miércoles, 30 de mayo de 2007

Aviso para besateletubbies


¿A quién le importa lo que yo haga?

Europa entera está conmocionada por otra noticia preocupante procedente de la Europa del Este. No, Ucrania no volverá a enviar al mismo grupo a Eurovisión (ni, por tanto, volverán a quedar segundos). Esta vez, la noticia viene de la católica y cada vez más intolerante Polonia. Y parece que a la Unión Europea no le ha sentado nada bien.
Desde la muerte del Papa, los polacos están que no dan pie con bola. Los gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski, del Partido Ley y Justicia (PIS), ostentan desde julio del 2006 las presidencias de la república y del Gobierno, respectivamente. Y lo que era una transición a la democracia bastante pacífica y, digamos, "a la española", ha adquirido repentinamente un cariz preocupante.
La semana pasada fue una caza de brujas desatada contra los comunistas por el PIS, empeñado en mearse en la transición y hacer honor a su muy sintomático nombre. En su empeño por purgar cualquier polaco relacionado con el comunismo durante la Dictadura, apuntaron incluso contra Ryszard Kapuscinski. Vamos, una Ley de Memoria Histórica, pero a lo bestia.
Aquella noticia no tenía desperdicio:





La caza de brujas en Polonia alcanza al fallecido Kapuscinski

El Gobierno de Varsovia amenaza con desenmascarar a "falsas figuras de prestigio"

La caza de brujas lanzada en Polonia para limpiar cualquier resto del pasado comunista ha alcanzado a uno de los escritores y periodistas más prestigiosos del país, Ryszard Kapuscinski. El reportero, que falleció en enero, colaboró con los servicios secretos del régimen comunista mientras viajaba por medio mundo para escribir las crónicas que le hicieron famoso, según un expediente archivado en el Instituto de la Memoria Nacional, organismo utilizado por el Gobierno para su campaña de depuración ideológica anticomunista.

Kapuscinski no delató a ningún compañero, ni proporcionó información útil a la policía secreta, según se desprende del expediente secreto que ayer publicó la revista Newsweek Polska. Como todos los corresponsales extranjeros de las agencias estatales de noticias de la Europa comunista, debía colaborar con los servicios secretos si quería salir del país. Pero en el estado de histeria anticomunista que ahora vive Polonia, impulsada por los gemelos conservadores Lech y Jaroslaw Kaczynski (presidente y primer ministro), cualquier indicio de haber ayudado a la dictadura comunista es motivo de polémica. El Gobierno ha amenazado varias ocasiones con destapar el pasado comunista de lo que los Kaczynski llaman "falsas figuras de prestigio".

"Durante su colaboración, se ha mostrado cooperador, pero no ha proporcionado a la GB [policía secreta comunista] informaciones interesantes", según escribió un agente en uno de los informes que aparecen en su expediente y en los que se dice que trabajó para los servicios secretos entre 1967 y 1972. Sin embargo, el periodista se limitaba a describir la situación política general de los países que visitaba. Tres documentos muestran que recibió dinero a cambio.

Fuentes periodísticas polacas afirmaban ayer que la filtración del documento es un intento de desacreditar al escritor, que entre 1959 y 1981 cubrió los conflictos más importantes como corresponsal de la Agencia Nacional Polaca y retrató la pobreza de África y América Latina. El mismo Kapuscinski reconoció hace tiempo que, cuando trabajaba, tenía que escribir tres versiones de la misma historia: una para él mismo, otra para que se pudiera publicar en la agencia y otra para los espías.

La filtración de este expediente, archivado en el Instituto de la Memoria Nacional (investiga el pasado comunista), se produce después de una serie de informaciones que han salido a la luz estos días sobre la supuesta colaboración de prominentes figuras de la vida polaca con la policía secreta del régimen que dirigió el país de 1945 a 1989.

Entre los más destacados figuran dos magistrados del Tribunal Constitucional, cuya colaboración con los servicios secretos salió a la luz hace dos semanas, justo dos días antes de que el tribunal analizara una ley clave. El Constitucional debía decidir sobre una polémica medida del Gobierno que obligaba a periodistas, profesores y directores de empresas cotizadas a confesar si colaboraron con los servicios secretos. Un diputado del partido de los Kaczynski aireó entonces los informes secretos de dos de los 15 magistrados. Los jueces afectados dimitieron, aunque ayudaron a los espías tan poco como Kapuscinski. Pese a las presiones, el Constitucional declaró ilegal la iniciativa del Gobierno.

Kapuscinski, que sonó como candidato al premio Nobel, escribió libros que son auténticos referentes para los periodistas de hoy, como El emperador, El sha y La guerra del fútbol. "Los reporteros estadounidenses no tenían que trabajar con la CIA para salir del país", explicó a Reuters Ernst Skalski, periodista y amigo del reportero polaco. "Kapuscinski tuvo que hacerlo... Si no lo hubiera hecho, no habría escrito sus libros".




Pero no contentos con desacreditar a Kapuscinski, los gemelos Kaczynski golpean dos veces, y ahora sus intentos chanantes se extienden nada menos que a Tinky Winky, el mayor de los simpáticos Teletubbies.
La noticia es impresionante:




El Gobierno de Polonia investiga si los Teletubbies fomentan la homosexualidad entre los niños

AGENCIAS
VARSOVIA

La portavoz de los Derechos del Niño del Gobierno de Polonia, Ewa Sowinska, ha afirmado que expertos de su departamento analizarán si la famosa serie televisiva infantil de la BBC Teletubbies fomenta la homosexualidad.
En una entrevista concedida al semanario Wprost, Sowinska ha mantenido que algunas personas le sugirieron que la citada serie de dibujos animados, que tiene mucho éxito también entre los niños polacos, "promociona la homosexualidad". "Pienso que será conveniente que esa sospecha sea estudiada por los psicólogos de mi oficina y que sean ellos los que dictaminen si la serie puede ser transmitida por la televisión pública o no", ha manifestado Sowinska.


Me parece conveniente que un grupo de psicólogos hable al respecto con los niños, porque si efectivamente esos dibujos animados promocionasen comportamientos inadecuados habría que adoptar medidas para evitarlo", ha añadido.

El bolso de Tinky-Winky

Sowinska ha asegurado que se enteró por los medios de comunicación de la posibilidad de que la serie infantil pueda promocionar contenidos homosexuales. "Según parece en Estados Unidos alguien advirtió que se trataba de una manera de influir sobre el comportamiento de los pequeños". No obstante, ha admitido que nunca asoció al teletubbie Tinky-Winky con la homosexualidad, "pese a que siempre anda con un bolso de mujer".
"Me he dado cuenta de que los niños ven esa serie con mucho agrado y los propios Teletubbies me parecen muy cariñosos y hacen muecas muy cómicas, pero antes de que apareciesen las sospechas vi varias veces la serie y pensé incluso que el teletubbie que llevaba el bolso de mujer tenía que sentirse muy incómodo, porque no sabía qué hacer con él, como si no lo necesitase", ha comentado Sowinska. Asimismo, sobre este personaje ha sostenido: "Al principio no me di cuenta de que era un chico".
Para la portavoz de los Derechos del Niño, los niños pequeños tienen otra forma de percibir los dibujos animados y por eso, no cree que "una criatura de menos de 4 años pueda ser manipulada con ayuda de un objeto". Sin embargo, Sowinska ha insistido en que el estudio seguirá adelante para que el equipo de psicólogos emita una recomendación.

Críticas a la política homófoba

Las autoridades polacas in
iciaron recientemente una serie de medidas para que proscriban la promoción de la homosexualidad entre los niños. Incluso una radio del país sugirió a los oyentes que votarán las series más sospechosas. En algunos correos electrónicos, algún oyente explicó que Winnie the Pooh solo tiene amigos y no amigas.
En varias ocasiones, el Gobierno de EEUU y la UE han criticado la política del Ejecutivo polaco hacia los homosexuales.




Como era de esperar, la Unión Europea ha puesto el grito en el cielo:




La Comisión Europea reprueba la investigación polaca de la homosexualidad de los Teletubbies

La Comisión Europea (CE) ha defendido hoy la libertad de los medios de comunicación para decidir sus contenidos, en relación a una investigación que se llevará a cabo en Polonia con el fin de averiguar si la conocida serie infantil Los Teletubbies puede llevar a los niños a desarrollar tendencias homosexuales.
El portavoz de la CE para los Medios de Comunicación, Martin Selmayr, en respuesta a si considera que dicha serie "puede empujar a los niños a hacerse homosexuales", ha afirmado que "el Ejecutivo comunitario cree en la libertad de los medios".

Estudio impulsado por la portavoz de Derechos del Niño

La pregunta, formulada en una rueda de prensa, se ha basado en la apertura por parte de la portavoz de los Derechos del Niño en Polonia, Ewa Sowinska, de una investigación para saber si la famosa serie de la BBC, de gran éxito entre los niños polacos, puede empujar a estos a la homosexualidad.
Sowinska, a quienes algunas personas le sugirieron que la serie promociona la homosexualidad, quiere que expertos de su departamento analicen si Tinky Winky --de color morado y con bolso de mujer-- y el resto de personajes pueden realmente influir en los niños polacos.
Tras la investigación, los psicólogos deben emitir una recomendación sobre la continuidad de la retransmisión de la serie en la televisión pública polaca.

No, si todavía van a expulsar a Polonia de la Unión Europea por este asunto.
Lo peor del asunto es que Tinky Winky es reincidente. Ya hace ocho años hubo una protesta similar en los Estados Unidos; pero como era en los Estados Unidos, nadie hizo ni puñetero caso: los gringos son así, y también la tomaron con Harry Potter y su supuesta incitación al satanismo.



'Gay Tinky Winky bad for children'

Is the purple Tinky Winky a bad influence on children?

The innocent world of the Teletubbies is under attack from America's religious right.
The Reverend Jerry Falwell, a former spokesman for
America's Moral Majority, has denounced the BBC TV children's show. He says it does not provide a good role model for children because Tinky Winky is gay.
Cheerful Tinky Winky, the purple character with the triangular aerial on his head, carries a handbag - but apart from that seems much the same as his friends Laa-Laa, Dipsy and
Po.
The characters are famous for their use of baby language, including the catchphrases "eh-oh" meaning "hello", and "uh-oh" for "oh dear".
But the Teletubbies have made the Rev Falwell, chancellor of
Liberty University in Lynchburg, Virginia, hot under the collar. He decided to "out" Tinky Winky in the February edition of his National Liberty Journal.

'Subtle depictions'

In an article called Parents Alert: Tinky Winky Comes Out of the Closet, he says: "He is purple - the gay-pride colour; and his antenna is shaped like a triangle - the gay-pride symbol."
He said the "subtle depictions" of gay sexuality are intentional and later issued a statement that read: "As a Christian I feel that role modelling the gay lifestyle is damaging to the moral lives of children."
In the same article he also condemned the US animated show
South Park as "vile and impudent".
The Teletubbies, aimed at pre-school children, is immensely popular in the
UK and around the world.
The show was first broadcast on
US public TV last spring where it is now as popular as another children's show, Barney, a singing dinosaur. But perhaps parents should beware of Barney as well - he also happens to be purple.

'Absurd and offensive'

The Teletubbies are portrayed by actors in oversized, brightly coloured costumes. They all have television screens on their tummies and, according to the story line, live in a "chromedome" hidden in the hills.
Steve Rice, a spokesman for Itsy Bitsy Entertainment, which licenses the Teletubbies in the
US, said : "The fact that he carries a magic bag doesn't make him gay.
"It's a children's show, folks. To think we would be putting sexual innuendo in a children's show is kind of outlandish.
"To out a Teletubby in a pre-school show is kind of sad on his part. I really find it absurd and kind of offensive."
A BBC spokeswoman said: "This is not the first time that people have read symbolism into a children's TV programme and it probably won't be the last.
"As far as we are concerned Tinky Winky is simply a sweet, technological baby with a magic bag."

O sea, la repanocha.

Pero la cosa no queda ahí. La caza de brujas se extendió a Bob Esponja:¡Hola! Me llamo Bob Esponja. ¿A que no sabes qué absorbo?

Pues no sé qué decir. Carita de viciosillo sí que tiene, el Bob Esponja.

Mi punto de vista, evidentemente y a pesar de que el tono de esta entrada pueda parecer irónico y tal, es de enérgica repulsa, no sólo a la actitud cerril del gobierno polaco, sino ante la estupidez humana.
Los Teletubbies fueron concebidos como una serie didáctica orientada a niños de preescolar. Se basa en el aprendizaje repetitivo, necesario para que niños de tres a seis años aprendan conceptos básicos; algo así como los "arriiibaaa" y "abaaajooo" de Coco, pero con mucha menos gracia. Pero funcionan: en su ámbito, son una buena serie, y, por lo que he visto y comprobado, Tinky Winky es un niño de seis años; Dipsy, un niño de cinco; Laa-laa, una niña de cuatro; y Poo, un niño de tres.
Y no hay que darle más vueltas, aunque la tentación sea fácil en ocasiones. ¿Quién no ha soñado con ver muerto a Tinky Winky?

El caso es que, mientras me disponía a escribir esta entrada para denunciar las absurdas acusaciones de que ha sido objeto nuestro teletubbie morado favorito, he visto un par de documentos que me inducen a cuestionar su supuesta inocencia.
La primera muestra a toda la troupe comportándose como unos auténticos pastilleros:


Y con la segunda se me han caído los palos del sombrajo. Se la debo a Natxo, en su infatigable esfuerzo por derrumbar mitos de infancia. Muchas gracias, Natxo, aunque ya sé a quién culpar de las pesadillas que, a buen seguro, tendré esta noche.




Etiquetas: , , ,

lunes, 28 de mayo de 2007

Doble presentación en Barcelona

Mañana aprovecharé a saco la tarde libre que nos han dado en el máster para asistir a dos presentaciones.
La primera, el verdadero motivo de que tengamos la tarde libre: Jordi Vicente, compañero de máster, agente literario en ciernes y cojonudísima persona, presentará un libro de Marta Ligioiz: Curso de vuelo para aspirantes de sueños (Club de Autores Ediciones). El lugar será la librería Excellence (sí, la misma en la que trabajé el día de Sant Jordi). El día y la hora: mañana, martes 29 de mayo, a las 20:15.
Me produce una verdadera satisfacción ver que mis compis progresan por el mundo editorial, intentando abrirse camino por sus intrincadas sendas. No me cabe la menor duda de que el acto va a ser interesante, como poco.

Como no puedo estarme quieto parao, antes de la presentación del libro de Marta Ligioiz estaré a apenas doscientos metros de la librería Excellence, en la Fnac del Triangle, donde tendrá lugar otra presentación: la de la exposición Mundo Macanudo, con dibujos del genial artista argentino Liniers.
Si queréis saber más sobre el autor, aquí tenéis información.
El texto promocional, tal como aparece en el blog Tirafrutas, es el siguiente:

Liniers estará la próxima semana en nuestro país, para acercar su Macanudo trabajo a los lectores españoles. El próximo martes 29 de mayo a las 19:00 horas presentará junto a Rafa Tapounet la exposición Mundo Macanudo que se le dedicará en el FNAC Triangle (Plaça Catalunya 4, Barcelona), con algunos trabajos inéditos en España de su obra extraídos de los primeros cuatro recopilatorios editados hasta el momento.


Sin estar tan abducido como Pau por las genialidades de Liniers, reconozco que tengo debilidad por su estilo y sus personajes, por esa visión del mundo entre naíf y entrañable. Liniers está ocupando el huequecillo dejado por Mafalda y Calvin y Hobbes en el mundo de las tiras cómicas sensibles e inteligentes. He aquí cuatro muestras de su valía.



Si queréis más, seguro que en la exposición de la Fnac encontraréis motivos de sobra para adorar a Liniers.

Etiquetas: , , , ,

viernes, 25 de mayo de 2007

Feliz día a media humanidad

Para los friquis de Star Wars.


Para los friquis de Tolkien.


Para los friquis de Lovecraft.



Para los friquis de los anuncios. (¡Hola, Simbionte!)


Para los friquis de los concursos televisivos.


Para los friquis de Eurovisión.


Para los friquis del ajedrez.


Para los friquis de la filosofía, el fútbol y Monty Python.


Para los friquis de Hugh Laurie.(¡Hola, Nimrodelisa!)


Para los friquis de la Movida Madrileña.


Para los friquis de la política.


Para los friquis de Dios.


Para los friquis del vino y la velocidad.


Y para todo el mundo en general, porque todos llevamos un pedazo de friqui dentro, y todo se reduce a saber en qué consiste nuestro friquismo: ¡Feliz Día del Orgullo Friqui!

Etiquetas: , , , ,

miércoles, 23 de mayo de 2007

¡Yataaaaiiii! ¿Qué personaje de Héroes soy?

Pues sí. Como la primera temporada va tocando a su fin (bueno, ya ha tocado a su fin, pero vamos con tres capítulos de desfase), empiezo a rellenar memes como el siguiente, para determinar qué personaje de Héroes soy.
A falta de ver los tres últimos episodios, podemos concluir que se ha tratado de la primera temporada más intensa que hemos visto en muchísimo tiempo. Y, qué coño, la serie Héroes ha conseguido algo maravilloso: desplazar a los Héroes del Silencio al tercer lugar cuando se efectúa la búsqueda por el término "Héroes". ¿Es o no es para convertirse en un admirador a perpetuidad de las andanzas de Hiro, Claire, Peter, Sylar, Parkman, Jessica/Nikki y demás compinches?

Así pues, me dispuse a rellenar el cuestionario y, para mi relativa sorpresa (eludí una de las preguntas-trampa encaminadas a que me saliera Hiro), resulta que soy Peter. Eso sí, en segundo lugar me sale Hiro Nakamura y, en tercero, Isaac Méndez. Tengo demasiadas cosas de Matt Parkman, pero que yo sepa no leo la mente.

No tengo absolutamente nada de Nathan. Fiu.

Hubiera preferido algo más original, como Sylar o el Haitiano, pero para qué nos vamos a engañar a estas alturas.

Which Heroes character are you?
Your Result: Peter Petrelli
 

You are Peter Petrelli.
You have the awesome ability to use other people's powers. Most people wouldn't pay any particular attention to you, but you have always known that you were meant for things greater than what you currently have.

Hiro Nakamura
 
Issac Mendez
 
Matt Parkman
 
Claire Bennet
 
Sylar
 
Niki Sanders
 
Nathan Petrelli
 
Which Heroes character are you?
Quiz Created on GoToQuiz

Etiquetas: ,

martes, 22 de mayo de 2007

Tiempo de flores en Girona

Como todos los años, durante estas fechas se ha celebrado la exposición Girona, temps de flors, que consiste en adornar con floripondios todos los patios y lugares "con encanto" de la capital (y son muchos). Dado que aún estoy conociendo la ciudad, necesito recurrir a la guía de Cristina y su amiga Eva, que me llevan por los lugares más recónditos de la Girona medieval, esa que terminará apareciendo en el próximo bombazo editorial que se produzca cuando la gente se haya cansado de catedrales del mar, puentes de los judíos y claves gaudinianas. (Y, cuando digáis que a qué estoy esperando para escribirlo yo, os responderé que no me deis ideas...)
Subes a la muralla y te encuentras con que una torre tiene esta decoración.

Paseas por las inmediaciones de la torre Gironella y ves nada menos que un grupo de ¡cátaros! intentando meter en la secta a los viandantes.

Por el camino, oyes una especie de campanadas, que proceden de los niños empeñados en aporrear las campanas, como si se tratara de un concierto de Björk.
Toda la ciudad está esplendorosa y, una vez que el sol ha salido después del chaparrón vespertino, el bochorno se aplaca y se puede salir a la ciudad. Caminas por la subida a la catedral y ves a la alcaldesa sentada en la terraza de una cafetería. Entras en los Baños Árabes y te pierdes en los intrincados motivos decorativos (de los que no hay foto, porque salió fatal). No entras en la catedral, porque está cerrada, pero te ciscas en las espantosas plantitas con que han adornado esas escaleras cuyo número de escalones nunca sale repetido por mucho que las cuentes una y otra vez.
La ciudad sigue su ritmo, mientras en la Rambla atruenan las despedidas de soltera y, ajenos ya al tiempo de las flores, la calle de Santa Clara se llena de gironinos empeñados en realizar las últimas compras.
Girona parece, más que nunca, una Toledo a la catalana, con su peculiar versión del Corpus, pero antes de fecha. Las leyendas proliferan en cada esquina: judías inmoladas en la torre de Gironella, novias muertas, gárgolas que le tiran piedras a los transeúntes...
Y nosotros nos vamos a casa de los padres de Cristina, a ver si conseguimos ver al nuevo miembro de la familia, del que hablaré en la próxima entrada.

Etiquetas: ,

martes, 15 de mayo de 2007

Una vez en la vida

A la espera de reunir tiempo para actualizar con contenidos más enjundiosos (¿se me nota que voy de cabeza?), no puedo resistir la tentación de colgar esta magnífica pieza, en la que la rana Gustavo se luce a costa del repertorio de los Talking Heads.



El original, para que veais que entre Gustavo y David Byrne no hay tanta diferencia, está aquí:



Aunque donde los Talking Heads están que se salen es en Stop Making Sense, que me atrevo a calificar como la mejor película de Jonathan Demme (sí, el de El silencio de los corderos).



¿Estoy epatando de mala manera, o tengo motivos convincentes para sostener tal afirmación? Un poco de todo, pero la puesta en escena de Stop Making Sense es simplemente magistral. Empieza con David Byrne solo en el escenario, interpretando su himno "Psycho Killer":



Y, progresivamente, los demás componentes de los Talking Heads van entrando, a razón de uno por canción, hasta que te quieres dar cuenta y el escenario está repleto y es una orgía de percusiones y coros:



Sin embargo, cuatro años después de aquel éxito de masas, los Talking Heads dieron otra lección. Pero esta vez no consistía en empezar un concierto (o un disco, o una película) de forma magistral, sino todo lo contrario: terminar una trayectoria discográfica de una manera coherente. En medio del festival de ritmos caribeños que era su último disco, Naked, entre tanto "Mr. Jones" y tanto "(Nothing But) Flowers", que en cierto modo prefiguraban lo que iba a ser la carrera posterior en solitario de David Byrne, llegaba el final, un final muy triste que, sin embargo, parecía el colofón lógico a una docena de años intensos. La canción que lleva por título "Cool Water" parece escrita ex profeso para Winston Smith, el protagonista de 1984, de George Orwell; pero en un mundo paralelo en el que el Gran Hermano emitiese a los Cure a todas horas.

La letra siempre me ha impresionado, y el final instrumental da paso a la voz desgarrada de David Byrne, implorando un poco de agua fresca. Pocas veces ha cantado tan bien David Byrne, y lo digo desde el conocimiento, desde el friqui que escucha incesantemente esos discos de cabecera que son '77, More Songs About Buildings and Food, Remain in Light, Fear of Music, Speaking in Tongues y sus dos grandes directos: The Name of This Band is Talking Heads y Stop Making Sense.

Day by day ... whistle while you work ... our
Backs are breaking ... up from hollow earth ...
From end to end ... the noise begins ... in the
Human battle stations ... and the big one’s
Coming in

Work, work, work, work ... work till holes are
Filled ... work, work, work, work ... bags of
Bone and skin ... lovers hold hands ... tossing
Their heads ... tangled in hair ... tied to earth
... with skin and glue

But their skin is the same as yours
Coming in for the world to see
They can sit at the table, too
The same blood as you and me

Speak very softly .. hold my hand ... someone is
Sleeping ... in my bed ... priests pass by ...
Worms crawl in ... one dreams to be ... one dream
For all
His skin is the same as yours
Is he not made the same as you?
And some have fallen down
And blood spilled on the ground

Work, work,work
Till his life is doneu
The old man .. is at our door ... and he’s
Knocking ... knocking ... as his neighbors weep
... each day repeats ... are we nothing in your
Eyes? ... someone answer, someone answer ... this
Rusted garden gate ... can barely even stand ...
Their work is over now ... and rest will be at
Hand

Is their skin not the same as yours?
Can they sit at the table to drink
Cool water
Cool wateru
And his lungs are filled with rain...
And the water’s rushing in...

Etiquetas: , , ,

jueves, 10 de mayo de 2007

Candidatos al Premio Xatafi-Cyberdark de la crítica de literatura fantástica 2007

Copio y pego el email que Alberto García-Teresa acaba de colgar en listas de correos varias. Como jurado de esta edición, sólo puedo decir que leer libros y relatos para votar en la primera fase ha sido una experiencia muy enriquecedora, que todos los finalistas tienen un nivel y que será un placer releérmelos con vistas a la votación definitiva.
No puedo comprometerme a reseñar todos los títulos finalistas, pero lo intentaré. Si veo que no puedo, haré una serie de entradas comentando categoría por categoría. Sea como fuere, durante el próximo mes voy a dedicarle un espacio muy importante de Pornografía Emocional a comentar las obras finalistas.
-----------
La Asociación Cultural Xatafi anuncia el listado de candidatos a los Premios Xatafi-Cyberdark de la crítica de literatura fantástica 2007, concedido a las mejores obras de literatura fantástica, ciencia ficción y terror editadas el año anterior, según el criterio de un jurado compuesto por Ignacio Illarregui Gárate, J. Fidel Insúa, Cristobal Pérez-Castejón, Juan Manuel Santiago, Javier Vidiella, Mariano Villarreal y Arturo Villarrubia.

LIBRO DE FICCIÓN ESPAÑOL:

El sueño de la razón, de Juan Miguel Aguilera (Minotauro)
Franco. Una historia alternativa, de Julián Díez (selecc.) (Minotauro)

RELATO NACIONAL:

"La fiebre azul", de Cristina Fernández Cubas (Parientes pobres del diablo, Tusquets)
"Camino del cielo", de Santiago Eximeno (Franco. Una historia alternativa, Minotauro)
"Huerto de cruces", de Santiago Eximeno (Paura 3, Bibliópolis)
"Arquitectura fascista", de Ramón Muñoz (Franco. Una historia alternativa, Minotauro)
"Víctima y verdugo", de Eduardo Vaquerizo (Artifex Tercera Época 3, Bibliópolis)

LIBRO DE FICCIÓN EXTRANJERO:

RELATO EXTRANJERO:

"Agnesia congénita de la ideación sexual, por K.N. Sirsi y Sandra Botkin", de Raphael Carter (Gigamesh nº 43, Gigamesh)
"El diario de cien años luz ", de Greg Egan (Axiomático, AJEC)
"Aprendiendo a ser yo", de Greg Egan (Axiomático, AJEC)
"Mwalimu en el cuadrilátero", de Mike Resnick (Sueños nuevos por viejos, Alianza)
"En grupo", de Robert Silverberg (Gigamesh nº 43, Gigamesh)
"Una experiencia", de Banana Yoshimoto (Sueño profundo, Tusquets)

INICIATIVA EDITORIAL:

La Biblioteca del Laberinto, por su recuperación de obras
Cátedra, por Cuentos fantásticos de la España del realismo (Juan Molina Porras, ed.)
Espasa-Calpe, en conjunto, por varios libros anotados y críticos
Fundación José Antonio de Castro, por Obras literarias en castellano, en dos volúmenes, de Álvaro Cunqueiro
Planeta-De Agostini, por «Biblioteca de Ciencia Ficción», de distribución en quioscos
Valdemar, por Danza Macabra, de Stephen King

Los ganadores se harán públicos durante la cena de la AsturCon, el 7 de julio de 2007. Los premios están dotados de una remuneración económica aportada por la librería virtual Cyberdark (http://tienda.cyberdark.net/), y consistente en 350 € para el libro de ficción español y 150 € para el relato español.


Etiquetas: , , ,

miércoles, 9 de mayo de 2007

¡Mazel tov, es Todorov!

Por fin regresé de Valdeavellano de Tera (Soria), donde este fin de semana tuve el placer de asistir a la II Jornada de Ciencia Ficción. El aforo, escaso pero selecto. El pueblo, precioso. Los alrededores, impresionantes (las sierras Cebollera y de Urbión; estaba nevando a cinco kilómetros del pueblo). El alcalde y las gentes de Valdeavellano, mucho más impresionantes todavía. Y el ambiente, cordial y friqui, como tiene que ser.

(¿Cómo encontrarme? Es fácil: soy el friqui gordito y con gafas.)

Pese a que el grueso de los asistentes estaba en Valdeavellano desde el viernes por la noche, Álex y yo salimos el sábado a primera hora de la mañana y, después de cruzarnos todas las tierras en las que sopla el Cierzo, llegamos a Soria casi a mediodía. Después de dejar las cosas en el hostal Cebollera (homenaje a Pau, que a última hora no pudo asistir, por proceso gripal chungo), nos encaminamos a la Casa de Cultura de Valdeavellano, y, como no podía ser de otra manera cuando se junta la masa crítica suficiente de friquis, nos empezó a llover.
En la entrada estaban Víctor y Gabriella. Una vez intercambiamos impresiones con ellos y con Julián, entramos a ver la charla de Luis G. Prado sobre la situación del mercado editorial en Europa. Muy interesante. Una lástima habernos perdido la disertación sobre microrrelatos de Santiago Eximeno, que queda muy favorecido en la foto del Heraldo de Soria en la que se informó de la Jornada... a página completa. Sin duda, la Jornada tuvo la repercusión mediática que se merecía.

Después de la charla de Luis, una mesa redonda sobre las etiquetas del género, también muy interesante.

Y, al regresar de la opípara comida (en el Pajar del Tio Benito, en Molinos de Razón, un pueblo limítrofe con Valdeavellano), la inevitable mesa redonda-siesta improvisada en la entrada de la Casa de la Cultura, mientras tenía lugar la proyección de Blade Runner.
Acto seguido, una nueva mesa redonda sobre el vigésimo quinto aniversario de la muerte de Philip K. Dick.
(No, no me he equivocado: son los mismos ponentes que en la mesa redonda de las etiquetas.)

Y, a continuación, la mesa redonda titulada "El momento actual de la crítica literaria de ciencia ficción", en la que participamos Fernando Ángel Moreno, Ignacio Illarregui, Álex Vidal y servidor.

Durante la comida y el café posterior nos dedicamos a trabajar un poco sobre el guión que me había traído de Barcelona; pero, como suelen ocurrir en estos casos, quedó mejor la charla previa (a micrófono cerrado) y, una vez nos apartamos del guión, el acto ganó en espontaneidad y mejoró sustancialmente con respecto a cómo venía desarrollándose. Pese a todo, Gabriella se sintió "profundamente decepcionada" por no haber incluido algunas de las preguntas (muy malintencionadas ellas) que figuraban en el guión de trabajo. Precisamente por ello, utilizaré Pornografía Emocional como el servicio público que es. Aquí tenéis el documento original, sin cortes ni censuras, sin trampa ni cartón.

II JORNADA DE LITERATURA FANTÁSTICA
VALDEAVELLANO DE TERA (SORIA)
5 DE MAYO DE 2007

MESA REDONDA: LOS CRÍTICOS

Modera: Juan Manuel Santiago
Participantes: Ignacio Illarregui
Fernando Ángel Moreno
Álex Vidal

PRESENTACIÓN DEL ACTO
Peter Nichols (Los críticos y los monstruos), Norman Spinrad (Estándares críticos) y la conocida aversión entre lectores, autores y críticos. Intentaremos esclarecer las causas de esa aversión, definir la crítica, su papel y si es necesaria o no.

PRESENTACIÓN DE LOS PARTICIPANTES

QUÉ ES UN CRÍTICO, QUÉ ES LA CRÍTICA: ¿CRÍTICOS O CRÍTICAS?
Fernando: ¿Qué es y qué debe ser un crítico? ¿Debe ser valorativo o informativo?
Álex: ¿Por qué es tan importante el criterio de los críticos? ¿Qué hace buena o mala a una crítica?
Nacho: ¿Hay que tomarse en serio a los críticos? ¿Qué le aporta un crítico al lector, al autor y al editor?

QUIÉNES SON LOS CRÍTICOS
Fernando: Filología y crítica literaria. ¿Qué papel debe cumplir la filología?
Álex: Ciencia y crítica. ¿Es importante el papel de los conocimientos extrafilológicos?
Nacho: Pedagogía y crítica. ¿Qué se puede aportar a la crítica literaria desde el mundo de la enseñanza?

Álex: Crítico-autor. ¿Qué puede aportar la crítica al escritor? Doble perspectiva: el autor metido a crítico y el autor que lee una crítica.
Crítico-editor.

Fernando: Crítico-lector. ¿Qué le puede aportar el crítico al lector? ¿Puede cualquier lector ser un crítico? ¿Hay que ser un buen lector para ser un buen crítico?
¿Beneficia leer otras cosas, ser un lector generalista en el mundo de la crítica especializada? ¿Qué autor debo leer si quiero ser un buen crítico de CF: Todorov o Doc Smith?

Nacho: Crítico-aficionado.
Interacciones crítica-lector. ¿Qué le pueden aportar los lectores al crítico?

DÓNDE PUBLICAN LOS CRÍTICOS
Álex: Revistas de papel. Gigamesh.
¿Es posible una crítica profesional? ¿Con qué criterios?
Límites: la propia editorial. ¿Autobombo?

Fernando: Revistas on line. Hélice.
¿Se pueden dar pautas sobre corrección de contenidos?
¿Beneficia la mayor extensión que permite el medio Internet?

Nacho: Blogs y páginas web. C, el hijo de Cyberdark.
¿Diferencias entre ser un bloguero solitario y trabajar a las órdenes de otro?


Todos: Otras iniciativas: Jabberwock, Vórtice, Bibliópolis, premios Xatafi.
Revistas generales y suplementos culturales.
Revistas anglosajonas (Foundation, New York Science Fiction Review)


Fernando: ¿Respetan los críticos mainstream y el mundo docente al género?
Nacho: ¿Respetan el slipstream los críticos del género? ¿Dos realidades diferentes, o dos percepciones diferentes de la realidad?
Álex: ¿Respetan los críticos a los autores?

PARA QUIÉN SE CRITICA
Fernando: ¿Es un vehículo de lucimiento? ¿Bonito o veraz?
Álex: Los textos promocionales y las solapas, ¿suplantan o complementan?
Nacho: Un crítico… ¿realmente se lee todo lo que reseña o vota? Los hit parade.

SUPUESTO PRÁCTICO (Todos)
¿Qué hacéis frente a un libro deleznable de un amigo o una editorial “amiga”?
¿Qué hacéis frente a un libro soberbio de un enemigo o una editorial “enemiga”?
¿Os habéis encontrado con algún tipo de imposiciones o presiones?

RONDA DE DESPEDIDA (Todos)
¿Alguna vez os han felicitado o insultado por una crítica?
¿Crítica como argumento de autoridad o crítica como consejo?
¿Son necesarios unos premios de la crítica?

¿Notáis alguna diferencia entre la crítica especializada de la actualidad y la de hace unos años? ¿Está más apartada o más cercana al fandom, a las nuevas tendencias, a la realidad de la literatura fantástica? ¿Cuál es la situación de la crítica en España?
¿Es necesaria la crítica?

OTRAS POSIBLES PREGUNTAS (POR SI SOBRA TIEMPO)
¿Existe separación entre crítica y reseña literaria? ¿En qué consiste cada género?
¿Puede ser literatura un artículo?
¿Leéis críticas? ¿Qué buscáis en ellas?

--------------
Como suele ocurrir en estos casos, faltó mucho tiempo, se nos olvidaron asuntos clave y, en definitiva, casi se nos olvida la pregunta del millón, con la que ya habíamos hecho coña durante la comida: "¿Qué autor debo leer si quiero ser un buen crítico de CF: Todorov o Doc Smith?" Fernando Ángel respondió con innegable maestría, y así dimos por clausurada la Jornada.
A continuación, el alcalde, Jesús, una persona única y sencilla, nieto de Enrique Tierno Galván y verdadero artífice del milagro cultural que es Valdeavellano, nos enseñó la Casa de Cultura a los que habíamos llegado a mediodía. Era la casa cuartel de la Guardia Civil, y no hace mucho tiempo se reconvirtió en centro cultural. Cuenta con un salón de actos con capacidad para ciento veinte personas, más de la mitad de la población total del pueblo, cabina para traducción simultánea (en Soria hay facultad de Traducción e Interpretación), varias salas con Internet wifi y una biblioteca muy completa en todo lo relacionado con derechos humanos (Valdeaveallano tiene firmado un convenio con la ONU, y de hecho acoge con frecuencia a personas de lugares tan dispares como Japón o Palestina). El pueblo está repuntando gracias al turismo rural, el año que viene se inaugurará un balneario y, gracias al hecho de no plantearse las solicitudes de subvenciones en función de los vaivenes de la política, Valdeavellano se ha convertido en una localidad capaz de albergar a más espectadores en un acto (una conferencia de Pedro Duque) que habitantes censados.
Hoy operan a Jesús, que se pasó toda la Jornada dopado, para no perderse los actos. Desde aquí aprovecho para desearle suerte.
Una vez fuera de la casa de Cultura, fuimos a cenar. Veintiocho bocas friquis que alimentar es una gran responsabilidad para el único restaurante del pueblo. El regreso al hostal fue casi digno del principio de Un hombre lobo americano en Londres. Una vez en el hostal, tomamos al asalto la sala social y nos pusimos a jugar al Falling, el Trivial Pursuit o, simplemente, hablar de lo divino y lo humano. Nos dieron las seis, como en una hispacón cualquiera.
Por la mañana, las despedidas y desbandada. El sector cántabro (Nacho, Jean Mallart, Lessa, Carlos y Fran) regresó a Santander. El sector granadino (Víctor, Gabriella, Raúl y Francisco Fernández) regresó a Granada; Cotrina y Ekaitz Ortega, a Vitoria y Bilbao. El resto (Luis, Julián, Fernando Ángel, Marc Soto, Santi Eximeno, Edu Vaquerizo, Fidel, Alejandro Moia, César, Álex y yo) nos bajamos a Soria, donde Julián nos hizo una visita guiada sin desperdicio: el Hostal Leonor, San Juan de Duero, la Plaza Mayor... Desde aquí quiero agradecérselo.
Después de comprar patés, vinos y quesos típicos (no tuvimos tiempo para comprar mantequilla de Soria), la última comida y cada uno para su respectiva ciudad.Álex y yo, seis horas de viaje hasta Barcelona, con algún receso francamente friqui en una estación de servicio de la autovía, aprovechando la fuerza del Cierzo.


(Por si no se entiende a Álex, está diciendo: Save the cheerleader, save the world.)

La continuidad de la Jornada de Valdeavellano está garantizada al menos para el año que viene. El concepto es muy interesante (una jornada intensiva en un marco incomparable, para hablar de asuntos que nos afectan a todos), y es justo el tipo de acto al que me apetece asistir últimamente.
Nos vemos el año que viene en Valdeavellano de Tera.

Etiquetas: , , , ,

martes, 8 de mayo de 2007

Pornografía ballardiana en estado puro


En la actualización de este mes de la Quinta Columna, mi sección de Bibliópolis sobre libros no fantásticos de autores supuestamente fantásticos, hablo del inmenso J. G. Ballard y de su última obra publicada en España: Furia feroz.

Los primeros párrafos del ensayo de este mes dicen tal que lo siguiente:

--------------------
El fin de la infancia del Señor de las Moscas

Si existe un autor a quien el calificativo de "quintacolumnismo" le venga como anillo al dedo, sin duda ese es James Graham Ballard (1930). Incomprendido entre sus colegas del género fantástico y beatificado en vida por los críticos y lectores mainstream más selectos, su obra es un continuo ir y venir por los aspectos más sórdidos y provocadores de la mentalidad finisecular. Ballard ha sabido definir como nadie el retrato psicoanalítico del paisaje interior como una prolongación inevitable del exterior, y eso es mucho decir, tratándose del cabecilla de una generación, la forjada en torno a la revista New Worlds de Michael Moorcock, que ha dado al género (y al pensamiento del siglo XX) autores tan peligrosos y subversivos como Brian W. Aldiss, John Brunner o M. John Harrison.

El llamado "ciclo de las catástrofes" es una buena prueba de ello. Valiéndose de sus conocimientos de las teorías jungianas, Ballard invirtió buena parte de los años sesenta en retratar las preocupaciones del ser humano medio (neurótico e irascible) en función de las pruebas a las que lo someten la naturaleza y los elementos, ya sean estos aire (Huracán cósmico), tierra (El mundo de cristal), fuego (La sequía) o agua (El mundo sumergido). Aquellos retratos operaban en la misma medida de fuera adentro (en el sentido ya expuesto: catástrofes sin cuento se ciernen sobre la Tierra, lo cual no hace sino precipitar un apocalipsis en las psiques de sus moradores), pero también de dentro afuera: baste contemplar el surtido de imágenes poderosas que ha producido la mente enferma de Ballard, escenas extraídas de los pintores surrealistas como Tanguy y Delvaux, y que han alcanzado lugares tan insospechados del imaginario popular como los discursos de Tyler Durden en El club de la lucha. Ballard ha conseguido plasmar a la perfección el fin de la civilización, que sin duda avanza a buen ritmo por los derroteros descritos por él en las obras ya citadas, porque esta surge de nuestros sueños más enfermizos.

Pero las catástrofes naturales no son sino un mecanismo impuesto desde el exterior, una causa sobrevenida contra la que nada podemos hacer, excepto librarnos a nuestros instintos atávicos y dejar aflorar al ser previo a la civilización. Pese a haber producido buena parte de sus grandes obras maestras (y son muchas), Ballard necesitaba extender su discurso a otro tipo de manifestaciones del fin del mundo: las generadas por la acción del hombre. Sólo así podría explicar el mundo en el que vivimos. Al fin y al cabo, el término surrealismo significa, etimológicamente, "superrealismo". Lo que hay encima del realismo. Algo más realista que la realidad. O bigger than life, si tuviera final feliz y viniera directamente de Hollywood. (Y no me refiero a El imperio del sol, que conste.)

Así pues, Ballard se encamina durante los años setenta a lo que terminaría constituyendo un nuevo ciclo, el de las "catástrofes urbanas". La sociedad en que vivimos (y, en concreto, la sociedad británica) es eminentemente urbana, y para precipitar su caída no necesita de ninguna catástrofe externa: se basta y se sobra con los elementos tecnológicos surgidos de sus entrañas. El catálogo de imágenes inquietantes de Ballard se extiende a los accidentes automovilísticos (Crash), las cunetas de las autovías (La isla de cemento) y el crecimiento urbanístico incontrolado (Rascacielos).

Pero esto sigue sin resultarle suficiente a Ballard, que sigue empeñado en producir una obra maestra detrás de otra, y de convertirse (junto con Philip K. Dick y William Gibson) en uno de los escasos autores surgidos del género fantástico que han conseguido cambiar nuestra percepción de la realidad y, con ello, forjar la mentalidad de este confuso inicio de siglo. Ballard abandona los paisajes inciertos, que muy bien pudieran pertenecer al futuro de dentro de veinte minutos, por momentos históricos concretos, y de este modo se enfrenta a sus propios fantasmas, los de un niño abandonado a su suerte en su Shanghai natal. La iconografía de El imperio del sol (de la que hablaré en otra Quinta Columna) es la de una novela autobiográfica, sí, al mismo tiempo que el retrato de la forja de un carácter y un autor; pero también nos enseña imágenes de muerte y destrucción que entroncan directamente con los parajes fantasmales de sus obras más surrealistas y fantásticas. No debe, pues, sorprendernos, que Ballard remate su Guía del usuario para el nuevo milenio (una recopilación absolutamente necesaria de sus ensayos) con una encendida defensa del lanzamiento de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki: era una cuestión de ellos o nosotros, viene a decir el autor. El niño rehén de los japoneses en un campo de concentración inhumano. El niño que pierde su condición de tal a raíz de una catástrofe humana cierta, mesurable y cuyos responsables tienen nombres y apellidos, y aparecen en los libros de historia. El horror, el horror, que ya no surge de lo innominado que nos viene impuesto (las catástrofes naturales) ni de lo innominado que hemos ayudado a construir con nuestra tecnología (las catástrofes urbanas). Tenemos, pues, la base para el siguiente ciclo de Ballard: el de las "catástrofes sociales", como ha dado en llamarlo Juan Carlos Planells, que mantiene al autor ocupado durante la década de los noventa y al que pertenecen obras irregulares como Noches de cocaína, Super-Cannes y Milenio Negro. El genio de Ballard brilla aquí de manera esporádica, por lo que tal vez la fuerza de su carga de profundidad no se aprecia con la suficiente claridad. Ballard cierra de este modo una trayectoria redonda y coherente, a falta de que sus nuevas novelas me desmientan.

Furia feroz se erige en el gozne entre El imperio del sol y este nuevo ciclo catastrófico, y dota a estas obras de una continuidad que no apreciaríamos si las analizásemos por separado, puesto que incide (tal vez con mayor acierto literario y claridad expositiva) en las premisas fundamentales de las obras citadas: el fin de la infancia y la certeza de que el eslabón más débil, lo que precipitará el final de la civilización, es el factor humano.

--------------------

En la II Jornada de Ciencia Ficción de Valdeavellano de Tera (de la que hablaré en cuanto tenga fotos) me hinché a recomendárselo a buenos lectores de Ballard que aún no la han leído, lo cual puede hacer una idea de lo inadvertida que pasó esta obra, por la sencilla razón de que no fue publicada en Minotauro, sino en la colección de bolsillo de Planeta, y para más inri bajo la etiqueta de novela policíaca. Lo cual no hace sino confirmar que nos estamos perdiendo buena parte de los libros que nos interesan, por la sencilla razón de que no sabemos dónde buscarlos.
Si os gusta Ballard, este libro es prácticamente obligatorio. Bien es cierto que no llega al nivel de El mundo sumergido, El mundo de cristal, Crash o Playa terminal, pero es uno de los Ballard importantes.


Etiquetas: , ,

viernes, 4 de mayo de 2007

Allons héros de la patrie

El domingo se acercan las elecciones presidenciales francesas y, pese a que se trata de un asunto de política interna de nuestros civilizadísimos vecinos, uno no deja de sentir la incómoda sensación de que todos nos jugamos muchas cosas. Pese a que Segolene Royal le ha recortado votos, parece que está cantada la victoria de un señor como Sarkozy, que ha hecho gala de una prepotencia no excesivamente compatible con la democracia, y que tiene un programa electoral en materia social, de orden público y de inmigración un tanto escandaloso; de hecho, el que Sarkozy haya captado a los votantes de Le Pen (pese a que este ha abogado por la abstención en la segunda vuelta que se celebra el domingo) no hace sino confirmar algo que no hace falta ser muy listo para apreciar a simple vista: se trata de un elemento cercano a la ultraderecha. Y si en Francia están así, mal nos va a ir al resto de Europa. Francia, ya se sabe, es un modelo para todos. En lo bueno y, me temo, en lo malo.
Pero claro, no sé si la propuesta de Sarkozy es justo lo que necesitan los franceses, ni si la izquierda francesa tiene que reformularse, o si la aparición de un tercero en discordia (el centrista Bayrou) le resta votos a la izquierda: carezco del conocimiento suficiente de la política interna de Francia. Sólo sé lo que votaría y lo que no votaría en un supuesto hipotético en el que fuera un ciudadano de aquel país y tuviera que ir a las urnas este domingo. No sé qué se siente al participar en unas elecciones para presidente de la República, ni cómo debe de sentar ejercer democráticamente el derecho a elegir a mi jefe de Estado; me temo que nunca llegaré a saberlo, aunque no pierdo la esperanza. De modo que me distraigo pensando en hipótesis como esta.
De todos modos, hay otro elemento, aparte del marcado autoritarismo de Sarkozy, que me llama la atención y hace que mire con recelo su casi segura elección.

Mirad este carte. ¿No os recuerda un poco a este otro?

Yo no digo nada. El tiempo lo dirá, en cualquier caso. Espero, al menos, que Sarkozy tenga un hermano pequeño a quien acudir en caso de que Linderman-Chirac se ponga estupendo.
Ahora, todos juntos: Yataaaaiiii.

Este fin de semana andaré por tierras sorianas. A pasarlo bien, y ya informaremos acerca de la jornada cienciaficcionera de Valdeavellano de Tera.

Etiquetas: , , ,

miércoles, 2 de mayo de 2007

Librero por un día

Pues al final sobreviví al Día del Libro, aunque haya tardado una semana larga en ponerme a escribir sobre la experiencia.
Para empezar, no es lo mismo hacer el Sant Jordi en la parada de una librería de tamaño medio que en la de una librería grande como Excellence.
Los años montando la parada en la Rambla para Gigamesh me han dado una experiencia útil e imprescindible para salir airoso del empeño y no agobiarme por chorradas: estaba preparado para prácticamente todas las contingencias que se presentaron. En ese sentido, haber trabajado (aunque sea durante un día al año) en una librería pequeña es una escuela insustituible para trabajar en una librería grande.
El sábado por la mañana no hubo mucho negocio, y básicamente consistió en una toma de contacto con el género. Como toda librería especializada, Excellence congrega a un público muy entendido en lo suyo, y no puedes darles largas. Así que los cuatro temporeros que íbamos a trabajar en Sant Jordi (Mireia, Cristina, Jordi y yo) estuvimos familiarizándonos con las estanterías de la librería, con los títulos que se pueden encontrar, con la forma de funcionar interna y con el siempre delicado asunto de envolver libros para regalo sin mancharse demasiado los dedos con purpurina.
En resumen: el mayor pico de estrés del sábado no lo tuve en la librería, sino en el Salón del Cómic.
El lunes fue otra cosa. Acostumbrado a montar una parada junto con otras dos o tres personas, y a colocar los expositores sin límite de tiempo (si se abre a las diez, se abre a las diez; si se abre a las once, pues a las once), esto fue una puta locura. Estábamos desde las siete de la mañana montando la parada. Como novedad con respecto a lo que había vivido hasta entonces, esta parada consistía en diez mesas repletas de género (hubo mucho material que no se pudo colocar) y cubiertas con unos toldos, con lo que no hubo lugar para las incómodas insolaciones y quemaduras características de los días de Sant Jordi en que el sol brilla. (Ni para quedarse hecho una sopa, si hubiera sido uno de esos tradicionales Sant Jordi en que cae chaparrón.)
Así pues, a las nueve y media la parada ya estaba montada, y empezamos a vender libros. En principio, me tocó estar junto a Alberto en la sección de narrativa, que ocupaba un espacio mayor del habitual en la librería.
Una locura, insisto. En Gigamesh había picos de aburrimiento a última hora de la mañana y primera hora de la tarde. Aquí alcanzamos el pico de máxima actividad de Gigamesh a eso de la una del mediodía, y de ahí para arriba. Menos mal que los descansos estaban muy bien organizados, con dos pausas de media hora cada una, para el desayuno y la merienda, y otra de una hora, para el almuerzo.
Ni pude ver a los autores que estaban firmando libros. A Jorge Bucay, porque no me interesaba; a Alejandro Jodorowski, porque al final se puso malito y no pudo asistir; a los demás, porque no tuve tiempo ni para ir a mear.
No obstante lo cual, hablé algo con quienes se acercaron a visitarme.
A media mañana, Joan Antón, que me sacó dos fotos cojonudas, claramente por encima del modelo.



Incluso conseguí que se llevara algún libro. La cara de emoción de Aina al verme llegar a caja con cuatro libros cuatro fue todo un poema.
Porque esa es otra: las cuentas no se hacen de cabeza, y de ahí a apuntarlas a la agenda, sino con tres terminales conectados al ordenador de la librería. Un adelanto, pero también una lástima, por aquello de que ya me había acostumbrado de otros años a calcular el diez por ciento.
El pago con tarjeta de crédito es otra historia. Falló más que una escopeta de feria, pero por lo menos funcionaba.
Por la tarde se sucedieron las visitas, casi todas de compañeros del máster que se acercaban a vernos a Alberto y a mí: María José y Mónica; Deborah; Arnau; Anna. También se acercó Helena. Y me queda la duda de quién más pudo haberse acercado en momentos en que iba de cabeza, o estaba reponiendo libros.
¿Qué se vendió? Como estaba en la parte de narrativa, no puedo responder qué tal fueron los libros de Eduard Punset y Sebastiá Serrano, que por lo visto fueron los más vendidos. Sólo sé que me hinché a vender La ciutat sense temps, de Enrique Moriel (y la versión en castellano, cuando se nos terminó la catalana); La clau Gaudí; La catedral del mar; la última de Matilde Asensi; la última de Almudena Grandes; la ultima de Julia Navarro y poco más. De Lucía Etxebarría vendimos poca cosa, en comparación con lo que esperábamos. Muchas peticiones de El pont dels jueus. Y, en el sector en el que estaba yo, volaron los Roberto Bolaño, Haruki Murakami, Paul Auster y (este, por empeño personal) El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon.
Más peticiones de títulos en catalán que ejemplares disponibles. Por lo visto, ha sido la tónica de este Sant Jordi.
Anécdotas, las habituales. Las viejecitas que piden puntos de libro. Los padres que buscan libros para sus hijos que no leen (recomendación infalible: Buenafuente), sus hijas que leen mucho, "pero que no sea de extraterrestres" (recomendación infalible: A sangre fría, de Truman Capote, así, con un par) y los clientes que no saben ni lo que quieren pero a quienes tienes que ir sacándoles información con tenazas.
Después, a desmontar el chiringuito, desde las diez hasta las once y media de la noche, y con momentos críticos, cajas que se desfondan, amagos de apoplejía debido al calor reinante en el almacén (aquello era Mordor) y, en resumen, con muchas ganas de hacer ejercicio.
El día terminó, sobrevivimos, los libros se vendieron, y hasta el año que viene. Espero.

Ha sido, en resumen, una experiencia

Etiquetas: , ,