleternoaprendiz said...

No tener ni tiempo de contestar los comentarios en la entrada que has escrito a salto de mata. Y eso que ya no se comenta en los blogs :)

20 de febrero de 2013, 15:51  
Blogger Juanma said...

Pues sí. Para una entrada en la que no capo los comentarios... :P

20 de febrero de 2013, 15:53  
Blogger Nymeria Solo said...

Qué bien me lo voy a pasar... :P

22 de febrero de 2013, 9:28  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home