jueves, 15 de febrero de 2007

Soluciones al meme mentiroso, pornográficamente emocional... y despistado hasta decir basta

Estos días llevo un lío de la hostia, entre las prácticas editoriales, el máster, algún apañillo que me ha salido por ahí y la pretensión de llevar una vida hogareña, y, claro, el blog se está resintiendo. Tenedme mucha paciencia, porque a partir de ahora es previsible que reduzca el ritmo a una o dos actualizaciones semanales. Avisaos estais. Sed fuertes.
También está la cuestión de que actualizo a toda prisa y sin fijarme en lo que escribo, y a veces se me cuelan pifias del quince, o no puedo sacarle todo el jugo que quisiera a los asuntos que abordo. Nada que no se solucione dejando reposar las entradas del blog, como hacía al principio.
Todo ello se nota en detalles tan elementales como el último meme que colgué en el blog. En teoría, consistía en colgar cinco afirmaciones verdaderas y cinco falsas, y dejar que lo lectores juzgárais cuáles eran cuáles.
Pues bien: no sólo tardo dos semanas en responder, sino que encima hago mal el meme cuyas soluciones vengo a colgar. Resulta que, al hacer balance, mientras preparaba esta entrada, me he dado cuenta de que colgué seis verdades y cuatro mentiras. Podría quedar como un señor e invertir una de las mentiras, amparándome en que todo el meme estaba redactado de una manera tan sibilina que, incluso en las mentiras, todo lo que contaba tenía la suficiente parte de verdad como para que cualquiera que me conozca se quedara pensando dónde la estaba metiendo doblada. Pero soy bueno y responderé las cosas como son... o creo que son. Igual soy yo el que se equivoca, que pudiera ser: nunca permitas que la realidad te estropee una buena historia, y todas esas cosas que se dicen.
A lo que íbamos. Las respuestas del meme son:

1. En mi infancia era un portento jugando al ajedrez. Recuerdo haberle dado jaque mate en seis movimientos a un monitor en un campamento.

Mentira podrida. Soy un verdadero paquete jugando al ajedrez (a cualquier juego, en general) y, de hecho, el jaque mate en seis movimientos me lo dio un chaval de nueve años en el campamento de CC.OO. del que fui monitor, allá por 1988. Humillante.

2. Estuve a punto de formar un grupo de rap con José María Faraldo, hoy más conocido por ser el traductor de Andrzej Sapkowski. Teníamos el nombre ideal: Falta de Fluido Eléctrico, como homenaje a la excusa más repetida por el servicio de megafonía de los Cercanías de Madrid para justificar los retrasos de los trenes que iban a la Autónoma.

Completamente cierto, palabra por palabra. Mira que he buscado las letras, en Madrid y en Barcelona, pero no las encuentro. En cuanto lo haga, las cuelgo en el blog, palabrita.

3. Tengo un oscuro pasado franquista (...) me apuntaron en la OJE (Organización Juvenil Española), heredera del Frente de Juventudes y la Sección Femenina.

Verdad verdadera, tal como lo cuento. Aquí, ¿veis?, sí me da corte colgar mis fotos de arquero, con el estandarte de la escuadra Aviación Española. Tal vez, cuando sea mayor y quiera ir de Gunther Grass por la vida... Que tampoco es que me avergüence: de todo se aprende en esta vida. Y los campamentos estaban bien, y de paso me ahorré hacer la mili.

4. No obstante, en la OJE no consiguieron cambiar mi ideología política, y hete aquí que pasaron los años, e incluso entré a militar en asociaciones universitarias relacionadas con las Juventudes Comunistas de España. (...) Me matriculé en la Asociación de Amistad España-URSS.

Verdad de la buena. Estudié cuatro años de ruso, y el caso es que de vez en cuando intento hablarlo, para no perderlo; sin mucho éxito, pero por lo menos me da para tener una conversación elemental. Sapkowski puede dar fe: tanto en la BarnaCon 2002 como en Gadir 2K4 charlamos un poquito en ruso. El caso es que me ha venido bien para las prácticas, porque esta semana estamos planteándonos la viabilidad de editar algunos diccionarios de ruso, y mira, les he venido muy bien.
Lo de la militancia comunista también es cierto. Lo tengo muy abandonado y me limito a ser votante, por aquello de no pertenecer a un partido que me admitiese como afiliado. Marxista por la vena Karl y la vena Groucho.

5. Pese a ser indio hasta la médula, no soy socio del Atleti, ni estoy abonado, pero intento ver a mi equipo siempre que viene a jugar al Camp Nou.

Mentira pútrida. Soy más indio que la hostia, pero me da pereza ir a ver el fútbol. Al Camp Nou sólo he entrado para ver un Catalunya-Brasil y el concierto de U2. Y al Calderón, tres cuartos de lo mismo: un Atlético de Madrid-Sevilla, cuando Polster y Rodax, y unos cuantos conciertos: Rolling Stones, Prince y Bruce Springsteen.
Eso sí, es cierto que desde mi casa se oyen los partidos del Camp Nou como si estuvieras ahí dentro. Siempre sabes cuántos goles mete el Barça, aunque no sepas cómo ha acabado el partido.

6. Me encantan los gatos, pero les tengo alergia. Es ver un gato y echarme a estornudar, lo cual es una pena, porque, como digo, los gatos me gustan mucho, y muchos de mis mejores amigos tienen gatos y me acerco a ellos, me utilizan como muñidor con sus uñitas, y termino con estornuderas o erupciones sin límite.

Verdad. Me da pena, porque quiero mucho a Atrix, y es cierto que me gusta juguetear con los gatos, pero acabo fatal cuando paso más de una hora en un ambiente gatuno. Qué le vamos a hacer.

7. Aunque soy remiso a cocinar, cuando me pongo, me salen cosas cojonudas. Por ejemplo, preparo una fideuá del copón, sólo fideos y all i oli.

Mentira, aunque cada vez menos. En las casas de la calle Valencia y la avenida de Madrid se las veían y se las deseaban para que cocinara algo. El caso es que si me pongo se puede comer, y mi cocina de supervivencia tiene un paso. Cristina está contribuyendo a que esta afirmación se convierta poco a poco en verdadera, pero de momento es mentira. Eso sí, hace dos sábados me salió una tarta de pasas que te ídem: en teoría, empecé ayudando a Cristina, pero terminé haciéndola yo toda. Y quedó bien. Hay testigos.

8. Tengo casi todos los Nueva Dimensión. Para quienes no sepáis mucho de ciencia ficción, Nueva Dimensión (en adelante, ND) es LA revista del género, al menos en España.

Otra mentira asín de grande. Otra cosa es que me haya leído un montón de ND, pero apenas tendré una veintena. Nunca me planteé coleccionarlas cuando podía (en los Vips y la Cuesta de Moyano estaban a precios de risa a finales de los ochenta), y cuando me apeteció hacerlo tenían unos precios de escándalo. Total, que es una de mis grandes lagunas cienciaficcioneras. Aunque, insisto, me haya leído lo más interesante que editaron.
La colección de libros de ND es otra cosa. De esos sí tengo bastantes, y en buena medida empecé en esto por culpa de las dos recopilaciones de Robert Sheckley, aunque, por ejemplo, me falta King Kong Blues, de Sam J. Lunwall, que me apetece bastante.

9. Soy muy maniático, eso ya lo sabéis. Y una de mis manías inconmovibles, por las que no pasa el tiempo, está relacionada con el desayuno y la merienda: cuando tomo leche con galletas, siempre tomo once (11) galletas, ni una más ni una menos.

Verdad. Es que soy muy maniático, qué le vamos a hacer. Es una manía que heredé de mi hermano Pablo. No comer once galletas con la leche, sino echarle galletas indiscriminadamente a la leche. También merendaba un potingue de crema de cereales con Colacao, que estaba rico y todo, pero nunca se me ocurrió heredar esa costumbre. Todo tiene un límite.

10. Reconozco una debilidad incondicional e irracional por María Dolores Pradera, con o sin Los Sabandeños. Aunque no tenga voz, su estilo es tremendo, y "Amarraditos" es una de mis canciones favoritas de todos los tiempos. Cantada por ella, se entiende.

Pues es cierto. Me estoy echando a perder, o será que crecí con aquella música, además de la que realmente me parece de primera división, esos Radio Futura o Rolling Stones. Por aquí hay quien puede atestiguar que en ocasiones he llevado muy lejos mis coqueteos con la música petarda. Incluso he llegado a cantar el "Porrompompero" a las tantas de la noche, subiendo por la Gran Vía madrileña... y en estado de sobriedad absoluta. (No es descartable que en aquel momento me poseyera el espíritu de Manolo Escobar, por más que siga vivo.)
Aunque no tenga mucho que ver, el otro día dejé ojipláticos a algunos compañeros de máster cuando me puse a cantar "Heroína" y "Papa, no le pegues a la mama", ambas de Los Chichos.

Lo dicho: seis verdades y cuatro mentiras. No sé en qué estaría pensando cuando lo escribí. Total, como soy de letras...

Etiquetas:

8 Comments:

Blogger Cristina López said...

Y quedó bien. Hay testigos.

A menos que mi masa corporal te induzca a pensar que valgo por dos (o más), sólo había un testigo :p
Ahora que ya has hecho la prueba de fuego, y superado con éxito*, cuidadito con la que se te avecina...este finde tarta de dos chocolates, ¿verdad? ¿verdad? :DDDD


* Por éxito se entiende no quemar la cocina, no sus vayáis a creer otra cosa... :DDDDDDDDDDD

15 de febrero de 2007, 18:13  
Anonymous manu o.e.g.c. said...

Eres la ostia, peaso trolero.

Ah, será difícil ser fuerte ante tu obligada ausencia, fiufiu.

15 de febrero de 2007, 20:24  
Anonymous Yo said...

Grrrrrrr

Bueno, pos tampoco lo hice tan mal, eh? eh? eh? eh???

:-)

B77, wapo stresao!

16 de febrero de 2007, 1:33  
Blogger Batz said...

Bien por sacarme de la duda =)
Mira que no podía dormir de la angustia, jajajaj... kidding!
Ruso eh, buena onda..

16 de febrero de 2007, 3:18  
Blogger Juanma said...

menos que mi masa corporal te induzca a pensar que valgo por dos (o más), sólo había un testigo :p

Pero eso era antes de que nos comiéramos la tarta. A partir de entonces, el índice de masa corporal de los habitantes de la casa creció exponencialmente. :-P

Por éxito se entiende no quemar la cocina, no sus vayáis a creer otra cosa

Luego querrás que haga pudin de chocolate blanco... XDDDDDD

16 de febrero de 2007, 17:36  
Blogger Juanma said...

Yo (o sea, tú):

Bueno, pos tampoco lo hice tan mal, eh? eh? eh? eh???

Pues de las que más acertaron, sí. :-)))

Pero fallar lo de mi punto petardo... tch, tch, tch... como si no hubiéramos recopilao petardadas para eventos petardos... :-P

:-****

16 de febrero de 2007, 17:38  
Anonymous Anónima de las 9:59 said...

Por fin se aclaran los misterios... A mí me engañaste con los ND.

Lo de Mª Dolores Pradera en cambio no coló... lorailo, lorailooo... Todos tenemos un lado oscuro alimentado por Los Chichos, Mª Dolores Pradera, zarzuelas varias, alguna ranchera, Paloma San Basilio. Ay, Diooossss.

19 de febrero de 2007, 9:03  
Blogger Juanma said...

¿Paloma San Basilio? Bueeeno, tal vez en karaokeees. ;-P

Posí, todos tenemos nuestro lado petardo hortera, sí. :-)

:-***

19 de febrero de 2007, 15:44  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home